La inconformidad por el caso Garner se extiende al Congreso de EU

Líderes negros y demócratas en el Congreso expresaron decepción por la decisión de no acusar al policía que ahorcó a un hombre negro en NY
Nueva York vive su propio caso Ferguson
Jeremy Diamond
Autor: Jeremy Diamond
(Reuters) -

La resolución no acusatoria de un gran jurado en el caso de un policía blanco que ahorcó a un hombre negro desarmado, desató una onda expansiva de inconformidad desde las calles de Nueva York hasta los pasillos del Capitolio.

La decisión del gran jurado neoyorquino llega sólo días después de la resolución de no acusar a otro policía en Ferguson, Missouri, por el asesinato del adolescente afroamericano Michael Brown.

La noticia dio como resultado otra noche de protestas en todo el país, incluyendo a Washington, D.C.

El presidente Obama hizo un llamado a no cesar en los esfuerzos para reducir las tensiones raciales, y algunos demócratas trataron de canalizar las reacciones de los manifestantes durante la noche del miércoles y la mañana del jueves.

Los líderes negros en el Congreso condenaron rápidamente la decisión del gran jurado por no indiciar al oficial neoyorquino que ahorcó a Eric Garner, un hombre negro que, se sospecha, vendía cigarros de forma ilegal, y solicitó al Departamento de Justicia abrir una investigación en el caso.

Marcia Fudge, presidenta de la junta política de congresistas negros, dijo el miércoles que se econtraba "profundamente decepcionada" por la resolución no acusatoria contra el oficial Daniel Pantaleo por la muerte de Garner, y se refirió a la decisión del gran jurado como "otro día triste para nuestro país y nuestra democracia".

"En el lapso de dos semanas, esta nación ha escuchado un mensaje fuerte y claro: no hay consecuencias por tomar la vida de los negros. Como estadounidense, hay una creciente dificultad para creer que hay justicia para todos", mencionó en un comunicado.

"Las vidas de los negros importan, tienen valor".

Hakeem Jeffries, el representante de la junta en Nueva York, indicó en un comunicado que la decisión del gran jurado es un "impactante desvío de la justicia" que "deja en claro que no existe una protección igualitaria para todos los estadounidenses".

El jueves, Jeffries mencionó que estos incidentes deben servir como un catalizador para analizar los casos que involucran la mala conducta policial y los crímenes que deberían ser perseguidos.

Casi una docena de veces, Garner intentó decirle al oficial de policía que no podía respirar, y Jeffies notó que Garner "incluso puso sus manos en el aire”, pero Pantaleo "continuó asfixiándolo".

Las protestas, con gritos como "Manos arriba, no dispare", "Las vidas negras cuentan" y ahora "No puedo respirar", estallaron nuevamente el jueves tras la resolución del gran jurado de Staten Island.

Los manifestantes exigieron justicia por Garner y Brown, el adolescente negro a quien el oficial Darren Wilson disparó en verano.

Entre el llamado de los demócratas en el Capitolio y el silencio de los congresistas republicanos, dos congresistas de Nueva York defendieron la resolución del gran jurado el miércoles.

Peter King agradeció al gran jurado vía Twitter "por hacer justicia" y posteriormente le comentó a CNN que sentía que el oficial de policía no debió haber sido acusado.

Michael Grimm, quien representa a Staten Island en el Congreso, indicó en un comunicado el miércoles que la decisión del gran jurado fue “justa y razonada”, y agradeció al abogado de distrito en el incidente por llevar el caso “con la mayor integridad”.

Staten Island es la localidad con más población blanca en Nueva York, y la mayoría de los jueces en el caso eran caucásicos.

Grimm no recibió tan bien la respuesta de otro gran jurado la primavera pasada, cuando fue acusado por evasión fiscal y fraude.

El secretario de Justicia, Eric Holder, atendió llamadas del los líderes del Congreso para lanzar una investigación federal, y el miércoles anunció formalmente que el Departamento de Justicia está realizando una investigación de derechos civiles en el caso Garner.

El presidente Obama también se pronunció al respecto el miércoles, diciendo que había hablado con Holder y que "no nos rendiremos hasta ver una reforzamiento de la confianza y de la rendición de cuentas que existe en nuestras comunidades y la legalidad".

"Es de la incumbencia de todos nosotros como estadounidenses, sin importar la raza, religión o creencia, reconocer éste como un problema de Estados Unidos y no sólo como un problema de negros o de nativos americanos.

Es un problema de todo Estados Unidos porque no hay igualdad ante la ley, y es mi trabajo como presidente ayudar a resolverlo", apuntó Obama. 

El anuncio de Holder se dio luego de que la senadora Kirsten Gillibrand, de Nueva York, se unió a la junta política de congresistas negros para solicitar una investigación del departamento de justicia en el caso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La abogada Loretta Lynch, nominada por Obama para suceder a Holder, llevará la investigación.

El senador de Nueva York, Chuck Schumer, indicó que confía en que Lynch "conducirá una investigación dura pero justa en la tragedia de Eric Garner".

Ahora ve
El cambio climático está afectando los lugares más bonitos del mundo
No te pierdas
×