Holanda exige a los prorrusos la entrega de los cuerpos del vuelo MH17

Holanda y Australia enviaron personal a Ucrania para apoyar en las labores de búsqueda y el aseguramiento de la zona del accidente
prorrusos
Malaysia Airlines, vuelo MH17, prorrusos  prorrusos
Jethro Mullen, Jason Hanna y Alan Duke
Autor: Jethro Mullen, Jason Hanna y Alan Duke
(Reuters) -

Holanda redoblará esfuerzos para tratar de asegurarse de que los restos de todas las víctimas del derribo del vuelo 17 de Malaysia Airlines regresen a casa, dijo el primer ministro de Holanda a CNN.

Se han transferido en tren más de 200 bolsas con restos humanos desde el sitio del accidente en el este de Ucrania, región asolada por la guerra. Sin embargo, las autoridades dicen que no se sabe de cuántas personas sean los restos contenidos en las bolsas y advirtieron que es probable que aún haya cuerpos en la zona del accidente.

"Redoblaremos nuestros esfuerzos para llevar a casa a todas las víctimas de este desastre, dijo el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, en entrevista con Anderson Cooper, de CNN. "Enviaremos al sitio del accidente a una gran cantidad de personas de Holanda —expertos, expertos en medicina legal, gente que trabaja para la policía y que está capacitada para hacer esta clase de trabajo".

Dijo que las autoridades holandesas empezarían a trabajar el viernes y que a partir del domingo tendrían unas 50 personas en el lugar. Había 193 ciudadanos holandeses entre las 298 personas que viajaban en el vuelo 17 y ninguna sobrevivió.

'Quiero llegar al fondo de esto'

El gobierno ucraniano, los rebeldes prorrusos y las autoridades rusas y estadounidenses siguen repartiendo culpas sobre el derribo del jet.

Se sospecha que un misil tierra-aire derribó la semana pasada al vuelo 17 cuando sobrevolaba el este de Ucrania, región en la que los grupos de rebeldes prorrusos luchan contra las fuerzas del gobierno ucraniano. Los rebeldes negaron todas las acusaciones de que habían derribado al avión comercial con equipo que Rusia les suministró.

Rutte dijo a CNN que habló por teléfono seis veces con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, acerca de la situación, pero cuestionó el valor de las rondas constantes de acusaciones y contestaciones.

"Quiero llegar al fondo de esto", dijo. "No creo que lleve el proceso más allá ni que ayude a que el proceso avance si reparto culpas. Quiero basar esto en las pruebas que recabe nuestra comunidad de inteligencia y trabajaré muy de cerca con los estadounidenses y otras comunidades de inteligencia".

Tensiones en el sitio del accidente

Sin embargo, las tensiones y la confusión reinan en el sitio del accidente, que se localiza en una zona inestable que está bajo control de los rebeldes prorrusos a los que Estados Unidos acusa de derribar el avión.

Las autoridades acusaron que los rebeldes que controlan la zona del accidente obstaculizan a los trabajadores de recuperación en su labor de búsqueda de más cuerpos.

Sergey Bochkovskiy, líder de los Servicios Estatales de Emergencia de Ucrania, dijo el jueves que los "terroristas" cortaron el acceso a la zona luego de que un tren que llevaba restos humanos partiera de una estación cercana hacia la ciudad de Jarkov a principios de esta semana.

"Ustedes los llaman terroristas, nosotros los llamamos culpables porque no nos dan acceso a la zona", dijo Jan Tuinder, líder del equipo de la policía holandesa.

Los investigadores encuentran más restos del avión y cadáveres

Sin embargo, Phil Black, de CNN, formó parte de un pequeño equipo de funcionarios internacionales a quienes los rebeldes escoltaron el jueves hacia la zona en la que están los restos. Se trata de la mayor presencia internacional en la zona del accidente hasta ahora.

En el grupo había observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa e investigadores y diplomáticos de Malasia y Australia.

Los investigadores dijeron que estaban sorprendidos por la extensión del campo de escombros y de que una semana después del accidente no hubiera una zona de exclusión a su alrededor, de acuerdo con los observadores.

Black reportó que en ese momento parecía que no se estaban llevando a cabo labores de recuperación de cuerpos. El portavoz de la OSCE, Michael Bociurkiw, dijo que el grupo vio restos humanos entre los escombros por segundo día consecutivo.

Por primera vez, el equipo exploró más allá de los pastizales en donde cayó gran parte de los restos del avión.

Penetraron en un área densamente arbolada y encontraron restos pequeños esparcidos y el mayor trozo de fuselaje del MH17 que se ha descubierto hasta ahora.

Parecía que el bosque había amortiguado el impacto, ya que algunas de las ventanillas seguían intactas.

Australia enviará policías

Rutte dijo a CNN que Holanda busca "reconstruir nuestra capacidad en el sitio del accidente para recuperar los restos que faltan y, en la medida de lo posible, sus pertenencias".

Había 27 ciudadanos australianos a bordo del avión. El gobierno australiano señaló que envió 90 agentes de policía a Europa y enviará 100 más con la intención de incorporarlos al despliegue internacional para brindar seguridad en el sitio del accidente.

"Australia está a punto de completar un acuerdo con Ucrania para el despliegue de policías australianos, algunos podrían ir armados", dijo el primer ministro de Australia, Tony Abbott, en una conferencia de prensa este viernes.

"Queremos recuperar a nuestros muertos y llevarlos a casa", dijo.

Holanda señaló que enviará 40 policías militares no armados a Ucrania y que se espera que lleguen el sábado.

Sin embargo, persisten las dudas respecto a qué clase de acceso y control permitirán los rebeldes a los agentes extranjeros en la zona.

La canciller de Australia, Julie Bishop, dijo el viernes que los observadores de la OSCE dialogarían con los rebeldes para tratar de conseguir que los agentes de policía entren.

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×