Más detenidos en Tailandia por hacer el saludo de 'Los juegos del hambre'

Varios jóvenes fueron detenidos en el país al protestar contra el gobierno asemejando la película estadounidense
Juegos del Hambre, Tailandia  Tailandia
Autor: Kocha Olarn y Greg Botelho
(Reuters) -

¿Qué haría Katniss?

El personaje principal de Los juegos del hambre, una saga de ciencia ficción que trata sobre la lucha de un pueblo oprimido contra un régimen totalitario, se está evocando en la vida real, ahora en Tailandia. Los estudiantes lo usan para manifestar su oposición a los gobernantes militares del país del sureste asiático.

Varios estudiantes, en Bangkok y en lugares hasta a unos 450 kilómetros hacia el noroeste, quedaron detenidos en días pasados por usar el característico saludo antisistema de Los juegos del hambre. Para el jueves 20 de noviembre por la noche habían liberado a todos los detenidos, de acuerdo con los abogados. En ese momento, de acuerdo con Sunai Phasuk, de Human Rights Watch, unos 100 policías y soldados se habían congregado en un abarrotado cine de la capital tailandesa en el que se estrenaría la cinta Los juegos del hambre: Sinsajo, Primera Parte.

'Lo prohíbe la ley marcial'

Cuando se le preguntó sobre el arresto de los estudiantes que hicieron el saludo y otros a los que acusaron de organizar un mitin de protesta que tenía como eje la cinta que protagoniza Jennifer Lawrence, un funcionario tailandés dijo a CNN que "las fuerzas armadas están trabajando para reducir los conflictos de parte de varios grupos políticos". Dijo que permitir esa clase de manifestaciones políticas podría agravar las tensiones en la inestable nación.

"Ver una película es algo personal y todos ellos tienen derecho a hacerlo", dijo el general mayor Sasern Kaewkumnerd. "Pero, si tras ver la película, hay actividades políticas involucradas, eso queda prohibido por la ley marcial, que se impuso desde la intervención militar (de mayo pasado)".

Sasern agregó que "si permitimos que un grupo lleve a cabo actividades políticas, (entonces) otros grupos querrán hacer lo mismo. Nunca lograríamos la paz ni el orden, que es lo que estamos tratando de restablecer".

Sin embargo, hay pocos indicios de que la oposición desaparecerá, ni se contemplan elecciones nacionales en un futuro cercano o algo que indique que se retomará un gobierno civil.

La oposición usa la cultura pop

Esa clase de inestabilidad política no es algo nuevo en Tailandia. Sus fuerzas armadas han intentado 19 golpes de Estado (12 de ellos fueron exitosos) en los últimos 80 años.

El mundo ha cambiado mucho en todo ese tiempo, desde luego, y también han cambiado las herramientas y la fuente de inspiración de los grupos opositores.

Uno de los líderes de las protestas, Sombat Boonngamanong, ha sido particularmente importante por su uso de referencias a la cultura pop sacadas directamente de Hollywood para difundir el mensaje del movimiento.

Eso incluye la historia de Katniss Everdeen, una adolescente que compite en un sangriento espectáculo conocido como Los juegos del hambre y se vuelve líder de una revolución contra un gobierno tiránico.

Un club de aficionados a Los juegos del hambre (que se compone de estudiantes universitarios que piden democracia en Tailandia) planeó reunirse para la proyección de la cinta más reciente el jueves 20 de noviembre en un cine de Bangkok. Sin embargo, el estreno en ese cine y en otros tres que son parte de la misma cadena de cines, Apex, se canceló por "razones técnicas", según la empresa.

Ratthapon Supasopon, de la Liga de la Thammasat Liberal por la Democracia, dijo que la gerencia del cine les reembolsó el precio de los boletos que habían comprado por adelantado. Eso significa que no pueden ver la película allí, pero, como se estrena en otras partes de Tailandia, el grupo planeaba reunirse para ver la cinta en otra parte.

Algunos estudiantes detenidos firmaron un contrato

Llevaron a una joven activista y estudiante de la Universidad de Bangkok, Natchacha Kongudom, a una estación de policía y luego a un centro militar por haber hecho el saludo de Los juegos del hambre en un cine de Bangkok, de acuerdo con su amigo Ratthapon. Dejaron ir a Natchacha unas horas más tarde luego de que firmara un documento en el que prometía no participar en futuras actividades políticas, dijo el abogado especialista en derechos humanos, Anond Numpa.

Pidieron a cinco estudiantes de la Universidad de Khon Kaen que firmaran el mismo documento el jueves, un día después de que los detuvieran durante ocho horas por hacer el saludo de tres dedos mientras usaban unas camisetas con la leyenda: "No quiero un golpe militar".

En un video de la cadena filial de CNN, Channel 3, se ve cómo las autoridades alejan a los estudiantes que estaban a unos metros del primer ministro, Prayuth Chan-ocha, luego de dejar ver sus camisetas y hacer el saludo.

"Está bien, solo llévenselos gentilmente, definitivamente nos encargaremos de ellos", dijo Prayuth en el templete desde el que se dirigiría a los funcionarios. "El no entendernos solo dificulta más las cosas".

El sonriente primer ministro provocó las risas del público al decir: "¿Alguien más quiere protestar?".

Dos de los estudiantes terminaron firmando el documento en el que se comprometen a no participar en actividades políticas, aunque los otros tres se negaron. Luego de intensas negociaciones, dejaron ir a esos tres sin condiciones, aunque no querían irse a casa por temor a las fuerzas armadas, de acuerdo con Phavinee Chumsri, del grupo Abogados Tailandeses por los Derechos Humanos.

Los invitarían a 'ajustar su actitud'

Sansern, el vocero del gobierno militar, dijo que Prayuth (quien fuera jefe del Ejército antes de que asumiera el cargo de primer ministro tras el golpe de mayo) le dijo que lo que había ocurrido en Khon Kaen había sido "muy insignificante" y que pensaba que "aún son muy jóvenes".

"Cuando crezcan entenderán qué estamos haciendo", dijo Sansern resumiendo el sentir de Prayuth.

En cuanto a la forma en la que el gobierno está manejando la disidencia, el general mayor insistió en que "las fuerzas armadas han sido muy indulgentes con estos activistas".

"Trataremos de negociar primero, pero si siguen negándose a escucharnos, trataremos de convencerlos por medio de sus padres", dijo. "Finalmente, los invitaríamos a que ajustaran su actitud".

John Sifton, director de defensoría de Human Rights Watch Asia, piensa que el gobierno militar de Tailandia es el que necesita hacer el ajuste.

"La vida en Tailandia es cada día más absurda", dice. "Todas las pruebas indican que el supuesto mapa a la democracia… es realmente un mapa que no lleva a ninguna parte".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Alguien tiene que informarle al general Prayuth que si su sistema de gobierno está bajo la amenaza de jóvenes que emulan una cinta de Hollywood —agrega Sifton—, es una señal bastante clara de que las cosas tienen que cambiar".

Kocha Olarn reportó desde Bangkok y Greg Botelho escribió este artículo en Atlanta.

Ahora ve
La muerte de cientos de peces hace sonar las alarmas en Paraguay
No te pierdas
×