La policía de Ferguson acusa a Brown de robar antes de su asesinato

El joven afroamericano presuntamente asaltó una tienda para obtener cigarros; Darren Wilson es el nombre del policía involucrado en el caso
EU: 4 días de protestas por muerte de joven negro
Ben Brumfield y Ana Cabrera
Autor: Ben Brumfield y Ana Cabrera
(Reuters) -

La policía identificó como Darren Wilson al oficial involucrado en el asesinato del adolescente Michael Brown, en Ferguson, Estados Unidos, y divulgó un documento con una acusación: el chico es el "principal sospechoso" en el robo a una tienda de conveniencia ocurrido antes de su muerte.

Wilson, que tenía seis años de experiencia en la policía local, respondió a la denuncia de ese incidente cuando se encontró con Brown, dijo el jefe de policía Thomas Jackson en una rueda de prensa este viernes.

Según los documentos, Brown forcejeó con un empleado de la tienda que trataba de detenerlo antes de salir de la tienda con una caja de cigarros Swisher Sweets.

El oficial de policía que escribió el reporte del incidente —el cual no fue identificado— dijo que reconoció a Brown comparando imágenes de video vigilancia con el cuerpo del adolescente asesinado.

La acusación de inmediato causó escepticismo entre algunos en la comunidad, que han acusado a un policía de Ferguson de intentar un encubrimiento para proteger al oficial.

La divulgación del nombre de Wilson satisface una demanda clave de los manifestantes de quienes critican el manejo del caso por el departamento de policía en este suburbio de San Luis, Missouri.

Una queja fundamental de los manifestantes ha sido que los testigos dicen que el oficial disparó a Brown mientras él tenía las manos arriba.

La policía dijo que el tiroteo ocurrió durante una lucha por el arma del oficial. 

La familia de Brown culpa al policía

El abogado de la familia de Brown dio a conocer un comunicado este viernes señalando que están "más que ofendidos" sobre las acusaciones de robo y acusan a la policía de intentar culpar al adolescente.

"No hay nada basado en hechos que se nos haya presentado a nosotros y que pueda justificar la ejecución, tipo asesinato, de su hijo mientras tenía las manos levantadas", señala el comunicado.

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, dijo a reporteros que el punto clave aún continúa siendo averiguar por qué y cómo Michael Brown fue asesinado.

Cambio de vigilancia

La localidad de Ferguson se mantuvo en paz luego de días de protestas por el crimen del adolescente.

Brown, quien es de origen afroamericano, murió a tiros el 9 de agosto.

Las multitudes se congregaron en varios puntos de la ciudad de Missouri el jueves. Sus cantos por justicia estuvieron acompañados de los claxonazos de los coches, y aunque su causa era sombría, su estado de ánimo era ferviente.

Muchos elogiaron un nuevo acuerdo de seguridad, ahora liderado por la Patrulla de Caminos del Estado de Missouri, que cambie las cosas.

El jueves ya no había presencia militar, ni detonaron granadas de aturdimiento, balas de plástico ni el gas lacrimógeno de la policía como en los días previos. Los cócteles molotov, sonidos de disparos y la furia de los manifestantes tampoco aparecieron.

Luego de que este suburbio de San Luis fue asegurado por la policía estatal el miércoles, el gobernador Jay Nixon ordenó a los departamentos de policía locales que dejaran la vigilancia a la policía de carreteras para evitar las confrontaciones.

Táctica sonrisa

El capitán de la patrulla carretera Ron Johnson está ahora a cargo.

"Tenemos un enfoque diferente para usarlo esta tarde", dijo a CNN. Sonreír en vez de fruncir el ceño es clave. "He sonreído más hoy que lo que lo he hecho en los últimos días".

El mayor Ronnie Robinson de la Policía de la Ciudad de San Luis está trabajando con Johnson. Subrayó la importancia del diálogo con los residentes. "Sentimos el dolor en la comunidad", dijo. Pueden protestar las 24 horas, si así lo desean.

También insistió en que habrá ley y orden. Sin saqueos, sin vandalismo. Agentes estatales protegen a las pequeñas empresas, dijo. Y los manifestantes no pueden bloquear las calles.

A pesar del nuevo tono de las autoridades, algunos manifestantes dijeron que estaban preparados para la agresión policial. "Arrójenme gas, dispárenme, voy a mantenerme firme", decía un cartel.

La diversidad

El departamento de policía de Ferguson ha sido criticado por la falta de diversidad étnica. Dos tercios de la población del suburbio de San Luis es afroamericana. De los 53 agentes de la fuerza policial, sólo seis son afroamericanos.

Un testigo dijo que el oficial que le disparó a Brown era de raza caucásica.

Ambos, Johnson y Robinson, son afroamericanos. A pesar de que cree en la diversidad étnica y le gustaría ver más en la fuerza policial de Ferguson, Robinson dice que no se apega al color de la piel sino a la capacidad de una persona para entender la cultura de la gente y comunicarse con ellos.

"Tienes que dar el respeto para conseguir el respeto", dijo. Las autoridades han dicho que el cambio de apariencia de la fuerza policial no fue intencional.

El presidente Barack Obama pidió el jueves la paz de todos los lados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Nunca hay excusa para la violencia contra la policía o para aquellos que usan esta tragedia como una cubierta para el vandalismo o el saqueo", dijo. "Tampoco hay excusa para que la policía use fuerza excesiva contra manifestaciones pacíficas o que lleve a los manifestantes a la cárcel por ejercer legalmente sus derechos de la Primera Enmienda".

Michael Pearson y Catherine E. Shoichet contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×