La llegada de dos contagiados del virus de Ébola suscita temores en EU

Los expertos señalan que los voluntarios estadounidenses tendrán más oportunidades de sobrevivir si reciben tratamiento en Estados Unidos
La amenaza del ébola llega a Estados Unidos
Ben Brumfield y Chelsea Carter
Autor: Ben Brumfield y Chelsea Carter
ATLANTA (Reuters) -

Cuando un avión despegó de Georgia, Estados Unidos para recoger a dos misioneros estadounidenses que luchan por sobrevivir a la fiebre hemorrágica del ébola en el oeste de África, las redes sociales estadounidenses se llenaron de reacciones temerosas.

En muchas publicaciones se pedía que mantuvieran a los pacientes infectados fuera del país.

El avión médico transportará a Nancy Writebol y a Kent Brantley a un centro de tratamiento que se localiza cerca de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos en Atlanta.

Su condición empeora, según la organización benéfica cristiana Smaritan's Purse para la que ambos trabajan. Tendrán la mayor oportunidad de sobrevivir si regresan a Estados Unidos, dice el virólogo Charles Chiu, de la Universidad de California en San Francisco.

Si el avión los trae dentro del sistema de contención microbiana que se le instaló, será la primera vez en la que una persona infectada con ébola haya entrado a Estados Unidos.

Una conspiración extensa

La noticia generó reacciones que van de la inquietud a escenarios catastróficos estilo Hollywood y teorías de conspiración.

"Aunque respeto mucho a los trabajadores de Samaritan's Purse que tienen ébola, realmente no lo quiero cerca de Estados Unidos", tuiteó un usuario con la etiqueta #EbolaOutbreak.

Han surgido artículos y páginas en Facebook en las que afirman que se revelan secretos sobre el ébola que los lectores supuestamente no deberían saber… con el fin de proteger intereses clandestinos.

La preocupación por la propagación del virus del Ébola causó la cancelación de un partido de la Copa de África de Naciones.

Seychelles recibía a Sierra Leona en un partido de clasificación este sábado, pero los ministerios de Salud e Inmigración de la pequeña isla del Océano Índico impidieron la entrada al país de los jugadores visitantes.

Es prácticamente inevitable

La llegada de gente infectada con el virus es virtualmente inevitable a causa de la proliferación de los viajes aéreos internacionales diarios, de acuerdo con muchos expertos.

Los síntomas tardan un tiempo en presentarse, así que una persona infectada puede sentirse bien al abordar un avión y enfermar después de aterrizar.

Lee: Qué es y cómo se contagia el letal virus del Ébola

Si se detectara una infección, los profesionales de la salud occidentales contendrían rápidamente a los pacientes e impedirían la posible propagación del virus que, aunque es muy letal, afortunadamente no es muy contagioso.

El sistema de salud estadounidense está bien preparado para los pacientes de ébola, dicen los expertos.

"Creo que cualquier centro médico importante puede hacerse cargo de todos los pacientes de ébola", dijo el doctor William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt. "Tenemos salas de aislamiento que usamos todo el tiempo".

Estas salas de aislamiento se utilizan para los pacientes con sospecha de tuberculosis, SARS, síndrome respiratorio del Oriente Medio u otra enfermedad infecciosa. Schaffner dijo que no sería muy diferente para un paciente de ébola, aunque se podrían tomar precauciones más estrictas para asegurar que los trabajadores de atención de salud están siguiendo todos los protocolos. "Pero todo eso es de menor importancia en comparación con los ajustes que tiene que hacer durante la (temporada) de influenza, por ejemplo", dijo.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tienen estaciones de cuarentena en todo el país con personal las 24 horas y todos los días. Y la mayoría de los equipos de hospitales han sido alertados y están al acecho de los síntomas del ébola, dijo el doctor Eric Legome, jefe de medicina de emergencia en el Kings County Hospital en Nueva York. Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, diarrea y vómitos. Algunos pacientes tienen dificultad para respirar.

Se propaga lentamente

El brote actual en Guinea, Liberia y Sierra Leona es uno de los peores de los que se tienen registros, según la Organización Mundial de la Salud.

Ha habido más de 1,300 casos conocidos desde que el brote comenzó hace unos cinco meses, según Médicos Sin Fronteras. Han muerto más de 700 personas.

El virus se ha propagado a través de algunas de las comunidades más pobres del mundo ya que carecen de los conocimientos o de los medios para combatirlo o evitar que sus miembros se contagien.

Para contagiarse de ébola uno tiene que estar en contacto directo con los fluidos corporales de un enfermo: cosas como la saliva, los excrementos y la sangre.

Los síntomas iniciales del ébola se parecen a los de muchas enfermedades como el resfriado común: dolores de cabeza, fiebre, náuseas y diarrea; sin embargo, luego se presentan los dolores abdominales y el sangrado.

"Usualmente, la pérdida de sangre y de fluidos provoca una insuficiencia orgánica, así es como la mayoría de los pacientes sucumbe ante la enfermedad", dijo Chiu.

Aunque es inevitable que alguna persona infectada llegue a Estados Unidos, los expertos dicen que es igualmente improbable que Writebol o Brantley provoquen un brote en el país si es que llegan vivos a casa.

"El riesgo de transmisión secundaria —que ellos contagien a otros trabajadores de la salud en Estados Unidos o a otras personas en Estados Unidos— el riesgo es muy, muy bajo", dijo Chiu

La cápsula de aislamiento del avión se llama Sistema de Contención Biológica Aeromédica y parece una casa de campaña. Contiene varias capas de aislamiento para evitar que el paciente entre en contacto con alguien, incluso con sus cuidadores dentro de la cápsula.

A su llegada a Atlanta, transferirán al paciente a una sala especial de aislamiento separada de las zonas de pacientes en la Universidad Emory.

Llevarán a al menos uno de los misioneros a Emory, según informaron los directivos del hospital a Sanjay Gupta, de CNN.

Sanando a los sanadores

Brantly y Writebol se contagiaron de ébola mientras trabajaban para salvar la vida de los pacientes enfermos en Liberia.

No hay cura para la enfermedad. Sin embargo, los cuidadores pueden atender a los enfermos con la esperanza de que sobrevivan mientras el sistema inmunitario del cuerpo combate la enfermedad. La tasa de éxito del tratamiento en este brote es de alrededor del 45%.

Actualmente no hay vacunas para prevenir la propagación del ébola, pero se está trabajando en una.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) empezarán a hacer pruebas en humanos con una vacuna experimental contra el ébola en septiembre. Las pruebas en primates han sido exitosas.

Con información de Millicent Smith, Caleb Hellerman y Jason Hanna.

Ahora ve
Donald Trump otorga su primer perdón presidencial… a un pavo
No te pierdas
×