El antisemitismo en Europa ¿causará que los judios se vayan?

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo a los judíos de Europa y el mundo que Israel los espera "con los brazos abiertos"
Yihadistas en un barrio de Dinamarca
Autor: Ralph Ellis
(Reuters) -

La puerta está abierta, dijo el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, a los judíos de todo el mundo.

"El terrorismo de los extremistas islámicos ha golpeado a Europa una vez más, esta vez en Dinamarca", dijo este domingo. "Estamos preparándonos y llamando a que se reabsorba la inmigración masiva en Europa. A los judíos de Europa y a los judíos del mundo, les digo que Israel los espera con los brazos abiertos".

Netanyahu extendió la invitación luego de los actos violentos de antisemitismo, tales como el reciente asesinato de dos personas en Copenhague en un foro sobre la libre expresión y en un ataque afuera de una sinagoga.

El primer ministro de Israel hizo lo mismo en enero, luego de que los terroristas mataran a 19 personas a lo largo de tres días en París, ataques que incluyeron un tiroteo en una tienda de productos kosher. Otro recordatorio del antisemitismo ocurrió este lunes, cuando se anunció que acusaron a cinco adolescentes de vandalizar un cementerio judío en Francia.

Los casos de antisemitismo ponen nerviosas a muchas personas en Europa. ¿Las palabras de Netanyahu resonarán entre los judíos daneses? El rabino en jefe de Copenhague, Jan Melchior, dijo que no y adoptó una postura desafiante el lunes.

"No permitiremos que el terror rija nuestra vida", dijo. "No lo haremos. Seguiremos viviendo como judíos aquí en Dinamarca y en todas partes del mundo".

Sin embargo, muchos judíos europeos se están yendo a Israel, según el sitio web de La Agencia Judía (TJA, por sus siglas en inglés), grupo de enlace entre Israel y los judíos de todo el mundo.

Casi 7,000 personas se mudaron de Francia a Israel en 2014, por lo que Francia fue el principal país de origen de judíos inmigrantes por primera vez, según el sitio de TJA. Es una gran diferencia respecto a los 3,400 judíos franceses que emigraron en 2013 y a los 1,900 que lo hicieron en 2012, según el sitio.

Las solicitudes de información de los judíos franceses se dispararon en un 300% desde los ataques de enero, según informó TJA en un comunicado; el 80% de las llamadas provenían de París.

"Es estratosférico", dijo Yossi Leibovitz, director del Centro Global de TJA. Las cifras sobre la inmigración de daneses y la inmigración de 2015 no se dieron a conocer. En total, 26,500 personas migraron a Israel en 2014, un aumento del 32% respecto a 2013.

Cyril Verdugo dijo a CNN que creció en Francia pero se fue a Estados Unidos hace unos años porque crecía la violencia contra los judíos: asesinatos, golpizas a gente en las calles por usar la estrella de David o una kipá o "porque parecen judíos".

"Le dije a mi familia que el antisemitismo se estaba volviendo imposible en Francia, se estaba volviendo una situación insoportable en Francia", dijo. "Les dije a mis padres que me iría para poder expresar mi judaísmo de forma muy libre aquí en Estados Unidos".

Dijo que sus familiares se quedaron en Francia porque no querían desarraigarse, ya que habían vivido allá por décadas. Los ciudadanos judíos son parte integral del país, de acuerdo con los líderes de Francia y Dinamarca.

El presidente de Francia, François Hollande, se dirigió a los judíos franceses en una ceremonia en enero para conmemorar la liberación del campo de concentración de Awschwitz, casi al final de la Segunda Guerra Mundial, y dijo: "ustedes, gente francesa de religión judía, su lugar está aquí, en su hogar. Francia es su país", según la agencia Reuters.

La primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, habló el lunes por la noche en una vigilia por las víctimas del tiroteo a la que se calcula que asistieron más de 40,000 personas: "un ataque contra los judíos de Dinamarca es un ataque contra todos. La comunidad judía es una parte importante de Dinamarca. Nos uniremos y seguiremos con la vida cotidiana que conocemos. Nos unimos como daneses".

El ataque de Copenhague tuvo similitudes con los ataques de París.

En ambos, los blancos eran caricaturistas: Lars Vilks en Copenhague y el personal de la revista satírica Charlie Hebdo en París. Ambas fueron operaciones terroristas pequeñas que llegaron a la primera plana.

El nombre del líder de ISIS, Abu Bakr al Baghdadi, se invocó en ambas ocasiones: lo mencionó el pistolero de la tienda kosher en París, Amedy Coulibaly en un video y el pistolero de Copenhague en una publicación en Facebook.

El encuentro crítico con el terrorismo en Copenhague ocurrió el sábado 14 de febrero, cuando un pistolero abrió fuego en un foro sobre la libre expresión y mató a un hombre; luego disparó contra varias personas que estaban afuera de una sinagoga y mató a uno más. El pistolero murió en un enfrentamiento con la policía.

Pudo haber sido peor, dijo Don Rosenberg, líder comunitario judío en Copenhague.

"El pistolero pudo haber entrado en el centro comunitario", dijo. "El resultado habría sido una masacre en la que no me atrevo a pensar".

En los días siguientes, se acusó a dos hombres de ser cómplices del asesinato y Vilks, el caricaturista sueco que asistió al foro y salió ileso, se ocultó. Vilks es famoso por sus controvertidas representaciones del profeta Mahoma y está en una lista de blancos de al Qaeda.

El antisemitismo ha crecido en Europa, particularmente desde el más reciente conflicto en Gaza y el surgimiento de ISIS en Siria e Iraq.

Gerard Araud, embajador de Francia en Estados Unidos, dijo a CNN que es crucial que Francia proteja a sus ciudadanos judíos.

"Sería un gran fracaso moral, político y humano que la República Francesa no fuera capaz de proteger a nuestros compatriotas judíos", dijo. "Es un gran desafío, pero haremos lo mejor posible para encararlo".

El rabino Bent Lexner, ex rabino en jefe de Copenhague, dijo que hay precedentes históricos a la invitación de Netanyahu.

"En 1961, Ben-Gurion, el primer primer ministro de Israel, vino a Dinamarca y dijo lo mismo", dijo Lexner a CNN. "El rabino en jefe habló con los medios y dijo: 'esta no es forma de venir aquí, primer ministro, y pedirle a la gente que se vaya'".

La gente no debería irse a Israel por temor, dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Tengo tres hijos que se fueron de Dinamarca y que viven y han establecido familias en Israel", cuenta. "No se fueron de Dinamarca por miedo. Se fueron a Israel porque querían vivir en Israel. Yo quiero que esa gente que viene a Israel lo haga porque quiere, no porque tienen miedo de estar en otro país europeo".

Con información de Nic Robertson.

Ahora ve
Imágenes de la recuperación de la ciudad siria de Raqqa, grabadas con una GoPro
No te pierdas
×