Al-Shabaab mata a cuatro personas en un ataque a un convoy de la ONU

El ataque ocurrió cerca del aeropuerto de Mogadiscio; autoridades de Naciones Unidas informaron que su personal no estaba entre los muertos
¿Cómo recluta a sus hombres el grupo al Shabaab?
Autor: Omar Nor y Greg Botelho
(Reuters) -

Un día después de asesinar a docenas de no musulmanes en una cantera de Kenya, el grupo islamista Al-Shabaab atacó este miércoles un convoy de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Somalia matando a cuatro personas, de acuerdo con la policía.

Tres de los muertos en el ataque, cercano al aeropuerto de Mogadiscio, eran civiles y el cuarto era un elemento de seguridad, informó el coronel de la policía Mohamed Hasan.

“Al menos vi dos cuerpos en el piso sobre un charco de sangre, la policía llegó pronto al área y comenzó a disparar al aire para dispersar a la multitud”, informó  por teléfono desde la escena un testigo llamado Sharma’arke.

Humo negro podía verse saliendo desde el aeropuerto, que es utilizado para las operaciones de Naciones Unidas y de las tropas de la Misión de la Unión Africana que se encuentran en Somalia.

Dos vehículos de Naciones Unidas resultaron dañados, informó un funcionario de la ONU, que aseguró que personal de la organización salió ileso.

Al-Shabaab reclamó la responsabilidad de lo que su vocero Sheikh Abdiaziz Abu Musab llamó “un sagrado ataque de bomba” contra “mercenarios extranjeros y personal de la ONU”.

Abu Musab dijo que el ataque terminó con la vida de “varios soldados somalíes y de extranjeros trabajando con la ONU”, pero no habló sobre el número de muertos y sus nacionalidades.

El grupo ha estado activo en el este de África por años e inicialmente buscaba que Somalia se volviera un Estado fundamentalista islámico, de acuerdo con el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés), una organización no gubernamental estadounidense especializada en política exterior.

Lee: ¿Por qué Al-Shabaab mata a no musulmanes?

Pero Al-Shabaab, que Estados Unidos designó como una organización terrorista en marzo de 2008, no ha limitado sus ataques a autoridades. Sus militantes han matado a trabajadores humanitarios internacionales, periodistas y líderes civiles.

Fuerzas somalíes y personal de la Unión Africana sacaron al grupo de su principal bastión en la ciudad de Barawe, en Somalia, de acuerdo con residentes y comandantes militares, pero no han podido detenerlo por completo debido a que sus miembros se encuentran activos en toda África.

El grupo, ligado a al Qaeda, realizó ataques a bares y restaurante de Kampala en Uganda la noche del final de la Copa Mundial en 2010 en los que murieron más de 60 personas. Y en octubre asesinó al menos a 28 personas cuando tomó un autobús en Kenya y mató a quienes no supieron recitar el Corán.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este martes un grupo de militantes atacó una cantera en la villa de Kormey, en Kenya, donde separó a los trabajadores no musulmanes y los asesinó, según Sheikh Ali Dheere, unos de los voceros del grupo, en un comunicado en un mensaje que leyó en una estación de radio pro-Al-Shabaab en Somalia.

Al menos 36 cuerpos fueron encontrados en la cantera, de acuerdo con la Cruz Roja de Kenya.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×