Obama, atrapado en la controversia por no acudir a la frontera con México

Las críticas son por la decisión del presidente estadounidense de no acudir al lugar donde ocurre un problema migratorio de menores
El presidente de Estados Unidos Barack Obama en una rueda de prensa en Dallas, Texas, el miércoles
El presidente de Estados Unidos Barack Obama en una rueda de  El presidente de Estados Unidos Barack Obama en una rueda de prensa en Dallas, Texas, el miércoles
Autor: Jim Acosta
(Reuters) -

Si lo hace, lo critican, y si no, también.

Esa es esencialmente la explicación de la Casa Blanca del por qué el presidente Obama prefirió no realizar una visita a la frontera sur durante su viaje a Texas esta semana.

Funcionarios frustrados de la Casa Blanca han argumentado en privado que los republicanos en el Congreso hubieran criticado al presidente si hubiera decidido observar de primera mano la crisis en la frontera.

“No estoy interesado en tomarme una foto. Estoy interesado en resolver el problema”, comentó Obama, en respuesta por la indignación de su itinerario en Texas.

En lugar de ver personalmente la “situación humanitaria”, como describe la Casa Blanca a la emergencia en la frontera, el presidente escogió añadir un breve encuentro sobre el problema con el gobernador de Texas Rick Perry y otros funcionarios electos, el miércoles en Dallas.

“Y aquellos que dicen que debo visitar la frontera, cuando les preguntas qué deberíamos estar haciendo, nos dan sugerencias que están plasmadas en la legislación que ya enviamos al Congreso”, le dijo el presidente a los reporteros.

Los republicanos han generado críticas sobre la decisión de la Casa Blanca de no acudir a realizar una visita a la frontera, y en su lugar mantener un calendario extensivo de recaudación de fondos, como un ejemplo de un presidente desvinculado y fuera de momento.

“El problema habla por sí mismo cuando el presidente, que prefiere reunirse con los donadores de campañas y otros simpatizantes políticos, decide no tener ninguna interacción con aquellos que están directamente afectados por sus políticas fallidas”, dijo el senador republicano de Texas, John Cornyn.

Pero un funcionario de la Casa Blanca notó cómo la oficina de Cornyn había aprovechado un viaje de Obama a la frontera para dar un discurso sobre la reforma migratoria en 2011.

“Lo que está buscando el senador Cornyn no lo va a dar el presidente Obama con otro discurso o fotografía, y eso es liderazgo presidencial. Las palabras importan poco cuando no hay acción”, dijo Kevin McLaughlin, un vocero de Cornyn días antes del discurso del presidente estadounidense en la frontera, en 2011.

Los críticos republicanos todavía se quejan de algunos de los comentarios que hizo Obama hace tres años, en el Memorial de la Nación Chamizal, en El Paso.

“Sabes, ellos dijeron que necesitábamos triplicar la Patrulla Fronteriza. O ahora ellos van a decir que necesitamos cuadruplicar la Patrulla Fronteriza”, dijo Obama en ese momento sobre las críticas republicanas.

“O quieren una barda más alta. Quizás necesiten una fosa. Quizás quieran cocodrilos en la fosa. Nunca estarán satisfechos”.

Un viaje a la frontera esta semana, según comentó un funcionario de la Casa Blanca, quizás hubiera generado más comentarios similares de parte de los republicanos.

Lo que los asesores del presidente aparentemente no anticipaban fue el surgimiento de varias críticas de los demócratas.

“Me molesta. Desearía que el presidente de Estados Unidos acudiera a la frontera”, dijo el miércoles Luis Gutierrez, un demócrata de Illinois, al programa de CNN Crossfire.

Pero un funcionario de la Casa Blanca dijo que los asesores políticos del presidente no están decepcionados por las críticas de los compañeros del partido político de Obama. El funcionario reconoció que el problema que enfrentan decenas de miles de menores de Centro América, por un limbo migratorio que hace que los ánimos se exacerben.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un viaje a la frontera en las próximas semanas por parte del mandatario no se ha descartado, comentó otro funcionario.

Los funcionarios de la Casa Blanca notaron que otros funcionarios de alto nivel han realizado varias visitas a la frontera. El Secretario de Seguridad Interior Jeh Johnson realizará el viernes su sexta visita a la frontera.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×