"Se nos está yendo el barco" para hacer negocios con África: Bill Clinton

El exmandatario estadounidense subrayó durante una cumbre en Washington la importancia de África como socio comercial
Bill Clinton sugiere un 'Plan México'
Autor: Dan Merica | Otra fuente: CNN

La gran mayoría de los líderes africanos están en Washington para asistir a una cumbre en la Casa Blanca en la que se abordará el futuro de su continente.

El expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, dijo el martes pasado que hacer negocios con las empresas africanas es "una oportunidad enorme para los negocios estadounidenses".

Clinton, quien moderó en el panel inaugural de la Cumbre de Líderes de Estados Unidos y África, dijo que aunque se cree que África necesita a Estados Unidos más de lo que Estados Unidos necesita a África, la realidad es que la comunidad empresarial estadounidense "necesita esta relación tanto o más que África y su comunidad empresarial".

"Se nos está yendo el barco", dijo Clinton. "Esta es una parte muy importante de nuestro futuro".

Los comentarios de Clinton son parte de un esfuerzo concertado de los líderes y los políticos estadounidenses para cortejar a la comunidad empresarial africana y para anunciar el progreso del continente en la cumbre.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha encabezado esa postura y dijo el viernes 1 de agosto a los reporteros que "es necesario entender la importancia que esto tiene para Estados Unidos".

Más tarde, agregó que África "es uno de los continentes en los que Estados Unidos es más popular y la gente siente verdadera afinidad por nuestro estilo de vida".

El acercamiento a África es más que una relación económica con Estados Unidos. Obama y otros funcionarios estadounidenses han dicho que Estados Unidos necesita ayudar a África a crecer y a beneficiarse del progreso constante.

En un editorial que se publicó el martes 5 de agosto en los periódicos del grupo McClatchy, Obama afirmó que Estados Unidos tiene la "obligación moral" de apoyar el progreso de África.

Aunque Obama reconoció que "millones de africanos siguen soportando la miseria diaria de la pobreza desoladora, los conflictos violentos y las injusticias del hambre y las enfermedades", escribió que Estados Unidos "no puede perder de vista la promesa extraordinaria de África".

"Así como África cambia, necesitamos cambiar la forma en la que percibimos al continente, dejar de lado los viejos estereotipos y responder al deseo de los africanos por una sociedad entre iguales, en la que los africanos dirijan su propio desarrollo", escribió Obama.

El esfuerzo se emprende en un momento estratégicamente importante para Estados Unidos ya que China ha importado grandes cantidades de petróleo y minerales del continente en los pasados 20 años.

En una entrevista que se publicó en el diario The Economist la semana pasada, Obama reconoció esa situación. La conferencia de esta semana es en parte un intento por contrarrestar la influencia creciente de China.

"Mi consejo para los líderes de África es que se aseguren de que si China está levantando puentes y construyendo caminos, primero que nada que contraten trabajadores africanos; segundo, que los caminos no solo lleven de la mina al puerto de Shanghái, sino que los gobierno africanos puedan determinar la forma en la que la infraestructura los beneficiará a largo plazo", dijo Obama a The Economist.

A pesar del tono positivo de la conferencia inaugural de Clinton —en la que los líderes empresariales anunciaron las oportunidades de inversión en África—, en la cumbre de esta semana también se han tocado algunos asuntos negativos.

El ébola ha matado a más de 700 personas en tres países de África: Guinea, Liberia y Sierra Leona. Las autoridades de salud de todo el mundo están preocupadas por que el brote de la letal enfermedad siga empeorando. Los líderes de dos países —Liberia y Sierra Leona— cancelaron su viaje a Washington a causa de la alerta de salud.

El brote de ébola también ha afectado la conferencia en un nivel práctico: los asistentes que tal vez se hayan expuesto al virus en su país de origen se están sometiendo a revisiones a su llegada a Estados Unidos.

En la conferencia también se planea abordar el creciente extremismo político en el continente africano, en donde los insurgentes han superado a algunas fuerzas gubernamentales y han levantado barreras considerables para la inversión.

Además de Clinton, Obama y el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, hablarán en la conferencia en el Hotel Mandarin Oriental en Washington D.C.

Con información de Kevin Liptak.

Ahora ve
Así es Oled TV W, la pantalla con la que LG quiere seducir a los mexicanos
No te pierdas
×