Cosas que molestan a Corea del Norte: Navidad, telenovelas y el k-pop

La película de ficción sobre un atentado para matar a Kim Jong Un solo es una muestra de la hipersensibilidad del régimen norcoreano
CNN-poster-The-Interview-hackeo-Sony  Poster The Interview
Jethro Mullen
Autor: Jethro Mullen
(Reuters) -

La furia de Corea del Norte sobre la película cómica The Interview parece haber tocado la hipersensibilidad del sigiloso Estado a extremos nuevos.

El régimen de Kim Jong Un ya había calificado la película como “el terrorismo más manifiesto y una acción de guerra”. Ahora, el gobierno de Estados Unidos está preparado para culpar a Pyongyang del hackeo a Sony Pictures, estudio responsable de la película protagonizada por Seth Rogen y James Franco que muestra el asesinato de Kim.

Sony retiró la película después de una amenaza contra la gente que pretendiera ver la cinta en los cines.

“Corea del Norte ha proporcionado un nuevo estándar de oro de debilidad en política internacional: un Estado que se siente amenazado por una película de Seth Rogen”, tuiteó Jennifer Lind, profesora asociada en el Dartmouth College que se especializa en temas de seguridad de Asia Oriental.

Corea del Norte se reserva la mayor parte de su furia para asuntos como las sanciones de la ONU por su programa nuclear, y los ejercicios militares entre Estados Unidos y Corea del Sur cerca de sus fronteras. Pero The Interview no es el primer caso por el que Pyongyang se vuelve loco por cosas aparentemente inocuas. Aquí hay algunos ejemplos notables:

Los árboles de Navidad

La temporada festiva rara vez llena de alegría la frontera fuertemente armada entre Corea del Norte y del Sur, conocida como la zona de distensión. Las decoraciones de Navidad en el lado surcoreano se han convertido en un punto de dolor recurrente. Pyongyang ha mostrado su descontento por una torre de 30 metros en forma de un árbol de Navidad, colocada encima de una colina, con decenas de miles de luces que se podía ver desde lo más profundo del territorio norcoreano.

Corea del Norte habría dicho que la decoración era un intento de extender la religión sobre la frontera y, en 2011, amenazó “consecuencias imprevistas” si las luces se encendían. Las autoridades de Corea del Sur recientemente bajaron la vieja estructura pero se han aprobado los planes de un grupo cristiano para construir una nueva torre.

El historial de Corea del Norte de “¡bah, patrañas!” se remonta a décadas: la objeción de colocar los árboles de Navidad en la frontera viene desde los años sesenta. Un informe publicado en The New York Times en 1964 reportó que Pyongyang también se había quejado de las tropas estadounidenses que lanzaron bolas de nieve a los soldados de Corea del Norte en torno a la zona de distensión.

Las telenovelas

Corea del Norte es conocido por sus esfuerzos para controlar rígidamente qué información desde fuera de sus fronteras se filtra a través de sus ciudadanos. Pero al parecer eso no impide que algunos de ellos busquen con avidez las copias ilícitas de los programas de televisión de Corea del Sur y otros países. Los dramas surcoreanos son reportados como muy populares.

Los riesgos potenciales de ver estos programas, que ponen de relieve las diferencias entre la población empobrecida de Corea del Norte y la de su vecino del sur, son enormes. El Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur reportaron en octubre la ejecución militar de funcionarios del partido gobernante de Corea del Norte por ver una telenovela surcoreana.

A pesar de la postura draconiana del régimen, su joven líder ha mostrado un montón de entusiasmo por la cultura occidental. A Kim, que se cree que acudió a una escuela en Suiza, se le visto disfrutando de los personajes de Disney y ha hecho amistad con la excéntrica exestrella de la NBA, Dennis Rodman.

Opinión: Rodman, ¿de estrella de la NBA a 'juguete' de Corea del Norte?

K-pop

Como las relaciones entre las dos Coreas se deterioraron en 2010, tras el hundimiento de un buque de guerra de Corea del Sur, Seúl tomó represalias mediante la difusión de un programa de radio anti-Corea del Norte. La emisión se inició con una canción pop del grupo femenino surcoreana Four Minute.

