Aún hay cuerpos por todas partes tras la masacre 'más letal' de Boko Haram

El grupo rebelde arremetió contra el pueblo de Baga, en Nigeria, y causó la muerte de cientos, probablemente miles de personas
Ataque del grupo Boko Haram
EFE. Nigeria-Ataque a cristianos  Ataque del grupo Boko Haram
Autor: Faith Karimi y Aminu Abubakar | Otra fuente: CNN

Los atacantes llegaron con lanzagranadas a un pueblo nigeriano… los disparos y las explosiones desgarraron la tranquilidad de la mañana.

Mientras los habitantes aterrados se dispersaban en el bosque en el pueblo de Baga y las aldeas aledañas, los pistoleros descargaron unas motocicletas de sus camiones y los persiguieron.

Los habitantes se ocultaron tras la maleza. Las balas los atravesaron. Algunos se refugiaron en sus hogares y los quemaron vivos.

Muchos trataron de cruzar al vecino Chad y se ahogaron mientras trataban de nadar por el lago Chad.

Para cuando las armas callaron, las autoridades locales reportaban entre cientos y casi 2,000 muertos.

Cuerpos por todas partes

Era el 3 de enero de 2015.

El lunes 12 aún había cuerpos por todas partes en la zona. "Aún no es seguro ir a recogerlos para enterrarlos", dijo Musa Bukar, jefe del gobierno local en Baga.

Los servicios de emergencia no entrarán a las aldeas en las que los rebeldes siguen causando caos, señalaron las autoridades locales.

"Baga no es accesible porque sigue ocupado por Boko Haram", dijo el senador Maina Ma'aji Lawan del estado septentrional de Borno.

El estratégico pueblo nigeriano está en la frontera con Chad, lo que da a los extremistas un ingreso mejor a ambos países.

La masacre 'más letal'

Boko Haram ha aterrorizado el norte de Nigeria regularmente desde 2009; ha atacado a la policía, escuelas, iglesias y civiles y ha bombardeado edificios gubernamentales. El grupo islamista señaló que su objetivo es imponer una forma más estricta de la ley islámica en Nigeria, país dividido entre una mayoría musulmana en el norte y un sur mayormente cristiano. Las tácticas crueles del grupo han impactado y desconcertado al mundo.

Han secuestrado estudiantes, entre ellas a más de 200 niñas que han estado desaparecidas desde abril.

El sábado detonaron unos explosivos atados a una niña de 10 años en un concurrido mercado en Nigeria. Murieron al menos 20 personas. Aunque nadie se ha adjudicado el ataque, los principales sospechosos son los rebeldes de Boko Haram.

Sin embargo, la magnitud del ataque de principios de enero (la muerte de cientos, tal vez miles de personas) desafía la lógica.

Los ataques empezaron al amanecer del 3 de enero y se prolongaron durante el fin de semana, de acuerdo con los habitantes.

Amnistía Internacional señaló que la masacre había sido el "acto más letal" de Boko Haram.

"Si son ciertos los reportes de que la ciudad quedó reducida a escombros y de que cientos, tal vez hasta 2,000 civiles murieron, se trata de una intensificación perturbadora y sangrienta del avance constante de Boko Haram", dijo Daniel Eyre, investigador de Amnistía Internacional en Nigeria.

Las fuerzas armadas nigerianas señalaron que las descripciones de que el ataque era "el más letal" eran "muy válidas".

"El ataque contra la ciudad por parte de los militantes implacables y sus actividades a partir del 3 de enero deberían convencer a las personas bienintencionadas de todo el mundo de que Boko Haram es el mal y que todos debemos colaborar para acabar con él", señalaron.

Atrapados en una isla

La miseria aún no termina.

Quienes sobrevivieron al ataque y trataron de nadar hacia Chad ahora están atrapados en la isla Kangala, en el lago Chad. Las autoridades chadianas pidieron a la ONU que les ayude a reubicar a más de 1,000 de ellos.

Abubakar Gamandi, nativo de Baga que estaba de viaje durante el ataque, dijo que la gente que está atrapada está muriendo. "He estado en contacto con ellos por teléfono", dijo. "Me dijeron que algunos están muriendo por falta de alimento, de frío y malaria en la isla infestada de mosquitos".

De las 30,000 personas que quedaron desplazadas tras los ataques, 20,000 acamparon en la ciudad de Maiduguri. Están sacando a los otros 10,000 de la ciudad de Monguno, situada a unos 60 kilómetros de Baga.

Tropas en persecución

Mike Omeri, portavoz de los servicios de seguridad nacional, dijo que las tropas nigerianas están persiguiendo a los rebeldes.

"Las fuerzas de seguridad reaccionaron rápidamente y han desplegado una cantidad considerable de elementos militares; también han llevado a cabo ataques aéreos contra blancos rebeldes", dijo Omeri. "Las tropas están operando para arrebatar la zona a los terroristas".

Pero Gamandi, el nativo de Baga, dice que no es cierto.

"Con base en la información que estamos recibiendo de los habitantes de los alrededores, no se ha presentado ni un soldado nigeriano en Baga desde que lo tomó Boko Haram", dijo. "Es pura propaganda".

Los detractores han acusado al gobierno del presidente Goodluck Jonathan de no hacer lo suficiente para enfrentar a esta insurgencia que afecta principalmente a los bastiones de la oposición.

Se celebrarán elecciones presidenciales en Nigeria en febrero. La semana pasada, Jonathan anunció en un ruidoso mitin en Lagos que buscaría la reelección.

No dijo una sola palabra sobre las masacres.

Faith Karimi escribió y reportó desde Atlanta y Aminu Abubakar reportó desde Kano. Con información de Nic Robertson desde Abuja, Nigeria.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×