"Ninguna familia debe verse separada por deportaciones", dice una actriz

Diane Guerrero, de la serie 'Orange is the New Black', respalda los planes de Obama de cambiar el sistema migratorio con una orden ejecutiva
Diane Guerrero
Diane Guerrero  Diane Guerrero
Autor: Eric Bradner | Otra fuente: CNN

Una actriz de la popular serie de Netflix Orange is the New Black afirma que sus padres y su hermano mayor fueron deportados cuando ella era una adolescente, y ahora respalda los planes del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de cambiar el sistema migratorio del país a través de una orden ejecutiva. 

Diane Guerrero, quien interpreta a Maritza Ramos, un personaje al que describe como una latina "dura", expresó sus opiniones este lunes en una entrevista con el programa New Day de CNN. 

"Es muy difícil para algunas personas volverse documentadas y conseguir sus papeles y legalizarse, y mis padres lo intentaron siempre. Y este sistema no les ofreció ningún alivio", dijo. "Lo que pido es que se cree o se encuentre una solución para las familias". 

Guerrero actualmente es voluntaria para el Centro de Recursos para la Inmigración Legal, una organización no gubernamental en pro de los derechos de los migrantes, y también escribió sobre cómo creció sin sus padres en un artículo publicado este fin de semana en el diario Los Angeles Times

"Mantener a las familias unidas es un valor central de Estados Unidos", señaló. "El Congreso debe proveer una solución legislativa permanente y justa, pero mientras tanto, las familias están siendo destruidas cada día y el presidente debe hacer lo que esté en su poder para dar el mayor alivio posible. Ninguna familia más debe verse separada por las deportaciones". 

Guerrero, de nacionalidad estadounidense y origen colombiano, también describió cómo fue para ella tener 14 años, estudiar la secundaria y un día llegar a una casa vacía. 

"Las luces estaban encendidas, la cena estaba servida, pero mi familia no estaba ahí", escribió en el artículo.

"Los vecinos llegaron con la noticia de que a mis papás se los habían llevado agentes de inmigración, y así nada más, la estable vida familiar se había acabado". 

Sus padres entonces trataron de prepararla para la posibilidad de que fueran deportados, y ella confió en amigos y vecinos para superar la secundaria y entrar a la universidad. 

Mientras tanto, su hermano mayor fue deportado cuando su hija aún era una bebé. "Ella todavía tenía a su mamá, pero en un hogar con un solo padre enfrentó muchos retos", escribió Guerrero, y agregó que su sobrina ahora está en la cárcel viviendo la realidad que ella representa en pantalla. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Sé que son asuntos complicados. Pero no sólo debe interesar a los migrantes que cambie el sistema: también debe interesar a todos los estadounidenses", señaló la actriz.

"Los niños que crecen separados de sus familias con frecuencia terminan en hogares temporales, o peor, en el sistema de justicia juvenil, a pesar de tener padres que los aman y que quieren encargarse de ellos".

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×