Brasil acude a las urnas con una ligera ventaja para Rousseff

Más de 142 millones de brasileños elegirán entre la actual presidenta y el socialdemócrata Aécio Neves
En Brasil dividen su voto por clases sociales
(Notimex) -

Más de 142 millones de brasileños podrán votar este domingo para elegir a su nuevo jefe de Estado a partir del 1 de enero, en unos comicios muy parejos en los que las encuestas dan una ligera ventaja a la presidenta Dilma Rousseff.

Dilminha, como la llama cariñosamente su mentor político y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, lidera ligeramente todas las encuestas desde hace dos semanas.

Según el último sondeo de este sábado, Rousseff aventaja al socialdemócrata Aécio Neves por cuatro puntos.

El Instituto Datafolha divulgó este sábado una encuesta, realizada el 24 y 25 de octubre, la cual muestra que Rousseff habría reducido ligeramente su ventaja respecto a Neves, que en el último sondeo estaba seis puntos por detrás de la presidenta y ahora está a cuatro.

Lee: Rousseff, la exguerrillera que busca la reelección

Luego de la divulgación del sondeo, con un margen de error de dos puntos, los analistas señalan que cabe la opción de que los dos candidatos estén en una situación de empate técnico.

Tras una segunda campaña marcada por ataques entre los candidatos, los electores en Brasil parecen inclinarse por una mejora del desempeño de la séptima economía del planeta, que vive actualmente una recesión técnica.

El dato más evidente en este sentido es la baja del pesimismo sobre la inflación, uno de los “caballos de batalla” de la oposición: en septiembre el 64% de los brasileños pensaba que ese indicador aumentaría, cifra que se redujo a 31%.

Ni siquiera los escándalos de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, que sacuden semana a semana la actualidad política del país, o la recesión técnica de la mayor economía de América Latina, parecen ser freno para Rousseff, que aspira a ampliar el ciclo de poder del Partido de los Trabajadores hasta los 16 años consecutivos.

Mientras que Aécio Neves se caracteriza por ser heredero de una familia política que lo fue casi todo en Brasil, incluyendo al presidente Tancredo Neves, abuelo del actual candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

La gran esperanza de Neves, quien fue atacado en todos los frentes, desde ser acusado de ser un “hijo de papá” y un “playboy” hasta un promotor del nepotismo, es que ocurra lo que sucedió en el primer turno: que los indecisos voten masivamente por él y logre remontar.

Lee: Aécio Neves, la élite que busca el voto brasileño

La víspera, en el último debate entre los dos candidatos, el tema central volvió a ser la corrupción, luego que la revista brasileña Veja asegurara que Rousseff y Lula podrían haber estado involucrados en el desvío de dinero de Petrobras hacia varios partidos políticos, cuestión que es investigada por la policía.

Como ya sucediera en la primera vuelta electoral, la seguridad será un aspecto central. Solo en Río de Janeiro serán desplegados 35,000 personas para asegurar que los comicios se llevan a cabo de forma pacífica y sin interferencias.

Debido a que las votaciones en Brasil se realizan con urnas electrónicas y biométricas —este país es pionero en estas técnicas—, se espera que los resultados de los comicios comiencen a conocerse a partir de las 20:00 horas locales.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×