El gobernador de Texas envía 1,000 guardias para reforzar la frontera

Rick Perry aumentará la seguridad en el perímetro con México en medio de la crisis humanitaria por la llegada de niños indocumentados
EU deporta al primer grupo de inmigrantes
Autor: Leigh Ann Caldwell
(Reuters) -

El gobernador de Texas, Rick Perry, enviará 1,000 soldados de la Guardia Nacional para fortalecer la seguridad en la frontera de Estados Unidos con México, donde decenas de miles de menores no acompañados procedentes de América Central han intentado llegar al país en una situación calificada como crisis humanitaria.

Perry también pedirá al presidente Barack Obama y al Congreso contratar unos 3,000 agentes adicionales para la patrulla fronteriza en la frontera de Texas, que eventualmente sustituirían a los guardias temporales, según una fuente con conocimiento de sus planes.

El gobernador hizo el anuncio este lunes, que denominó Operación Fuerte Seguridad, en Austin, capital de Texas.

Texas ha recibido a la mayoría de los niños migrantes, en especial en la región de Río Grande, y el gobernador Perry ha pedido reiteradamente al gobierno federal el despliegue de la Guardia Nacional.

“No me quedaré de brazos cruzados”, dijo Perry. “El precio de no hacer nada es muy alto”.

Tras una reunión con Perry en Texas a principios de este mes, Obama dijo que estaba abierto a la idea, pero más bien se centraría en una solución permanente a la crisis que ha desbordado a los servicios fronterizos y provoca consecuencias políticas a nivel nacional.

El sector de Río Grande, donde la mayoría de los niños migrantes se están entregando por sí mismos a la patrulla fronteriza, tiene un gran número de agentes, pero también es la frontera más grande.

Actualmente cuenta con 3,000 agentes de la patrulla fronteriza que cubren 512 kilómetros de tierra y unos 400 kilómetros de agua, lo que equivale a 3.2 agentes por kilómetro.

Tanto Perry como Obama tienen la autoridad para desplegar tropas de la Guardia Nacional, pero quien lo autorice tiene que cubrir el costo. Si Perry sigue adelante, el estado de Texas tendrá que pagar.

Perry ha sido un claro defensor de la seguridad de la frontera desde que comenzó la afluencia de inmigrantes.

El potencial candidato presidencial para 2016 ha utilizado el tema para rehacer su imagen en materia de inmigración. Su anterior campaña por la Casa Blanca fue paralizada en parte debido a una ley que firmó para dar a los niños de inmigrantes indocumentados en el estado una matrícula universitaria.

Obama pidió 3,700 millones de dólares en fondos de emergencia para hacer frente a la afluencia de niños inmigrantes, propuesta que no ha ganado muchos adeptos en el Congreso. Incluye dinero para fortificar la frontera.

Los recursos para la seguridad fronteriza han aumentado constantemente: Más de 18,000 agentes patrullaban la frontera en 2013 en comparación con 10,000 en 2002.

Activistas han protestado en la frontera para exigir una deportación inmediata de los migrantes.

Pero el número de menores que cruzan la frontera se ha incrementado dramáticamente. Casi 60,000 han llegado desde octubre, en comparación con 38,000 en todo 2013 y 29,400 en 2012.

Ahora ve
Mexicanos hacen frente a las pérdidas que les dejó el sismo del 19 de septiembre
No te pierdas
×