Los principales hallazgos del reporte de tortura de la CIA

El Comité de Inteligencia del Senado de EU reveló detalles de las técnicas de tortura que usó la CIA tras el 11-S
Silla, tortura  Silla
Jeremy Diamond
Autor: Jeremy Diamond
WASHINGTON (Reuters) -

El Comité de Inteligencia del Senado estadounidense pasó cinco años leyendo y analizando más de 6 millones 300,000 páginas de documentos de la CIA para evaluar el uso que la agencia hizo de "técnicas mejoradas de interrogación" en la época posterior al 11-S.

La revisión arrojó una reseña de más de 6,000 páginas y se condensó en un resumen de 525 páginas que el Comité publicó el martes y en el que reveló las brutales prácticas de la CIA.

Estas son las principales conclusiones y revelaciones del reporte:

1. Los "interrogatorios mejorados" incluyen tortura

La senadora Dianne Feinstein escribió en el reporte que los hallazgos del Comité revelan que "se torturó a los detenidos de la CIA".

"También creo que las condiciones de confinamiento y el uso de técnicas de condicionamiento e interrogación, autorizadas y no autorizadas, fue cruel, inhumano y degradante. Creo que las pruebas son abrumadoras e incontrovertibles", escribió.

Feinstein no es la única. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo a mediados de año que en ocasiones anteriores "torturamos a algunas personas". El senador John McCain, a quien torturaron cuando era prisionero de guerra en Vietnam, dijo ante el pleno del Senado el martes que los interrogatorios agresivos que se describen en el reporte equivalen a tortura.

Durante su defensa del programa, la CIA afirmó que estos interrogatorios coercitivos "salvaron vidas", uno de los puntos más significantes que el comité del Senado refuta en su reporte.

2. La tortura no funciona muy bien

"El uso de las técnicas de interrogación mejorada de la CIA no fue un medio efectivo para obtener información precisa", según el reporte del Comité de Inteligencia del Senado.

En el reporte se desmienten los 20 ejemplos principales que la CIA ha usado para defender el ya cancelado programa de interrogatorios mejorados, ya que se afirma que cada uno de los ejemplos "resultó ser incorrecto en aspectos fundamentales".

Además, las falsas confesiones que se obtuvieron de los detenidos por medio de las técnicas de interrogación mejorada llevaron a la CIA a seguir pistas que no ayudaron en la lucha contra al Qaeda. La información que la CIA obtuvo por medio de estos interrogatorios agresivos, que en algunos casos equivalieron a tortura, fue falsa o ya se había obtenido por medios alternos de recopilación de inteligencia, según el reporte.

"Mientras los sujetaban a las técnicas de interrogación mejorada de la CIA y después, varios de los detenidos de la CIA inventaron información, lo que dio como resultado que la inteligencia fuera deficiente", se lee en el reporte.

La CIA y otros defensores de estas técnicas de interrogación mejorada, entre ellos el exvicepresidente Dick Cheney, siguen alegando que estos métodos son esenciales para las labores de recopilación de inteligencia en la lucha contra el terrorismo.

La CIA rebatió el reporte con una evaluación propia el martes y señaló que la información obtenida "propició avances considerables en a comprensión estratégica y táctica del enemigo de formas que hasta el día de hoy siguen brindando información a las labores de contraterrorismo".

3. La tortura no ayudó a que la CIA encontrara a Osama bin Laden

La CIA sigue afirmando que los interrogatorios coercitivos fueron cruciales para capturar a Osama bin Laden, pero en el reporte del Senado se concluye que la información más "precisa" que la CIA obtuvo y que llevó a la captura de bin Laden provino de un detenido antes de que lo torturaran.

La CIA argumenta que la información que se obtuvo por medio de coerción cambió "fundamentalmente" los cálculos de la agencia.

En el reporte del Senado se insiste en que podrían haber capturado a bin Laden son torturar a ningún detenido.

La información de inteligencia "más precisa" de la CIA que llevó a la captura de bin Laden provino de Hassan Ghul, a quien capturaron en Iraq en 2004.

Aunque después sometieron a Ghul a interrogatorios mejorados, en el reporte del Senado se alega que Ghul proporcionó información que llevó al mensajero de bin Laden por medio de un interrogatorio tradicional, antes de que se enfrentara a cualquier cosa parecida a tortura.

4. Uno de los detenidos murió, al parecer de hipotermia, luego de que lo encadenaran, semidesnudo, a un piso de concreto

Un análisis somero de estas técnicas detalla que la CIA recurría a la privación del sueño para agotar a las víctimas: "mantenían despiertos a los detenidos hasta por 180 horas, usualmente de pie o en posiciones de tensión, a veces con las manos esposadas sobre la cabeza".

Las técnicas incluyen la "rehidratación rectal", "'baños' de agua helada" y amenazar a los detenidos con lastimar a sus familiares (por ejemplo, "abusar sexualmente de la madre de un detenido"), según el resumen del reporte.

Lee: 5 técnicas de tortura de la CIA en interrogatorios

Entre las tácticas psicológicas se recurrió a mantener a los detenidos en habitaciones totalmente a oscuras "con música a todo volumen y una cubeta para los desechos humanos".

Además, las habitaciones estaban frías… heladas.

Uno de los detenidos, "quien estaba parcialmente desnudo y encadenado a un piso de concreto", murió en noviembre de 2002, presuntamente de hipotermia.

Los detenidos de la CIA a los que sometieron a estas tácticas de interrogación experimentaron "alucinaciones, paranoia, insomnio y trataron de lastimarse y mutilarse" más tarde.

Trasciende que dejaron a un lado al personal médico y acallaron sus inquietudes respecto a los interrogatorios coercitivos, según el reporte.

