Soldados surcoreanos acusados de acoso y asesinato de compañero

Los familiares de un joven soldado surcoreano que presuntamente murió a causa del acoso de sus camaradas piden transparencia y justicia
Autor: Paula Hancocks | Otra fuente: CNN

Al igual que la mayoría de los surcoreanos, Ahn Mi-ja estaba preocupada porque su hijo tenía que hacer el servicio militar obligatorio.

Tenía razones para estarlo: la unidad médica a la que Yoon Seung-joo iría se encuentra cerca de la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte, que sigue siendo una amenaza muy real.

Sin embargo, el enemigo real estaba mucho más cerca de lo que había imaginado.

Durante más de un mes, el soldado Yoon recibió golpizas. Le negaron el alimento y obligaban al joven de 20 años a lamer flemas del piso o a comerse su propio vómito. Le aplicaban un suero intravenoso para revivirlo cuando desfallecía.

Entonces, el 6 de abril de este año, su cuerpo no pudo más. Lo obligaron a ingerir alimentos congelados mientras lo golpeaban, así que simplemente dejó de respirar y murió. En la autopsia oficial se reportó que la causa de muerte fue asfixia.

Sus presuntos abusadores eran media docena de sus camaradas. El mayor tiene apenas 25 años.

Moretones por todas partes

Era domingo por la tarde cuando el hospital llamó a los padres de Yoon para que fueran al hospital. Cuando las dos hermanas de Yoon llegaron, notaron que tenía moretones por todas partes y dudaron de la afirmación de que se había asfixiado.

"Los militares llegaron y empezaron a tomar fotos", recuerda la madre de Yoon. "No respondieron nuestras preguntas, solo tomaron fotos y se fueron".

Pasarían meses para que quedara clara la magnitud del abuso que Yoon había sufrido y no fue gracias a las fuerzas armadas, sino a un reporte interno que se filtró y que cayó en manos de un grupo de derechos humanos en las fuerzas armadas.

"El manejo de este caso simplemente no es transparente", dijo Lim Tae-hoon, del Centro para los Derechos Humanos en las Fuerzas Armadas de Corea del Sur. "Nos gustaría que los familiares de las víctimas o las víctimas mismas tengan acceso ilimitado a la información de las fuerzas armadas".

Reformas al servicio militar

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur ha hecho algunos cambios estructurales en el servicio militar obligatorio: los padres ahora pueden llamar o visitar a sus hijos con más frecuencia, los permisos son más flexibles y los cuarteles se están remodelando.

"Las fuerzas armadas de Corea del Sur se han esforzado por erradicar la violencia", dijo el vocero, Kim Min-seok. "Pero la violencia ha resurgido recientemente. La violencia es como la hierba mala, tienes que arrancarla constantemente y es probable que algunos oficiales hayan creído erróneamente que la violencia había desaparecido".

Una encuesta que se llevó a cabo en el Ejército simultáneamente a la investigación parece respaldar las insinuaciones de Kim acerca de la tolerancia de las fuerzas armadas a la violencia. En el estudio surgieron casi 4,000 casos de abuso no reportados.

Corea del Sur fue una dictadura militar hasta finales de la década de 1980, así que ha luchado contra varias décadas de acoso en las fuerzas armadas. Ahora se pide más transparencia. El Ministerio de Defensa rechaza las acusaciones de encubrimiento en este caso y el vocero incluso dijo que los padres y madres deberían agradecerles que les hayan dicho cómo murieron sus hijos.

La cultura del acoso

Ahn Mi-ja no es una de esas madres.

Cuando describió cómo se sintió cuando vio a los presuntos atacantes de su hijo, dijo: "Mi piel se estremeció  y todo se oscureció. No podía controlar mi mente y no podía moverme cuando los vi… Quería hacerles exactamente lo mismo que le hicieron a mi hijo".

Par Ahn, lo más importante es que su hijo no murió en vano; que cambiará la cultura del acoso en las fuerzas armadas… cultura que, según las fuerzas armadas, empieza en la escuela.

"Lo que hicieron es maldad pura", dijo Ahn. "Un humano no debería ser capaz de hacer eso. Quiero un castigo justo… Sé que no se puede decir que esto no volverá a ocurrir, pero si ayuda aunque sea poco, espero que reciban un castigo serio".

Actualmente se sigue un juicio militar a seis soldados; cuatro de ellos están acusados de homicidio.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×