Escocia se prepara para tomar una decisión histórica

Los escoceses acudirán a las urnas para decidir si se quedan dentro del Reino Unido o se independizan
Escocia, ¿independiente de Gran Bretaña?
| Otra fuente: CNNMéxico

En un referéndum cuyos resultados apuntan a ser muy cerrados, más de 4 millones de personas acudirán a las urnas en Escocia este jueves para decidir si la nación se separa o se queda dentro del Reino Unido.

Aunque el resultado aún es incierto, ya está definido que será una votación histórica en términos de electorado. Más de 4.2 millones de personas se han registrado para votar, el mayor número en una votación en Escocia.

Las últimas encuestas de opinión dadas a conocer este miércoles por la consultora independiente ScotCen muestran que el 51% de los votantes votará por el “No”, mientras el 49% lo hará por el "Sí", excluyendo de sus resultados a los aún indecisos.

Los resultados de las encuestas son congruentes a los de semanas pasadas y sugieren que alrededor del 8% de los votantes aún permanecen indecisos, lo que convierte sus votos en cruciales para definir el futuro del país.

Una separación pondría fin a los 307 años de unión con Inglaterra, Irlanda del Norte y Gales como parte del Reino Unido, lo que ha ayudado a que Escocia adquiera una cómoda posición en el escenario mundial. Sin embargo, sus detractores afirman que también le ha impedido desarrollar todo su potencial.

El principal defensor de la independencia es el primer ministro de Escocia, Alex Salmond, que escribió una carta abierta a los votantes este miércoles donde les pidió no tomar en cuenta lo que llamó las “crecientes, desesperadas y absurdas historias de miedo” de quienes apoyan la unión y pensar que el futuro de Escocia está en sus manos.

“Por mi parte solo les pido esto”, escribió, ”tomen esta decisión con la cabeza clara y la conciencia limpia, sabiendo que si votan por el 'Sí' lo que tomamos en nuestras manos es la responsabilidad de trabajar juntos para hacer a Escocia la nación que puede ser”, dijo.

“Sería un divorcio doloroso”

Mientras tanto, líderes del Reino Unido buscan convencer a los escoceses de quedarse. Los dirigentes de los tres principales partidos políticos publicaron una petición este martes en el diario escocés Daily Record en la que ofrecen trabajar en dar más poderes a Escocia.

El primer ministro David Cameron, del partido Conservador, su compañero de coalición Nick Clegg, del Liberal Demócrata y Ed Miliband, del Partido Laborista, unieron fuerzas para rogar a los escoceses que voten por el "No". 

En un discurso dado esta semana en Aberdeen, Escocia, Cameron pidió “no terminar el Reino Unido como lo conocemos” y advirtió que no habría vuelta atrás si los votantes deciden la independencia.

“Esta es una decisión única y para siempre. Si Escocia vota ‘Sí’, el Reino Unido se dividirá y tomaremos caminos separados para siempre”, agregó. Cameron dijo que “se le rompería el corazón” de verlos irse y advirtió que sería un “doloroso divorcio”.

Desde 1999, Escocia tiene un gobierno delegado en el Reino Unido, lo que significa que muchas, pero no todas las decisiones, se toman en el Parlamento escocés en Holyrood, Edimburgo. Cameron aseguró que trabajaran para que más decisiones sean tomadas por los escoceses, sobre todo en materia de bienestar social y gasto en salud. 

El gobierno de Escocia argumenta que el país estará mejor tras su independencia, lo que depende en gran medida de que tomen el control de los ingresos que se obtienen gracias al petróleo del mar del Norte y al gas que se extrae de aguas escocesas. 

En una entrevista con el Times de Londres este miércoles, Cameron defendió la manera en que su gobierno ha tratado el tema del referéndum al permitir la opción de la independencia, ya que sugirió que de no haberlo hecho, la separación estaría aún más cerca.

El ex primer ministro John Major también pidió a los escoceses quedarse, “los nacionalistas escoceses les han dado basura para hacerles creer que todo estará bien”, dijo a CNN.

Catorce exjefes de Defensa del Reino Unido se sumaron a la petición. “La división del Reino Unido puede no ser particularmente sensible en materia económica o política, pero en términos militares tenemos claro que nos debilitaría a todos”, escribieron este miércoles en una carta abierta publicada en el tabloide británico The Sun.

Cualquier votante de 16 o más en Escocia puede participar. Los extranjeros que viven en la nación y están registrados también lo pueden hacer.

¿Escocia sin el Reino Unido?

Quienes están a favor de la separación y en contra se han dividido en su opinión sobre lo que Escocia puede hacer de ser independiente, la nación es más rica per cápita que Reino Unido, cosa que a los partidarios de la independencia les gusta resaltar.

Gracias a que tienen acceso al petróleo, su producto interno bruto (PIB) per cápita equivale al 115% del de Reino Unido, según el gobierno escocés, y el impulso de la preferencia mundial por el whisky escocés y otros alimentos también lo favorece.

Sin embargo, la recesión ha afectado duramente a los escoceses. Durante el año más difícil, 2009, la economía escocesa se contrajo en un 6%, más que en el resto de Reino Unido, donde la contracción fue del 4%. La productividad y el ingreso promedio por familia también son menores a los promedios de Reino Unido en general.

Sin embargo, la duda de qué moneda utilizaría Escocia de separarse sigue siendo un dolor de cabeza para sus habitantes. Quienes quieren que el país vote "Sí" han dejado en claro que desean conservar la libra con la anuencia del Reino Unido para que el país permanezca dentro de una unión monetaria estable.

Sin embargo, el gobierno británico ha rechazado tajantemente esta idea, al igual que el Banco de Inglaterra, que seguramente estará renuente a ser el salvavidas de los enormes bancos escoceses sin tener injerencia en sus carteras de inversión. El país también podría crear su propia moneda.

Los defensores de la independencia quieren que Escocia permanezca en la Unión Europea, sin embargo, es muy probable que una Escocia independiente sea tratada como un nuevo estado, y por lo tanto tendría que solicitar su admisión.

El proceso puede tomar años y los 28 miembros tendrían que aprobar la solicitud. 

La independencia de Escocia también tendría una proyección fuera de lo económico y del Reino Unido. Los movimientos independentistas de la región de Cataluña, en España; de la provincia de Quebec, en Canadá, y de la isla mediterránea de Córcega, en Francia, están atentos al debate.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, advirtió que los 28 darán "muy pocas facilidades" a los territorios que se separen y luego quieran integrarse en la Unión Europea.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es "una evidencia", y así lo señalan los tratados europeos, que si una parte de un Estado se separa "se convierte en un tercero respecto de la UE" y desde entonces "no se le aplica nada del acervo comunitario", dijo este miércoles Rajoy, según la agencia EFE. 

Max Foster reportó desde Escocia y Laura Smith Spark desde Londres. Richard Allen Greene y Erin McLaughlin contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×