Según el reporte, la tortura con agua a la que sometieron al autor intelectual de los ataques el 11-S, Khalid Sheikh Mohammed, "casi fueron ahogamientos". Torturaron a Mohammed con agua al menos 183 veces.

Otro de los detenidos, Abu Zubadyah, quedó inconsciente y casi muere mientras el personal de la CIA lo torturaba con agua.

"En al menos una de las sesiones de tortura, Zubadyah 'dejó de reaccionar completamente, de su boca totalmente abierta salían burbujas", reportó el comité. "(Él) siguió sin reaccionar hasta que intervinieron los médicos, recobró la consciencia y expulsó cantidades copiosas de líquido".

Las videograbaciones de las dos sesiones de tortura con agua a las que sometieron a Zubadyah a lo largo de 21 horas desaparecieron de los archivos de la CIA.

5. La CIA engañó a la Casa Blanca, al Congreso y a otras dependencias

Según los expedientes de la CIA que se mencionan en el reporte del Senado, no se informó al entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de "las técnicas específicas de interrogación mejorada antes de abril de 2006". Eso significa que tomó cuatro años desde que el programa inició para que se rindiera un informe completo sobre los interrogatorios de la CIA al presidente de Estados Unidos.

Para ese entonces, 38 de los 39 detenidos a los que sometieron a los interrogatorios coercitivos de la CIA ya habían estado bajo custodia y los habían interrogado con esas técnicas. La falta de expedientes de la CIA indica que es probable que hayan torturado a más detenidos.

En el reporte del Senado también se llegó a la conclusión de que la CIA "entregó grandes cantidades de información inexacta e incompleta" a la Casa Blanca y a los altos mandos de seguridad nacional. Según el reporte, el memorando legal del Departamento de Justica, en el que se justifica el uso de las técnicas de interrogación mejorada, se basa en pruebas falsas.

Los agentes de la CIA exageraron o falsearon totalmente los datos del éxito del programa de interrogatorios mejorados cuando rindieron su informe a las autoridades en la Casa Blanca, según el reporte del Senado.

Dijeron a los funcionarios de la Casa Blanca que "las técnicas de interrogación mejorada de la CIA eran particularmente eficaces y necesarias para generar información de inteligencia que el gobierno estadounidense no podía obtener por otros medios", según el reporte.

6. Los agentes que estaban a cargo de las prisiones tenían poca supervisión

Los mandos medios que estaban a cargo de supervisar los centros de detención y los agentes de la CIA no capacitados interrogaban a los detenidos sin supervisión.

En el centro de detención de la CIA, al que se hace referencia como COBALT en el reporte, pusieron a cargo a "un mando medio sin experiencia ni capacitación en el manejo de prisioneros que estaba en su primera misión en el extranjero". Durante su gestión, en 2002, uno de los detenidos murió, presuntamente a causa de hipotermia.

La dirigencia de la CIA declaró en 2003 que sabían "poco o nada de las operaciones en COBALT" y que de hecho algunos ignoraban que se llevaran a cabo interrogatorios mejorados en el centro.

En el reporte también se llega a la conclusión de que sometieron a al menos 17 de los detenidos a interrogatorios mejorados sin la autorización del alto mando de la CIA. El Departamento de Justicia nunca aprobó algunas de las técnicas usadas, tales como "los azotes en la región del abdomen y el sofocamiento con agua fría".

Se llevaron a cabo al menos dos ensayos de ejecución en COBALT sin conocimiento ni aprobación del alto mando de la CIA.

7. El autor intelectual de los ataques del 11-S "venció" a la tortura

Torturaron con agua a Khalid Sheikh Mohammed, autor intelectual de los ataques terroristas del 11-S, en al menos 183 ocasiones.

La CIA afirmó que el método había sido efectivo para que los interrogadores de la CIA obtuvieran información de Mohammed, pero los interrogadores describieron un panorama distinto en una entrevista con el inspector general de la CIA, según el reporte del Senado.

Los interrogadores y el personal médico dijeron que Mohammed "lo odiaba, pero sabía que podía arreglárselas" y que "descubrió una forma de lidiar con (la tortura con agua)".

Mohammed "venció al sistema" y uno de sus interrogadores declaró que el sospechoso de terrorismo respondía mejor a los enfoques no contenciosos.

Al igual que otros de los detenidos torturados, Mohammed a menudo se retractaba de lo que había dicho a la CIA para que detuvieran la tortura.

Uno de los datos inventados fue una conspiración para asesinar al expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter, que los agentes de la CIA describieron como "un cuento elaborado".

8. Dos psicólogos del gobierno fundaron una empresa que ganó 81 millones de dólares gracias a los interrogatorios

Dos psicólogos que ayudaron a desarrollar los procedimientos de interrogación mejorada fundaron una empresa en 2005 para ayudar a dirigir el programa de interrogatorios de la CIA.

Entre 2005 y 2009, la empresa obtuvo cerca de 81 millones de dólares del gobierno.

Los psicólogos habían estado involucrados en la "escuela de Supervivencia, Evasión, Resistencia y Escape" de la Fuerza Aérea y ninguno "tenía conocimientos especializados sobre al Qaeda, experiencia en antiterrorismo ni alguna experiencia cultural o lingüística relevante", según el reporte del comité del Senado.

Antes de fundar la empresa, uno de los psicólogos recomendó que se usaran los interrogatorios coercitivos en el caso de Gul Rahman días antes de que lo encontraran muerto por presunta hipotermia en 2002.

Con información de Evan Perez, Stephen Collinson, Joshua Gaynor, Z. Byron Wolf y Robert Yoon.

Ahora ve
Sebastián Piñera lidera las elecciones presidenciales en Chile
No te pierdas
×