La tormenta de nieve pone a 'temblar' al noreste de EU... pero no tanto

Aunque el pronóstico indicaba hasta 90 centímetros de nieve, la acumulación ha sido menor de la esperada pero congelante por igual
EU se prepara para "la peor tormenta"
Autor: Ed Payne y Greg Botelho
(Reuters) -

Tú no podrías, o realmente no deberías, salir a comprar una dona y un café este martes por la mañana en Nueva Inglaterra, al noreste de Estados Unidos.

No tienes ni que salir de casa para sentirlo: basta con mirar afuera en la ventisca, la rápida caída de nieve o escuchar a los vientos huracanados.

Cerca, los residentes de la ciudad de Nueva York despertaron con un suspiro de alivio después de que la tormenta de nieve no fue tan feroz como se había temido.

Para el resto del noreste, todavía es demasiado pronto para exhalar. Eso es porque esta tormenta seguía golpeando con fuerza a Connecticut, Rhode Island y Massachusetts este martes.

Alrededor de las 06:40 horas (local), la ciudad de Sandwich, de Cabo Cod, ya tenía 33 centímetros de nieve, y un pronóstico de mucha más para Bay State.

Luego está el viento formidable que acompaña a la nieve, que la Agencia de Manejo de Emergencias de Massachusetts reportó con ráfagas de 124 kilómetros por hora durante la noche en la isla de Nantucket.

¿La buena noticia? La gente parecía haber hecho caso de las advertencias sobre la tormenta pronosticada como "atroz" y "potencialmente histórica" y se abastecieron con tiempo y permanecieron bajo resguardo.

Rafi Menachem estaba en casa en Brookline, a las afueras de Boston, esperando lo mejor. Su esposa es una médico que pasó la noche en el trabajo en el Boston Medical Center. "Estamos resguardados con alimentos, refugio y agua", dijo Menachem. "Estoy preocupado por la electricidad".

"Hemos esquivado la bala”

Mientras que los residentes de Rhode Island y Massachusetts lucharon con la tormenta del martes, otros en el noreste —como Nueva York y Nueva Jersey— respiraban aliviados.

Siete estados, desde Nueva Jersey a New Hampshire, declararon estado de emergencia. Las clases fueron suspendidas hasta el miércoles también. El transporte público estuvo cerrado. Los negocios cerrados, lo que sugiere un impacto económico de largo alcance en una de las regiones de mayor actividad comercial de Estados Unidos.

Sin embargo, a media mañana, la nieve ni siquiera había caído en la ciudad de Nueva York. Para entonces, la prohibición de viajar en Nueva Jersey y Nueva York —incluso a lugares como Long Island Islip, que obtuvo más de 20 centímetros de nieve— se habían levantado, mientras se mantenían en la vecina Connecticut.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, consideró a todos la advertencia y preparativos como "un escenario mejor de prevenir que curar".

"Hemos esquivado la bala", dijo a CNN. "Esto no es nada como nos temíamos que sería".

El pronóstico

La nieve está cayendo de 5 a 10 centímetros durante algunos ratos, y es especialmente pesada a lo largo de la costa.

Las condiciones se aliviaron en Nueva York y Nueva Jersey este martes temprano, mientras que el Servicio Meteorológico Nacional suspendió la advertencia de ventisca para la mayoría de esos dos estados.

La gente todavía puede esperar condiciones de tormenta de nieve desde el este de Long Island, Nueva York, a Maine.

El pronóstico también mejoró un poco para Boston, que esperaba originalmente unos 75 centímetros de nieve. Se esperan ahora de 38 a 63 centímetros, y en algunos casos un poco más.

Hasta 58 millones de personas podrían padecer este congelamiento. Y la tormenta podría tener un impacto económico de largo alcance, incluso más allá de la región que golpeó directamente.

Massachusetts, Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Pensilvania, Rhode Island y New Hampshire seguían en estado de emergencia.

El impacto

Volar hacia y desde el noreste es imposible.

