La nueva estrategia de rehenes de ISIS cambia de objetivos

El grupo terrorista exigió la liberación de tres prisioneras de alto perfil a cambio de no matar a dos rehenes
isis goto  isis goto
Autor: Laura Smith-Spark y Deborah Feyerick
(Reuters) -

De acuerdo con los expertos, esta es una nueva dinámica para ISIS: exigir prisioneros de gran valor a cambio de los rehenes.

Parece que tres de los prisioneros que ISIS quiere de vuelta son mujeres: una atacante suicida que falló, una presunta fabricante de bombas y una mujer con lazos con el líder de ISIS. El cuarto es un niño.

Muchos países tienen la estrategia de no negociar con los terroristas. Sin embargo, esta nueva táctica de ISIS está poniendo a prueba a los gobiernos.

OPINIÓN: Pago de rescates ¿un mal necesario?

En su exigencia más reciente, ISIS pidió que le entregaran a Sajida al Rishawi. Es una yihadista a la que encarcelaron por participar en un ataque suicida en el que murieron docenas de personas en 2005 en Jordania.

Los militantes dijeron que si no la llevaban a la frontera con Turquía para el atardecer del jueves, morirían dos rehenes: el periodista japonés Kenji Goto, y el piloto jordano Moaz al Kassasbeh. El plazo se cumplió pero se desconoce la suerte que corrieron los rehenes.

"Negociar con ISIS, reconocerlos, dialogar siquiera con ellos les da la impresión de que actúan como un Estado", dijo Sajjan Gihel, director de seguridad internacional de la Fundación Asia Pacífico.

'Un ciclo sin fin'

Las autoridades jordanas señalaron que están dispuestas a intercambiar a al Rishawi por el piloto. Sin embargo, exigieron una "prueba de vida" de al Kassasbeh, a quien capturaron en diciembre luego de que su avión se estrellara en Siria.

Un exnegociador del FBI, Chris Voss, dijo que Jordania estaba haciendo bien… y que era sospechoso que ISIS no hubiera dado una prueba de vida hasta ahora.

"Es el curso natural y común del regateo en esta clase de negociaciones y ellos decidieron no hacer eso en este punto", dijo.

La propuesta más reciente de ISIS no es un intercambio de prisioneros en el sentido usual, ya que los militantes ahora piden la liberación de al Rishawi solo para no matar a los dos rehenes, pero no prometen liberarlos.

Voss dijo que era peligroso entrar en esta clase de territorio con los terroristas.

"Si participas en esa clase de negociación, entonces ellos pueden amenazar una y otra vez con matar a la misma persona… y seguir exigiendo la liberación de los rehenes o cualquier otra cosa que exijan", explicó.

"No puedes ceder a esa clase de cosa porque eso te lleva a un ciclo sin fin en el que ellos tienen todo el poder".

Es importante recordar que para ISIS y los grupos como ese, el factor clave es la ganancia, dijo Voss.

"Los secuestradores están en el negocio del intercambio de bienes. Aunque para nosotros es un concepto horripilante, para ellos es un negocio… y es el negocio en el que ISIS está y por eso tienes que tomarlo como tal".

Prisioneros simbólicamente importantes

Además de al Rishawi, la atacante suicida fallida, ISIS quiere a otras dos mujeres: una presunta fabricante de bombas y una mujer relacionada con el líder de ISIS… además de un niño.

Cada uno de los prisioneros es simbólica y estratégicamente importante para el grupo terrorista.

Al Rishawi está relacionada con ISIS a través de su hermano, quien alguna vez fue un miembro prominente de al Qaeda en Iraq, grupo del que surgió ISIS.

A cambio de los periodistas estadounidenses James Foley y, más tarde, Steven Sotloff, ISIS exigió la liberación de Aafia Siddiqui, apodada Lady al Qaeda: una neurocirujana presa en Estados Unidos por su relación con el autor intelectual de los ataques del 11-S, Khalid Sheik Mohammed.

La arrestaron en Afganistán en 2008, cuando llevaba documentos sobre la fabricación de bombas para un ataque con armas biológicas que causaría "muertes en masa" en objetivos en Estados Unidos como la Estatua de la Libertad y el puente de Brooklyn.

Una de las prisioneras de alto perfil cuya liberación ISIS no ha exigido públicamente es Saja al Dulaimi. Tal vez sea la esposa del misterioso líder de ISIS, Abu Bakr al Baghdadi, quien luchó con al Qaeda en Iraq, aunque el ministerio del Interior de Iraq ha cuestionado esa relación.

Unas fuentes regionales dijeron a CNN que al Dulaimi es un personaje poderoso de ISIS; la arrestaron por ser un objetivo de alto valor mientras cruzaba a Líbano con un niño de cuatro años al que una fuente en los servicios de inteligencia identificó como hijo de al Baghdadi.

Desde su captura, en marzo de 2014, Baghdadi ha pedido que liberen a su hijo, de acuerdo con una fuente de la región.

Bergdahl a cambio de talibanes

En casos similares anteriores, los gobiernos han cedido.

El año pasado, Estados Unidos intercambió a varios talibanes cautivos por el sargento Bowe Bergdahl, a quien el grupo extremista capturó casi cinco años antes.

A pesar de que se afirmaba que era probable que Bergdahl hubiera abandonado su puesto antes de que lo secuestraran, el Departamento de Estado de Estados Unidos defendió la medida y señaló que no era algo inusual.

"Es absolutamente coherente con lo que ha ocurrido en guerras anteriores, incluida la de Corea, incluida la de Vietnam", dijo la vocera de la dependencia, Marie Harf, quien agregó que "Estados Unidos tiene una larga historia de intercambio de prisioneros".

Para complicar las cosas, uno de los cinco talibanes a los que liberaron de Guantánamo a cambio de Bergdahl en mayo de 2014, intentó reincorporarse a las actividades militantes en Qatar y se puso en contacto con presuntos socios del Talibán en Afganistán, según declararon varios funcionarios a CNN.

Durante la Guerra Fría, Occidente también intercambió cientos de espías con los países del bloque comunista.

Sin embargo, los intercambios de prisioneros con los grupos extremistas siguen generando controversia.

Israel hizo una gran concesión en 2011 a su archienemigo, el grupo rebelde palestino Hamas que gobierna Gaza.

Intercambió a más de 1,000 prisioneros palestinos por el soldado Gilad Shalit, a quien habían secuestrado en Gaza en 2006.

Hamas celebró la negociación como si hubiera sido una victoria importante y el gobierno del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, recibió duras críticas.

Lee: ¿Qué países han pagado más rescates?

¿Rescate o intercambio?

Duncan Bullivant, consultor de riesgos en Reino Unido, dice que intercambiar prisioneros por rehenes es mejor que pagar por la liberación de los prisioneros, como hacen algunos países europeos.

"El pago de un rescate en efectivo podría considerarse un financiamiento directo de organizaciones terroristas; por esa razón y por algunas otras, se considera inaceptable definitivamente en Estados Unidos, Reino Unido y cada vez más en otros países", dijo.

"No habría nada inusual en intercambiar combatientes; si la víctima japonesa llega a formar parte del trato, ya es una buena ganancia".

Tristemente, no es seguro que Goto y al Kassasbeh salgan vivos de las negociaciones actuales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero ya sea que logren la liberación de al Rishawi o no, está claro que los líderes de ISIS lograron un objetivo: que los medios de comunicación den máxima cobertura a su causa.

Con información de Frederik Pleitgen y Nic Robertson.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×