El independentismo catalán persiste pese al 'No' en Escocia

El Parlamento de Cataluña aprobó una ley como marco legal a su consulta independentista, la cual se planea organizar el 9 de noviembre
Reuters- manifestación por la independencia de Cataluña  (Foto: CNN)
| Otra fuente: 1

Los independentistas catalanes se declararon determinados este viernes, un día después de la victoria del "No" en Escocia, a proseguir su camino hacia un referéndum soberanista el próximo 9 de noviembre, pese a la oposición del gobierno central, que se mostró "muy feliz" por el resultado escocés.

"El proceso catalán continúa", afirmó el presidente catalán, el nacionalista conservador Artur Mas. "Si alguien se podía hacer alguna ilusión que la victoria del ‘No’ en Escocia pudiese proyectar una sombra sobre el proceso catalán, que se desengañe", subrayó.

Lee: El Reino segirá Unido: triunfa el 'No' en Escocia

Mientras Europa tiene los ojos clavados en el Reino Unido, Cataluña dio un nuevo paso hacia la consulta sobre su secesión de España, al aprobarse este viernes en el Parlamento regional una ley como marco legal a su consulta independentista.

Votar "es el buen camino y de hecho es el único camino para resolver los conflictos", afirmó Mas, considerando que los británicos "han dado una gran lección de democracia a todo el mundo".

La respuesta del gobierno español, férreamente opuesto a un referéndum y tranquilizado por el veredicto de las urnas en Escocia, debía ser inmediata, con la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional.

"Estamos muy felices de que Escocia siga estando con nosotros", afirmó el jefe del ejecutivo, Mariano Rajoy, celebrando que los escoceses eligiesen "entre la segregación y la integración, entre el aislamiento y la apertura".

'Miles de independentistas'

En la localidad catalana de Arenys de Munt todos recuerdan el 13 de septiembre de 2009, cuando se convirtieron en el primer municipio en votar simbólicamente por la independencia de la región.

"Hace cinco años nos decían que no podíamos votar. Al final lo hicimos y el ambiente fue espectacular. Espero volver a vivirlo el 9 de noviembre", decía Maria Àngels Gros, de 39 años, presidenta del centro cultural que acogió la votación.

"Si frenan la consulta, crearán miles de independentistas más", advertía Josep Maria Garrell, un pastelero de 55 años.

Recién levantado, aprovechaba el desayuno en un bar de la plaza principal para comentar con envidia la votación en Escocia, adonde viajaron algunos vecinos para vivir una jornada histórica.

"Había la esperanza de que un 'Sí' en Escocia se contagiara en Cataluña. Pero lo importante es que ellos han podido votar y nosotros no", comentaba.

Con 8,000 habitantes, esta localidad 40 kilómetros al norte de Barcelona, fue la primera en organizar una consulta simbólica sobre la separación de esta gran región del noreste de España.

La votación, muy favorable al 'Sí', tuvo un efecto dominó y dos años después, 553 municipios catalanes habían organizado su consulta, incluida Barcelona. Con su plaza cubierta de banderas independentistas, de franjas rojas y doradas y con una estrella blanca sobre fondo azul, Arenys de Munt acaba de celebrar el quinto aniversario de esa consulta.

'Cameron en vez de Rajoy'

"Esas consultas pusieron la cuestión sobre la mesa para mucha gente. Pero el 9 de noviembre no puede ser un Arenys de Munt 2, las cosas se tienen que hacer de manera correcta", afirma su alcalde, Joan Rabasseda, del partido independentista de izquierdas ERC.

Desde entonces, el independentismo no dejó de crecer en esta región, de 7.5 millones de personas y con 20% de la riqueza española, privada en 2010 de una parte de su estatuto de autonomía reformado, tras una sentencia del Tribunal Constitucional español.

Dos años después, la división se acentuó cuando Rajoy negó a Cataluña una mejor financiación en plena crisis económica.

Ante este auge independentista, el ejecutivo español permanece inmóvil. A diferencia del gobierno británico, Madrid se declara determinado a impedir la consulta prometida por Mas y sus aliados de ERC.

Atrapado entre la presión ciudadana y la legalidad, Mas insinuó que convocaría elecciones si no se puede votar en noviembre con garantías democráticas.

Los independentistas catalanes esperaban que un "Sí" en Escocia les allanara el camino de cara a la Unión Europea.

"Me hubiera gustado que saliera el 'Sí' para abrir el debate a nivel europeo. Esperemos que se abra con Cataluña", reconocía Rabasseda.

"Ojalá tuviéramos a Cameron en vez de Rajoy", lamentaba. "Cameron permite votar, intenta seducir, aquí solo escuchamos el argumento del garrote".

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×