El papa critica a empleadores que 'limpian' injusticias en la Iglesia

El pontífice calificó de "pecado gravísimo" a los fieles que hacen donativos a la iglesia para encubrir la evasión de impuestos
Francisco  El papa exige que los milagros sean considerados como tal solo si no tienen una explicación lógica médica.
(Reuters) -

El papa Francisco afirmó este viernes que pagar salarios en negro, es decir, de manera irregular, es un "pecado gravísimo" y que los cristianos que lo hacen pero luego dan donativos a la Iglesia están utilizando "a Dios para encubrir la injusticia".

Jorge Bergoglio invitó a los presentes en la misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta a preguntarse cómo es su relación con los trabajadores a su cargo y criticó a aquellos que les pagan sin satisfacer los impuestos correspondientes.

"No haga donativos a la Iglesia para soportar las injusticias que comete con sus empleados. Este es un pecado gravísimo: Es utilizar a Dios para encubrir la injusticia", afirmó.

Durante su discurso, el pontífice instó a los que acudieron a la misa a reflexionar en el periodo de Cuaresma sobre si en la nómina de sus trabajadores incluyen "contribuciones para su pensión" y "para asegurar su salud", y en definitiva si son generosos y justos con aquellos que tienen a su cargo.

"No es un buen cristiano aquel que no hace justicia con las personas que dependen de él", declaró, como tampoco es buen cristiano "aquel que no se desprende de las cosas que necesita para dar a otro que tenga necesidad".

"No es no comer carne los viernes (la Cuaresma), hacer cualquier cosita, y después fomentar el egoísmo, la explotación del próximo, la ignorancia de los pobres", agregó en alusión a ese precepto de la Iglesia sobre la abstinencia.

El pontífice argentino también propuso que los fieles se cuestionen si ayudan diariamente a los colectivos más necesitados como niños o ancianos. "¿Qué cosa puedo hacer por los niños, por los ancianos que no tienen la posibilidad de ser visitados por un médico? ¿o que esperan ocho horas y más (a ser atendidos) para que les cambien el turno a una semana después?", preguntó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El papa Francisco ha criticado en varias ocasiones la forma en que fieles y clérigos practican la religión católica. El año pasado, el pontífice aseguró que hay católicos "perezosos" que "van a misa todos los domingos, pero después piensan que no deben implicarse".

Mientras que de la curia, el gobierno central de la Iglesia Católica, ha dicho que sufren de una "patología del poder" que los lleva a sentirse superiores a otros católicos, a vanagloriarse y a planear en exceso.

Ahora ve
La obesidad infantil se multiplicó por 10 en los últimos 40 años
No te pierdas
×