Grecia traza un camino para aliviar la presión ante su crisis económica

El nuevo gobierno de izquierda alcanzó un aval de Europa para aliviar la que ha calificado como "crisis humanitaria" luego de 5 años
El nuevo gobierno de Grecia ante el reto económico
| Otra fuente: CNNMéxico

Más de cinco años de productos básicos encarecidos, acceso limitado a los servicios de salud y bajos ingresos han sido parte de la "crisis humanitaria" que han sufrido los habitantes de Grecia, pero este martes se abrió la puerta a una válvula de escape que podría aligerar esa carga.

El nuevo gobierno de izquierda de Grecia, dirigido por el primer ministro Alexis Tsipras, presentó ante la Comisión Europea un plan de reformas a las políticas públicas de su país, para acceder a poco más de 2,000 millones de dólares de financiamiento de la zona Euro.

El plan recibió la aprobación del llamado Eurogrupo, y con algunas reservas tuvo el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI), dos organismos claves para mantener a Grecia en la región del Euro, lo que a su vez evita una grieta económica entre los países de la región.

El acuerdo de este martes plantea una ventana de cuatro meses de extensión al rescate de Grecia de la crisis, pero hay dudas de qué pasará después de ese periodo.

La lista de reformas de Grecia es “suficientemente completa para ser un punto de partida válido para una financiación satisfactoria”, dijo el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsslbloem, en un comunicado.

El apoyo también significa una bolsa de oxígeno de 2,400 millones de dólares para el gobierno de Tsipras, quien llegó al poder en las elecciones de enero, impulsado, en parte, por el hartazgo de los griegos a las políticas de recortes al gasto público de los gobiernos de derecha anteriores.

Sin embargo, la directora del FMI, Christine Legarde, expresó sus dudas ante el plan.

"Creo que cubre los amplios temas que deberían estar en la agenda del nuevo gobierno de Grecia", pero dijo que en algunas áreas “importantes”, como la evasión fiscal o la corrupción, no ofrece “claras garantías”.

Lo que los organismos internacionales buscan es que Grecia se ajuste a un plan en el que se mantenga el control del gasto público, como en los planes de salud, jubilación, salarios, o impuestos como el IVA.

También exigen que Tsipras no intente revertir las privatizaciones en marcha, como los puertos, una idea contraria a la campaña del partido Syriza, pero que el primer ministro se comprometió a acatar para acceder al financiamiento de la zona Euro.

¿Qué propone Tsipras?

Desde que Grecia cayó en la crisis económica, arrastrada por la crisis global de 2009, el desempleo alcanzó hasta un 27% en 2013, lo que significaba que más de 1.3 millones de personas no contaban con ingresos, y entre los jóvenes la tasa casi alcanzaba el 52%.

Ello ha llevado a que miles de familias tengan acceso muy limitado a la alimentación, vivienda, al médico o a la educación.

Los gobiernos de derecha, en el pasado con la mayoría del partido Nueva Democracia, habían mantenido un estricto programa de recortes al presupuesto y limitaciones.

Las protestas contra los recortes durante la crisis han alcanzado tintes violentos en el pasado, hasta que en enero los griegos se decantaron por la opción de la izquierda.

Tsipras ofreció una alternativa a los griegos y ganó el apoyo para ser primer ministro, y aunque ha amenazado con salir de la zona Euro —lo que le permitiría devaluar su economía y obtener mejor financiamiento—, anunció un paquete de reformas para obtener el apoyo del resto de Europa.

En el gasto público, el más castigado, el primer ministro se comprometió este martes a ahorrar en el gasto del gobierno (aunque no en los salarios a los burócratas), y mantener el gasto del sector salud; sin embargo, mantuvo su postura de brindar salud universal a los griegos.

La “prioridad nacional” será combatir la corrupción, uno de los requisitos más constantes desde el Eurogrupo. Intentará evitar la entrada de productos y energéticos vía el contrabando, y el lavado de dinero.

Prometió tomar acciones para desincentivar las jubilaciones anticipadas, lo que aligeraría el gasto en pensiones en el sector público y su intención es extender la idea al privado.

También reducirá el aparato del gobierno de 16 a 10 ministerios, y los gastos de funcionarios, partidos y legisladores serán limitados.

Para la reforma laboral, la unión sindicalista de la Organización del Trabajo será tomada en cuenta, a diferencia de los gobiernos previos.

Tsipras dijo que buscará ampliar el esquema de “trabajo temporal”, y entre sus intenciones está el subir el salario mínimo.

En los impuestos, el plan es reformar el cobro del IVA y combatir la evasión, en particular con sectores de altos ingresos que actualmente no pagan los impuestos por los esquemas fiscales permisivos del país.

Pero en lo que parece que Tsipiras no piensa dar marcha atrás es en el combate a la "crisis humanitaria" de la pobreza, con esquemas como el otorgamiento de vales, en especial para la alimentación.

Grecia atenderá "las necesidades de la población que sufre la pobreza absoluta", ha dicho el gobierno.

Aunque Tsipras no se pronunció inmediatamente después de que el Eurogrupo avaló sus reformas, uno de los líderes de la fórmula de gobierno de izquierda, Panayotis Lafazanis, puso el dedo en lo que la Comisión Europea tiene escepticismo: ¿Grecia cumplirá sus reformas?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No vamos a aceptar un acuerdo que tenga como objetivo cancelar la base de nuestro programa radical y progresista", dijo Lafazanis, luego de que la Comisión Europea pidió que las reformas se apliquen “rápido”.

Con información de EFE y AFP

Ahora ve
¿Cómo Flexi pasó de ser una pequeña productora a una empresa multinacional?
No te pierdas
×