Unos 4,600 vuelos desde y hacia Estados Unidos ya habían sido cancelados a partir del 07:00 horas del martes, según el sitio web de seguimiento de vuelo Flightaware.com. Eso está por encima de los 2,800 del lunes. Cientos más ya se han cancelado para el miércoles.

Los aeropuertos más afectados fueron los de Nueva York, Boston y Filadelfia. El Aeropuerto Internacional Logan de Boston no se reabrirá hasta el miércoles.

Las principales aerolíneas estadounidenses están ofreciendo cambio de reserva gratis de los vuelos hacia y desde el noreste hasta el martes.

Para algunos viajeros, era dudoso. Ricardo Canadinhas miró por una ventana cubierta de hielo en su vuelo de Virgin Atlantic antes del despegue. Apenas podía ver. “#EstoEsSeguro”, tuiteó en inglés.

Los trenes de Amtrak también quedaron suspendidos en la región.

Las carreteras

"No es ninguna broma tener personas varadas en una carretera. Hemos pasado por eso antes", dijo a gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el lunes. "Es alarmante la rapidez con que un simple viaje al supermercado puede terminar siendo muy peligroso".

Connecticut y Massachusetts también lanzaron prohibiciones de viaje. La violación de la prohibición puede llevar a una multa de 500 dólares en Massachusetts.

En Filadelfia, el alcalde Michael Nutter declaró una emergencia de nieve. Coches estacionados en las carreteras de emergencia por causa de la nieve serán remolcados y los propietarios multados, dijo.

"Va a ser la clase de noche donde la mejor cosa que todos pueden hacer es permanecer en el interior", dijo el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, la noche del lunes.

La reacción

Las advertencias de tormenta parecían impresionar hasta al más experimentado. Los abarrotes volaron de los estantes de Brooklyn a Bangor.

Michelle Thompson, una profesora que vive en Nueva York, encontró poco en una tienda de comestibles de Greenwich Village. "Estos son los tipos de suministros neoyorquinos que necesitamos", dijo, mirando las estanterías vacías. "Al parecer, el pan fresco es imperativo como los huevos también. ¡No te olvides de la pasta seca y salsa!".

Fue la misma historia en el mercado en el Star Market, o en las tiendas Menachem en Boston. "La mayoría de los productos, embutidos, huevos, leche y pan habían volado", dijo.

La respuesta

El comisionado de Policía de Nueva York, William Bratton, dijo que su fuerza estaba bien preparada, con una flota de vehículos equipados con cadenas para las llantas y los grandes SUV capaces de atravesar las calles cubiertas de nieve.

El estado de Nueva York tiene al menos 1,806 máquinas quita nieve y más de 126,000 toneladas de sal para rociar en las carreteras de la región.

La Guardia Nacional también desplegó seis docenas de su personal y 20 vehículos en todo el estado.

Las clases se han suspendido en cientos de distritos escolares, incluyendo la ciudad de Nueva York, Boston y Filadelfia.

La espera

Seamos realistas, el noreste sabe todo sobre la nieve. Un poco de panorama blanco no va a estropear las cosas. En Times Square, unas pocas almas valientes seguían resbalándose con el aguanieve para tomarse selfies.

Steve Nogueira, un meteorólogo jubilado que vive en Taunton, Massachusetts, al sur de Boston, dijo que era impresionante la tormenta, pero él y su esposa están preparados para ello.

"Está bastante salvaje aquí en este momento, el resoplido y la acumulación", dijo. "Estamos bastante acostumbrarse a ello. Tenemos comida, leche y cerveza... También tenemos una estufa de gas, por lo que si perdemos la electricidad todavía podemos cocinar”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Vamos a pasar esto. Estamos de Nueva Inglaterra. Lo hemos hecho antes."

Greg Botelho, Ralph Ellis, Ashley Fantz, Sara Ganim, Joe Sutton, Dana Ford, Aaron Cooper, Joshua Gaynor, Taylor Ward, Teri Genova y Kevin Conlon contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×