¿Qué dicen los documentos revelados en el caso de Michael Brown?

Tras la revelación de las conferencias con el gran jurado, las versiones del policía Darren Wilson y testigos salen a la luz pública
fer
fer  fer
Rachel Clarke y Mariano Castillo
Autor: Rachel Clarke y Mariano Castillo
(Reuters) -

Los procedimientos del gran jurado son secretos y, en tanto no exista ninguna acusación sobre el proceso —como ocurrió en el caso del oficial de policía de Ferguson, Darren Wilson—, los archivos permanecen guardados.

Pero, en un hecho inusual tras la deliberación del jurado, las transcripciones de los testimonios del caso de Michael Brown se hicieron públicas.

La noche del lunes, los oficiales pusieron a disposición del público 24 volúmenes de material, que abarcaban 23 reuniones sostenidas por el gran jurado entre el 20 de agosto y el 21 de noviembre.

EN FOTOS: Las calles de Ferguson arden tras la decisión no acusatoria del jurado

Un equipo de CNN está revisando todos los documentos, donde se encontró lo siguiente:

Wilson nunca había utilizado su arma antes del tiroteo

El oficial nunca había disparado durante el trabajo hasta que ocurrió lo de Michael Brown, indicó al gran jurado.

Tras preguntarle si había utilizado fuerza excesiva antes, Wilson contestó: “Nunca había utilizado mi pistola antes”.

El área donde ocurrieron los disparos era ‘hostil’

Wilson mencionó que Brown fue disparado en un “ambiente hostil”.

“Hay muchas pandillas que residen o se reúnen en el área. Hay mucha violencia en la zona; mucha actividad con armas y drogas; no es una comunidad agradable. A esa comunidad no le gusta la policía”.

Wilson llevaba un garrote, no una pistola de choque eléctrico

El policía nunca usaba armas paralizadoras. “Tenemos pocas. Normalmente hay una disponible, pero no suelo llevarla. No es cómoda. Son muy largas y no hay espacio para ponerlas.

Wilson mencionó que llevaba el garrote cuando se encontró con Brown.

Temía que Brown lo golpeara hasta matarlo

De acuerdo con Wilson, Brown le pegó en la cara cuando el oficial se le acercó.

“Sentía que otro de esos golpes en la cara podría noquearme, o peor… Ya había recibido dos golpes; el tercero pudo haber sido fatal”.  

Wilson disparó 12 veces

Dos de los tiros ocurrieron durante el jaloneo en el auto de policía y luego disparó tres veces mientras seguía y se alejaba de Brown. Testificó que su arma, una Sig Sauer de calibre .40 sólo tenía 13 balas.

También, indicó que Brown salió corriendo en su dirección.

“En ese punto, comencé a retroceder y le pedí que se acostara en el piso, acuéstate en el piso, pero no lo hizo. Disparé otra vez”, comentó.

“No recuerdo cuántas veces. Sé que por lo menos una le dio porque su cuerpo se sacudió. En ese punto, me parecía que iba a correr entre las balas. Parecía molesto por los disparos”.

El oficial dice que Brown buscó debajo de su camiseta

Puso sus manos al nivel de la cintura, indicó Wilson. “Se volteó, cuando me miró, me gruñó y se dirigió hacia mí”.

Una testigo señala que el joven iba desarmado

En una entrevista exclusiva con Chris Cuomo, de CNN, Piaget Crenshaw, quien atestiguó el asesinato ocurrido el 9 de agosto, dijo que las “manos (de Brown) se encontraban a la vista, de tal forma que se podía saber que estaba desarmado. No debió haber recibido los disparos”.

Además, la mujer comenta que no entiende por qué no se realizarán acusaciones contra el policía, ya que las manos de Brown  se encontraban en el aire y no se movía en dirección al oficial cuando le dispararon.

Tras emitir los resultados de la autopsia de Brown, ningún testigo adicional acudió para decir que el joven fue apuntado por la espalda mientras corria. Varios “testigos”, que habían mencionado eso, modificaron su versión en nuevas declaraciones, según el abogado persecutor, Robert McCulloch.

No existen fotos

El médico investigador no tomó fotografías de la escena del asesinato porque se acabó la batería, le informaron al gran jurado. Tampoco resguardaron la escena porque “no era necesario”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El investigador, cuyo nombre se encuentra en los documentos, mencionó “Se explicaba solo. Alguien le disparó a alguien. No había preguntas sobre las distancias ni nada de esa naturaleza”.

Normalmente, los médicos investigadores toman fotografías adicionales a las obtenidas por el cuerpo de policía. 

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×