Petróleo y decapitaciones: así funciona ISIS

El autoproclamado 'Estado Islámico' gobierna a través de una jerarquía muy parecida a la de los gobiernos occidentales
organigrama_isis
organigrama_isis  organigrama_isis
Autor: Nick Thompson y Atika Shubert
(Reuters) -

Ponte en los zapatos (y túnicas del siglo VI) de Abu Bakr al Baghdadi, el misterioso jefe del grupo terrorista que está infundiendo temor en el corazón de los líderes de todo el mundo.

En los últimos años has logrado evitar ataques con drones (naves robot no tripuladas) y sobreviviste a guerras civiles, unificaste a los grupos rebeldes de dos países distintos bajo tu estandarte, levantaste un ejército de yihadistas en todo el mundo y te apoderaste de un trozo de tierra que abarca del norte de Siria al centro de Iraq.

Tu recién declarado Estado Islámico tiene un área de unos 120,000 km2, así que ¿cómo lo gobiernas? Fragmentas.

Los nuevos datos que reveló el Consorcio para la Investigación y Análisis del Terrorismo (TRAC, por sus siglas en inglés) indican que ISIS está implementando estructuras de gobierno para administrar los territorios que el grupo conquista una vez que el polvo se asienta en el campo de batalla.

Las investigaciones indican que ISIS ha dejado de ser una fuerza meramente militar y está construyendo un sistema que puede proveer servicios básicos, como asegurar el abasto de gas y alimentos para sus nuevos ciudadanos.

Como cuenta con un Gabinete, gobernadores y órganos financieros y legislativos, la jerarquía burocrática de ISIS se parece mucho a la de los países occidentales cuyos valores rechaza, aunque deja a un lado la democracia y agrega un consejo que decide a quién hay que decapitar.

Al Baghdadi, sus asesores del Gabinete y sus dos subalternos componen la rama ejecutiva del gobierno, conocida como al Imara.

Los dos subalternos (Abu Ali al Anbari y Abu Muslim al Turkmani) fueron oficiales del Ejército iraquí y sirvieron durante el mandato de Saddam Hussein. Se encargan de Siria e Iraq, respectivamente.

Es probable que ISIS haya dividido el gobierno del Estado Islámico en dos ramas (Siria e Iraq) solo para facilitar su gobierno, de acuerdo con Jasmine Opperman, directora de TRAC en el sur de África.

"Consideran que el califato es un Estado, aunque hay dos gobiernos diferentes", dijo Opperman a CNN. "Creo que la división es puramente administrativa hasta este momento. No quieren que parezca que están restando importancia al califato, pero para facilitar el gobierno se vieron obligados a separar a Siria de Iraq".

Lee: Qué hace a ISIS más temible y poderoso que al Qaeda

Los dos subalternos dan instrucciones a los gobernadores a cargo de los distintos departamentos en Siria e Iraq que están bajo el control de ISIS, quienes a su vez instruyen a los concejos locales que implementen los decretos ejecutivos relativos a todos los temas, desde las relaciones con los medios y el reclutamiento hasta las actividades de policía y las cuestiones financieras.

El consejo del sura rinde cuentas directamente a la rama ejecutiva y es el vigilante religioso del califato. Su misión es asegurarse de que todos los concejos y gobernadores locales se apeguen a la versión de la ley islámica que ISIS sigue.

El reciente asesinato de los rehenes occidentales James Foley, Steven Sotloff y David Haines habría estado dentro de la jurisdicción del consejo del sura, de acuerdo con Opperman.

"Digamos que se va a llevar a cabo una ejecución importante, algo que colocará a ISIS en la primera plana de los diarios", dijo Opperman. "No puede hacerse sin la aprobación del consejo de la sura".

El consejo del sura también tiene poder para censurar a la dirigencia por desviarse de su interpretación de la ley islámica, de acuerdo con Opperman.

"El consejo de la sura tiene derecho de decirle a Baghdadi que se vaya si no se apega a los estándares religiosos de ISIS", explicó a CNN. "Lo más probable es que eso nunca ocurra, pero el que sea posible indica la prominencia del consejo".

Parece que al Baghdadi, quien alguna vez fue prisionero de las fuerzas estadounidenses en Iraq, incorporó el principio de "despejar y conservar" en el que se basan las tácticas de contrainsurgencia de las fuerzas armadas estadounidenses para ganar territorios, tomar el control de la zona y luego lograr que los locales ayuden a gobernar.

Lee: ¿Qué quiere ISIS? Un excombatiente de ese grupo te lo explica

Conforme pasa el tiempo, ISIS evoluciona y se vuelve un gobierno en el que la toma de decisiones no puede separarse de sus capacidades militares, de acuerdo con Opperman.

"Son dos caras de la misma moneda", dijo. "Hemos visto la cara militar y al gabinete de guerra que dirige a las brigadas. En la otra cara vemos cómo ISIS quiere gobernar. Los dos procesos dependen uno del otro".

Newsletter
Ahora ve
El canciller estadounidense Rex Tillerson llega a México
No te pierdas