La segunda persona contagiada con ebola reportó temperatura antes de volar

El avión en el que voló Amber Vinson, la segunda enfermera contagiada por el virus por atender a Eric Duncan, trasladó a 133 pasajeros
Mark Zuckerberg se une a la lucha contra el ébola
Autor: Holly Yan
(Reuters) -

Antes de volar desde Cleveland a Dallas, la enfermera Amber Vinson llamó a los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), para reportar que tenía una temperatura de 37.5 grados centígrados e informó a la agencia que se iba a subir a un avión, informó un funcionario este miércoles.

Las autoridades anunciaron este miércoles que la enfermera fue diagnosticada con ébola.

El avión en el que voló Vinson, de 29 años, trasladó a 133 pasajeros. Ahora el hombre que está encabezando la lucha contra el virus mortal en Estados Unidos aseguró que la mujer nunca debió haber viajado en el vuelo.

“Ella no debió haber estado en ese avión”, aseguró el director del CDC, Tom Frieden, este miércoles, luego de que se confirmara el nuevo caso de ébola.

Vinson, una enfermera de 29 años que trabaja en el Hospital Presbiteriano de Salud de Texas en Dallas, atendió al primer paciente infectado con el virus mortal que se registró en Estados Unidos, Thomas Eric Duncan. Además, otra enfermera que atendió al hombre, también se infectó del virus.

“La guía de la CDC en este tipo de circunstancias indica la necesidad de lo que llamamos un movimiento controlado. Esto puede incluir viajar en un avión, un carro, pero no incluye el transporte público”, comentó Frieden.

“Desde este momento nos vamos a asegurar que ningún otro individuo que esté monitoreado por haberse expuesto a un potencial contagio, viaje por cualquier medio de transporte”.

La pregunta es, ¿cómo pudo viajar Vinson en un avión?

“No lo sé”, comentó a CNN el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, “y estoy haciendo muchas preguntas. Bajo ninguna circunstancia debió haber viajado la mujer. Ella estaba siendo monitoreada aquí en Dallas. Y si estaba siendo monitoreada correctamente, creo que ella nunca debió haberse subido a ese vuelo”

No está claro si había alguien responsable de asegurarse de que esto no ocurriera.

Antes de volar

Antes del vuelo, la enfermera se tomó la temperatura y reportó que tenía 37.5 centígrados, comentó Frieden. Eso está por debajo de los 38 grados que debe tener una persona, proveniente de África Occidental, a fin de ser evaluada por las autoridades en los puestos de vigilancia de los aeropuertos.

Frieden comentó que su temperatura elevada era otra señal de que no debió haber abordado el avión.

Vinson no mostró síntomas del virus cuando tomó el vuelo de Frontier Airlines desde Cleveland a Dallas el pasado lunes, informó la aerolínea.

La trabajadora de salud fue trasladada al Hospital de la Universidad de Emory en Atlanta para su atención, centro médico que ha tratado con éxito a otros dos pacientes.

Actualmente, el hospital trata a un tercero: un trabajador de salud masculino que fue infectado en Sierra Leona.

Nina Pham, la primer trabajadora contagiada con ébola en Dallas se encuentra mejorando de su condición, dijo Tom Frieden de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), aunque no mecionó si ella también sería cambiada de hospital.

El número de contactos puede ser pequeño, ya que el ébola sólo se puede transmitir cuando una persona infectada muestra síntomas. Ha transcurrido menos de un día entre el inicio de los síntomas de los trabajadores y el aislamiento en el hospital.

¿Duncan debió ir a otro hospital?

Un funcionario cercano a la situación dice que, en retrospectiva, Duncan debió haber sido internado de inmediato en el Hospital de la Universidad de Emory en Atlanta o al Centro Médico de Nebraska en Omaha.

Esos hospitales están entre cuatro en el país que tienen unidades de contención biológica y se han estado preparando durante años para tratar una enfermedad altamente infecciosa como el ébola.

"Si hubiéramos sabido lo que sabemos ahora sobre la capacidad de este hospital para cuidar de manera segura a estos pacientes, entonces lo habríamos trasladado a Emory o Nebraska", dijo el funcionario a CNN.

"Creo que hay hospitales que están más que listos, pero creo que hay algunos que no".

Lee: Cuál es el plan si hubiera casos de ébola en México

La última infección marca la segunda vez que el virus se transmite en Estados Unidos. Ambos pacientes son del Hospital Presbiteriano de Salud de Texas.

La semana pasada, la enfermera Tina Pham dio positivo al ébola. También se hizo cargo de Duncan, la primera persona a ser diagnosticados con el virus en Estados Unidos. Duncan murió la semana pasada.

El martes, Pham dijo que estaba bien.

"He sido bendecida por el apoyo de familiares y amigos, y estoy feliz de ser atendida por el mejor equipo de médicos y enfermeras en el mundo", dijo.

Denuncias preocupantes

También el martes, el Sindicato Nacional de Enfermeras hizo denuncias preocupantes sobre el hospital, alegando que "las directrices fueron cambiandas constantemente" y "no había protocolos" acerca de cómo lidiar con el virus mortal.

"Los protocolos que deberían haber estado en Dallas no estaban en su lugar, y esos protocolos no están en su lugar en cualquier parte en Estados Unidos", dijo la directora del sindicato, Roseann DeMoro. "Estamos profundamente alarmados", agregó.

El equipo de protección de enfermeras inicialmente dejaba sus cuellos expuestos; se sentían sin apoyo y sin preparación, y no recibieron una formación práctica, dijo Deborah Burger, la copresidenta del sindicato.

Un vocero del Hospital Presbiteriano de Salud no respondió a esos señalamientos concretos, pero dijo que los pacientes y la seguridad de los empleados es la principal prioridad del hospital.

La epidemia

Mientras que el hospital de Texas lidia con su tercer paciente de ébola, la situación en el África occidental es cada vez más grave.

Más de 4,400 personas han muerto por el virus este año en Sierra Leona, Liberia y Guinea. Y podría llegar hasta 10,000 nuevos casos por semana en esos países a finales de este año, advirtió la Organización Mundial de la Salud el martes.

El presidente estadounidense Barack Obama dice que va a hablar directamente con los jefes de Estado para alentar a otros países a hacer más en la lucha contra el virus.

"Hay una serie de países que tienen capacidades que aún no han desarrollado", dijo. "Aquellos que se las intensificado, todos nosotros, vamos a tener que hacer más”.

Catherine E. Shoichet y Tina Burnside contribuyeron con este reporte

Ahora ve
Esto fue lo bueno, lo malo y lo feo del Buen Fin 2017
No te pierdas
×