Atacar por aire a los extremistas en Iraq ¿por qué ahora?

El gobierno estadounidense señala que el objetivo es proteger al personal y los intereses nacionales y apoyar a los aliados de la región
Iraq militares ISIS ataque
Iraq militares ISIS ataque  Iraq militares ISIS ataque
Tom Cohen y Ben Brumfield
Autor: Tom Cohen y Ben Brumfield
(Reuters) -

¿Es la respuesta a un posible genocidio o una oportunidad para enfrentar a los extremistas sunitas que asolan Iraq?

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decidió autorizar la ejecución de ataques aéreos en Iraq, con lo que se incrementa la intervención militar en el país del que trató de salir hace más de dos años.

Los primeros ataques estadounidenses ocurrieron el viernes 8 de agosto: unos jets de combate F/A-18 bombardearon las baterías móviles de artillería del Estado Islámico, antes conocido como Estado Islámico en Iraq y Siria o ISIS.

Además de que la presidencia aseguró categóricamente a los estadounidenses que no habrá soldados estadounidenses en el terreno, dio argumentos convincentes para enfrentarse a la amenaza de ISIS.

1. Indicios de genocidio

Obama y la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos hablan de la posibilidad de genocidio y crímenes contra la humanidad si los combatientes de ISIS masacran a las minorías que huyen de ellos en el norte de Iraq.

En particular se habla de las decenas de miles de yazidíes —una minoría religiosa del norte— que han huido a las montañas, en donde carecen de alimentos y servicios y siguen siendo vulnerables a los ataques de ISIS.

"Conviértanse al islam o mueran" fue el ultimátum que ISIS dio a los cristianos cuando el grupo tomó Qaraqosh, la mayor ciudad yazidí.

Un alto funcionario estadounidense dijo que ISIS hace valer su amenaza al decapitar a la gente que tiene creencias religiosas diferentes y empala las cabezas para aterrorizar a los demás.

Los extremistas también publicaron videos de ejecuciones en internet.

La oleada de masacres por parte del Estado Islámico ha desplazado a cientos de miles de personas, especialmente en Mosul, la mayor ciudad de Iraq. También están atrapadas miles de familias yazidíes; dos aviones militares estadounidenses les arrojaron casi 5,000 litros de agua y 8,000 comidas el jueves 7 de agosto.

El secretario de Estado de Estados Unidos advirtió que "los actos violentos, grotescos y focalizados [del Estado Islámico] tienen todas las señales de alerta y las características del genocidio".

2. Proteger los intereses y el personal estadounidense

"Hacemos lo que sea necesario para proteger a nuestra gente", dijo Obama el jueves por la noche al anunciar que había autorizado los ataques. "Apoyamos a nuestros aliados cuando están en peligro".

Esos dos principios son, en resumen, las razones de sus actos.

Hay cientos de elementos militares en Iraq; muchos son asesores a los que enviaron para trabajar con las autoridades militares iraquíes y kurdas en respuesta a la amenaza de ISIS.

Docenas de ellos se encuentran en Irbil (la mayor ciudad de la región kurda), que se ha vuelto una de las regiones más estables en Iraq y coopera con Estados Unidos. El personal consular estadounidense también está allá.

Los primeros ataques aéreos estadounidenses hicieron blanco en la artillería del Estado Islámico a las afueras de Irbil.

Las autoridades kurdas señalaron que su fuerza de combate, los Peshmerga, pueden contener un avance de ISIS, pero los militantes tienen las armas que les quitaron a las fuerzas iraquíes en las zonas que ya tomaron y han arrebatado ciudades kurdas a los Peshmerga.

2. Enfrentar a los extremistas

Obama sigue presionando para encontrar una solución política a la situación en Iraq y agregó que la acción militar estadounidense no puede resolver el conflicto.

Pero cuando se le preguntó por qué Estados Unidos no había evacuado al personal estadounidense, un alto funcionario dijo que Estados Unidos tiene los medios para protegerlos y prefiere dejar las cosas en claro para el Estado Islámico.

Los críticos más duros en Washington están de acuerdo en que Estados Unidos no quiere otra guerra en Iraq, pero dicen que Estados Unidos puede hacer más.

"Degraden a ISIS" fue el pronunciamiento de los senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham. "Hay que detener su expansionismo inherente".

Sugieren que se recurra a una fórmula de ataque directo: armar a todos los aliados que combaten al Estado Islámico —incluso en Siria— y bombardear a sus líderes, sus tropas y sus posiciones, incluso en Siria.

El gobierno de Obama ha presionado a los iraquíes para que formen un nuevo gobierno con mayor representación de los musulmanes sunitas que el actual, a cargo del primer ministro Nuri al Maliki. Muchos musulmanes sunitas insatisfechos se han unido al Estado Islámico.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Casa Blanca quiere que luego las fuerzas armadas iraquíes lidien la amenaza.

Con información de Chelsea Carter.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×