Policías en Dakota son demandados por descarga eléctrica contra una niña

La abogada afirma que los elementos debieron haber recurrido a otras tácticas menos arriesgadas para controlar a la menor de 8 años
Papá de niña  Papá de niña
Mark Morgenstein
Autor: Mark Morgenstein
(Reuters) -

La policía le advirtió a la niña de ocho años que le dispararían con un Taser (arma eléctrica aturdidora). Segundos después llegaron los dardos del arma de electrochoque hacia el pecho de la niña de 32 kilos, según la demanda que la madre de la niña presentó.

"La potencia de la electricidad atravesó su cuerpo, la levantó y la arrojó contra una pared. Luego de que los agentes la aturdieran y la sometieran con el voltaje alto, arrancaron de su pecho los ganchos en forma de anzuelo del Taser, le dieron atención médica de emergencia, pusieron vendajes sobre los agujeros que habían dejado los ganchos afilados y llamaron a la ambulancia".

Los policías estaban en la casa para evitar que la niña se hiciera daño; la niñera los había llamado porque la niña tenía un cuchillo en la mano. Todas las partes coinciden en este punto, tanto la madre, Dawn Stenstrom, como los acusados: al ayuntamiento de Pierre, Dakota del Sur; su exjefe de Policía, Robert Grandpre, y los cuatro agentes que estaban en el lugar el 4 de octubre de 2013.

Sin embargo, difieren las opiniones sobre los actos de los agentes que acudieron a la escena.

La madre de la niña dice que los policías usaron "fuerza excesiva" al usar el Taser contra la niña. Sin embargo, Grandpree difirió y dijo a KSFY, filial de CNN, que la policía "posiblemente haya salvado la vida de la niña".

Como el juicio está en curso, el alcalde de Pierre, Laurie Gill, se negó a hacer comentarios el sábado 9 de agosto. El abogado de los acusados, Robert Anderson, dijo que "no haría comentarios sobre las características de un litigio que está en curso".

Tras dos meses de investigar por su cuenta, la División de Investigación Criminal de Dakota del Sur determinó en diciembre que el agente había actuado de forma adecuada.

"En vista de las circunstancias a las que se enfrentó el agente en ese momento y con base en lo que el reporte indica, parece que disparar el Taser fue la forma más viable de desactivar la situación", señaló en un comunicado Wendy Kloeppner, abogada que representa al condado de Hughes.

"Eso son patrañas", dijo la abogada de Stenstrom, Dana Hanna, a CNN el sábado.

"Cuatro agentes entrenados que rodearon a una niña indígena de ocho años y 32 kilos" debieron haber usado tácticas menos arriesgadas, dijo Hanna.

"Uno la distrae y el otro sujeta el brazo de la niña. Eso es lo que debieron haber hecho", dijo Hanna. "Tenía un cuchillo para pelar, pero no se había cortado. Era una niña haciendo un berrinche. Debieron intentar sujetar a la niña, no usar un arma para arrojarla contra una pared. El Taser no se diseñó para matar, pero sí mata. Mucha gente ha muerto luego de que los policías les dispararan con un Taser. Nunca debería usarse con un niño pequeño. Ella ciertamente no representaba un riesgo para los agentes".

"No culpo a la policía por estar allí porque los llamaron. Ellos estaban allí. Sin embargo, lo que ocurrió durante su estancia es lo que me molesta", dijo el padre de la niña, Bobby Jones, a la cadena KSFY poco después del incidente.

Uno de los agentes era instructor en el uso del Taser y otro era negociador de rehenes, reportó KSFY.

Grandpre declaró para KSFY en octubre de 2013 que la policía había usado Tasers en nueve ocasiones en los últimos dos años y que la niña, a la que se identifica en la demanda con las iniciales L.M.J.,  ha sido la más joven en recibir la descarga eléctrica.

"No creo que se deba disparar un Taser a los menores de ocho años en ninguna parte del mundo", dijo Jones.

Jones no está casado con Stenstrom y no es parte de la demanda, dijo Hanna.

Las demandantes pretenden que se las indemnice con al menos 100,000 dólares (aproximadamente 1 millón 300,000 pesos), además de multas y "otras compensaciones que el tribunal considere justas y equitativas".

"Su dolor y sufrimiento va a ser de esos casos en los que el jurado tendrá que determinar su valor", dijo Patrick Duffy, colega de Hanna. "Eso en parte implicará una reflexión acerca de que no deberías usar un Taser contra un niño. No conozco demasiados policías que no lo sepan".

Anderson, abogado de los acusados, dijo que no sabía si el caso llegaría a juicio, pero Duffy señaló que espera que así sea.

L.M.J. está recibiendo ayuda mental y emocional de parte de un terapeuta para niños, dijo Hanna.

"Honestamente, ¿qué va a hacer el resto de su vida cuando tenga que interactuar con las figuras de autoridad y con la policía?", preguntó Duffy. "¿Qué va a pasar la primera vez que mire en su espejo retrovisor y la policía le dé una multa por infringir las reglas de tránsito? No lo va a superar".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde el incidente, Stenstrom y su hija —quienes pertenecen a la tribu Rosebud de la etnia sioux—se mudaron a la reserva de la tribu, señaló Hanna.

Con información de Dave Stewart.

Ahora ve
La Academia de la Música Latina nombra “Persona del Año” a Alejandro Sanz
No te pierdas
×