Obama se afloja la corbata y le ofrecen marihuana durante gira por Denver

El presidente convivió con algunos habitantes, comió pizza, tomó cerveza y hasta le ofrecieron marihuana en su gira por el oeste del país
Hacen fila para comprar cannabis en Colorado
Ed Payne y Gabe LaMonica
Autor: Ed Payne y Gabe LaMonica
(Reuters) -

"¿Quieres probar de esto?”, fue la pregunta que un hombre le hizo al presidente Barack Obama en un bar en Denver la noche del martes. El presidente se echó a reír, pero tampoco se negó.

Esta no es la única vez que Obama es tentado a probar la marihuana a deshoras, situación que aparentemente se dio el martes en Colorado, que recientemente legalizó la marihuana recreativa.

El hombre publicó el diálogo con el presidente en Instagram, para que el mundo lo viera.

Obama ha admitido que fumó marihuana cuando era joven. Era un miembro activo de un grupo en la escuela secundaria que perfeccionó todo tipo de técnicas para usar drogas.

El presidente ha dicho en discursos más serios que aquellos tiempos tomó "malas decisiones" sin tener en cuenta "el daño que podía hacer", como lo dijo recientemente.

La tarde del martes, la caravana presidencial pasó junto a un hombre barbudo con un cartel que decía: “marihuana gratis para Obama". Otro cartel afuera de un dispensario de marihuana ofreció lo mismo. La caravana no se detuvo.

Y Obama, curioso frente a las ofertas, no parecía arruinar la diversión.

En la noche, el presidente acudió con su equipo y el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, a un bar al que acudía el mandatario a, bueno, hacer las cosas que haces en los bares.

"¿Viste cuántas bolas todavía tiene él en la mesa?", bromeó el presidente después de un juego de billar. Hickenlooper tenía cinco, mientras que el presidente ya iba por la ocho.

El dueño del bar se ofreció a comprar el presidente una cerveza. "Es demasiado tarde, hombre. Acabo de recibir una", dijo Obama.

Pero la noche tuvo su pausa entre tanta jovialidad.

Una mujer se detuvo ante el presidente, y le dijo que su hermano murió en Afganistán hace cuatro años.

Obama le dio a Kalynne May Arrick, de Tyler, Texas, una moneda que por lo general lleva para los veteranos con los que se encuentra. Su hermano, el sargento de la Marina Kenneth May, fue asesinado en Afganistán en 2010.

"Lo siento mucho", le dijo a Arrick, abrazándola después.

El presidente raramente saluda y se sale del libreto. En el momento en que Obama se sentó a comer un trozo de pizza con la gente que le había escrito cartas, el presidente se aflojó la corbata azul y se arremangó la camisa.

Un maestro, un matrimonio propietario de un pequeño negocio, un estudiante universitario y un trabajador de una tienda de muebles le dijeron a Obama que se sentara en la cabecera de una mesa.

"¿Dónde me quieren?", preguntó el presidente. "Justo en la cabecera", le respondieron. "¡Oh Dios mío, eso es tan formal".

Más tarde, Obama caminaba por las calles del centro de Denver, dando golpes de puño, estrechando manos y palmadas en la espalda,. Se negó a participar en una selfie y resistió la celebración de un lindo bebé.

Pero él se encontró después dando la mano a un hombre con una máscara de caballo.

"Un espectador llevaba una cabeza de caballo grande", dijeron los reporteros presidenciales, "pero no está claro cuál es el mensaje que esperaba transmitir".

Obama también se detuvo a hablar con un padre y un hijo. El muchacho dijo que él era un skater. "Veo que tienes un poco de costra aquí", dijo el presidente. "Te has rascado un poco. Eso está bien. Si tienes 10 años y no tienes una costra, no te estás divirtiendo".

El presidente terminó la noche con una foto a un lado de la estatua de un gorila, y estaba de vuelta en su hotel a las 21:00 horas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El martes fue solo la primera noche de una gira de tres días. Obama está llevando a cabo una recaudación de fondos para el senador Mark Udall este miércoles y dará un discurso sobre economía para promover sus políticas de ayuda a los trabajadores.

Luego se irá a Texas, que ha sido el centro de un combate político entre él y el gobernador Rick Perry sobre los niños inmigrantes que cruzan la frontera. 

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×