El gobierno de Corea del Sur también comenzó la colocación de enormes altavoces a lo largo de la frontera para difundir propaganda hacia Corea del Norte, algo que no había hecho durante años debido a una distensión en las relaciones. Enfurecido, el gobierno de Pyongyang amenazó con bombardear las posiciones de los altavoces y convertir a Seúl en un “mar de fuego”.

Fotos ajustadas y recortadas

Los visitantes extranjeros en Corea del Norte se enfrentan a una serie de fuertes restricciones a dónde van y lo que hacen. Esos límites abarcan qué tipo de fotos tomar. “Hay muchas restricciones sobre la imágenes, que tienen que ser obedecidas en la República Popular Democrática de Corea”, advierte la agencia de viajes Koryo Tours.

Recomendamos: Sinuiju, la ciudad norcoreana prohibida que podrías conocer pronto

Los fotógrafos que han pasado tiempo en el país dicen que en particular se debe tener cuidado cuando toman fotos de las estatuas de los líderes de Corea del Norte. “Es visto como un insulto recortar las manos, los pies o la cabeza cuando se toman fotografías de estatuas o imágenes de los dirigentes o funcionarios del gobierno”, escribió Olaf Schuelke, un fotógrafo documentalista, en un artículo para CNN.

Sus comentarios fueron repetidos por la fotoperiodista Julia Leeb, quien le contó a NPR sobre su experiencia. “Hay que inclinarse… por respeto, y si uno toma fotos, uno debe enfocar toda la estatua”, dijo. “No se puede tomar un retrato, por ejemplo… porque es una falta de respeto. Y no se puede tomar fotos desde atrás”. Leeb también advirtió que no está permitido doblar un periódico si en él hay una imagen del líder.

Globos

Bueno, no estamos hablando de globos de fiesta. El régimen de Corea del Norte se envuelve en sí en una espuma de rabia por los globos que flotan sobre la frontera por activistas surcoreanos. Pero su ira se dirige específicamente a la carga transportada por los globos, eso puede incluir billetes de dólar, DVDs y pequeñas radios AM/FM que muestran la prosperidad en Corea del Sur, así como los documentos que critican al régimen norcoreano. Los globos a veces incluso llevan Choco Pies, bocadillos baratos que se consideran golosinas de alto valor en Corea del Norte.

Los globos enloquecen al régimen de Pyongyang, que generan amenazas regulares de represalias violentas. Los medios estatales del Norte han advertido en el pasado de “ataques despiadados” contra los lanzamientos. En octubre, el ejército de Corea del Norte eliminó unas rondas antiaéreas de una bandada de globos; en respuesta, Corea del Sur lanzó una explosión de maquinaria pesada.

La Biblia

En un Estado construido alrededor de un culto extremo a la personalidad, otros sistemas de creencias pueden ser temas delicados. Eso es lo que Jeffrey Fowle, un trabajador municipal de Ohio, descubrió a un costo considerable a principios de este año.

Durante una visita al país, Fowle dejó una Biblia en un club para marineros extranjeros. Las autoridades de Corea del Norte interpretaron el hecho como una violación de sus leyes y mantuvieron prisionero al padre de tres hijos durante cinco meses.

“Yo había leído sobre la persecución de los cristianos en el país, me sentí obligado a ayudar de alguna manera”, dijo Fowle a CNN en octubre después su liberación por Corea del Norte y el viaje en un avión del gobierno de Estados Unidos. Aunque Corea del Norte tiene algunas iglesias controladas por el Estado, el régimen prohíbe actividades religiosas independientes.

Algo que no es cierto

Con su marca inimitable de sátira, The Onion resumió las tendencias melodramáticas de Corea del Norte en 2006 con un artículo parodia sobre el padre y predecesor de Kim Jong Un, titulado, ‘Kim Jong-il Interpreta el amanecer como un acto de guerra'.

Madison Park contribuyó con este reporte.

Ahora ve
El agradecimiento con el que Agustín Carstens se despidió de Banxico
No te pierdas
×