Debate migratorio: antecedentes y cifras rumbo a una orden ejecutiva en EU

La expectativa sobre la orden ejecutiva de Barack Obama que beneficiaría a millones de inmigrantes tiene precedentes de lucha política
El camino de la deportación de inmigrantes
(Reuters) -

Se espera que el presidente estadounidense, Barack Obama, anuncie en los próximos días medidas que beneficien a personas indocumentadas en Estados Unidos.

Obama tomaría el asunto por su propia cuenta con la firma de una orden ejecutiva en la que cambiaría las políticas de inmigración que han estado estancadas en la Cámara de Representantes durante todo 2014.

A continuación te presentamos algunos puntos clave sobre el tema de los inmigrantes en territorio estadounidense:

¿Qué ha prometido Obama? 

"No puedo esperar eternamente mientras estoy en el poder, al menos por los dos próximos años, de mejorar el sistema, de reforzar los medios en la frontera en vez de separar a las familias, de mejorar el sistema legal de inmigración", declaró Barack Obama el domingo.

El argumento de la Casa Blanca es que los recursos, vastos pero limitados, de las autoridades federales en materia de inmigración, serían mejor utilizados si se concentraran en la frontera con México, de un lado, y en la expulsión de los extranjeros en situación irregular que representan una amenaza para la seguridad pública, por el otro.

El ejecutivo argumenta que dispone del poder para seleccionar a qué personas sin documentos van a expulsar primero los servicios de inmigración y cuáles pueden beneficiarse de un "indulto".

Una parte de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes que viven clandestinamente podría recibir un documento que les indulte contra una expulsión durante un periodo concreto, acompañado de un permiso de trabajo.

En junio de 2012, Barack Obama puso en marcha una versión de este plan para los jóvenes, llegados antes de los 16 años a Estados Unidos y con menos de 31 años en junio de 2012, presentes desde al menos cinco años, sin condenas graves y bajo la condición de poseer un diploma equivalente al bachillerato.

Cerca de 600,000 inmigrantes ilegales recibieron un permiso de trabajo renovable por dos años por esta vía al 30 de junio de 2014, sobre cerca de 1.2 millones de personas que responden potencialmente a los criterios.

Leer: Una orden de Obama sobre inmigración sería legal, pero ¿durará? 

¿Cuántos inmigrantes involucrados? 

Cerca de 11.3 millones de inmigrantes sin documentos vivían en Estados Unidos en marzo de 2013, según el Pew Research Center, que estimaba su número en 11.7 millones en 2012.

Su número llegó a alcanzar los 12.2 millones en 2007, una cifra récord.

Cerca del 60% de ellos vive en seis estados: California, Florida, Illinois, Nueva Jersey, Nueva York y Texas. Cerca de la mitad es de origen mexicano.

Y la mitad vive en Estados Unidos desde hace más de 13 años.

El número de personas "regularizables" dependerá de criterios elegidos por Obama, como por ejemplo, el tiempo de presencia sobre el territorio.

Pero, en base a esas informaciones y estimaciones del centro de reflexión Migration Policy Institute, el New York Times estima que hasta 4.1 millones de personas adicionales, además de esas 1.2 involucradas en el plan de 2012, podrían recibir los papeles, contabilizando un total cercano a los 5 millones (el 45% de la población sin documentos). 

- Las condiciones del plan de 2012 para los jóvenes podría extenderse a 1.9 millones de personas, en lugar de 1.2, abriendo ligeramente el abanico sobre los criterios de edad y de llegada sobre el territorio.

- Los padres de ciudadanos estadounidenses, residentes ya regularizados, podrían también verse involucrados: entre 2.5 y 3.4 millones de personas. 

Los precedentes: Reagan y Bush  

El fundamento jurídico del sistema de inmigración estadounidense data de la Ley sobre la Inmigración y la Nacionalidad de 1952, adaptada varias veces hasta 1965, cuando los topes actuales de migración por país fueron creados.

En 1986, tras cuatro años de batallas parlamentarias, el presidente republicano Ronald Reagan promulgó una ley conduciendo a la regularización permanente de 2.7 millones de clandestinos.

Es la última vez que Estados Unidos procedió a una regularización masiva, aunque algunas poblaciones (cubanas, haitianas, estudiantes chinos a principios de los 90...) se hayan beneficiado puntualmente. 

Los presidentes Reagan y George H. W. Bush también acordaron regularizaciones por decreto con el fin de no separar a los miembros de una familia, pero esos decretos fueron a continuación aprobados por una ley del Congreso en 1990. 

En este caso, el plan de Obama no tendría la fuerza de una ley y podría ser anulada por su sucesor en 2017.

Tentativas recientes de reforma 

En junio de 2013, el Senado de Estados Unidos adoptó una proposición de ley reformando el conjunto del sistema de inmigración (visados y documentos nacionales para los trabajadores altamente cualificados y estudiantes científicos, regularización de millones de personas indocumentadas después de un periodo transitorio de 10 años, refuerzo de los medios en la frontera mexicana...).

Pero la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, no ha examinado nunca la medida en razón de la oposición de una parte de los elegidos conservadores, que la califican de amnistía. 

En 2006 y 2007, bajo la presidencia de George W. Bush, proyectos de reforma también fracasaron en el Congreso a pesar del apoyo del electorado republicano. 

Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×