Miles de manifestantes se enfrentan a la policía en Hong Kong

Cientos de agentes antidisturbios dispersaron con gas lacrimógeno a los protestantes, que pretendían rodear la sede central del gobierno
Policías de Hong Kong dispersan a manifestantes prodemocracia en uno de los choques más violentos del lunes
Policías de Hong Kong dispersan a manifestantes prodemocraci  Policías de Hong Kong dispersan a manifestantes prodemocracia en uno de los choques más violentos del lunes
(CNN) -

La policía de Hong Kong se enfrentó con varas y gas pimienta a miles de manifestantes prodemocracia que intentaban rodear la sede central del gobierno a primeras horas del lunes (hora local), desafiando las órdenes de que se replegaran tras más de dos meses de protestas.

Las escaramuzas fueron quizás las más violentas de las últimas semanas. Los manifestantes respondieron al llamado de dos grupos estudiantiles que lideraron la campaña para intensificar sus acciones, tras dos meses de estancamiento en su intento por lograr una democracia plena.

Las multitudes, coreando las frases "¡Rodeen la sede central del Gobierno!" y "¡Abran el camino!", bloquearon el pasado viernes una importante vía frente a las oficinas del líder de Hong Kong en el distrito Admiralty, cercano al distrito financiero hongkonés.

Cientos de agentes policiales antidisturbios dispersaron a la multitud en escenas caóticas, obligando a los manifestantes a replegarse esparciendo gas pimienta y golpeándolos con garrotes para evitar que escalaran muros para salvarse. Una nube de gas lacrimógeno emergió en medio de un altercado particularmente violento.

Veintenas de médicos voluntarios atendían a los heridos, muchos con lesiones abiertas en la cabeza. La policía dijo que se registraron al menos 18 arrestos.

Pese a que la vía Lung Wo, a las afueras de la sede central del Gobierno, fue despejada relativamente rápido a primeras horas del lunes, grandes multitudes, muchas con gafas de protección y ropa blindada, se negaron a abandonar el área y siguieron presionando contra las líneas policiales, coreando la frase "¡Queremos el sufragio universal!".

Otros sostenían paraguas amarillos, una débil defensa frente a lo que usó la policía y que se han convertido en un símbolo del movimiento pro democracia en Hong Kong, que pasó del dominio británico al chino en 1997.

Los manifestantes están exigiendo elecciones libres al próximo líder de Hong Kong que asumirá en el 2017, no la votación entre candidatos preseleccionados que permitirá el Partido Comunista de China.

El movimiento ha amenazado con convertirse en el mayor desafío para el partido desde la sangrienta represión a las protestas estudiantiles pro democracia en la Plaza de Tiananmen en 1989, mientras una nueva generación exige mayores libertades políticas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las manifestantes en Hong Kong llevaron a más de 100,000 personas a las calles en su punto más álgido, pero el número ha disminuido desde entonces a unos pocos cientos y el apoyo público se ha ido desvaneciendo.

El estallido en el distrito Admiralty se produce tras cuatro noches de enfrentamientos en el distrito de Mong Kok, uno de los más grandes de la ciudad y la zona de protesta más volátil, que la policía logró despejar de manifestantes el miércoles. 

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×