Hatra, otro patrimonio de la humanidad destruido por ISIS en Iraq

El gobernador de Hatra, al norte de Iraq, señaló que los yihadistas han arrasado con grandes tractores monumentos arqueológicos
Las mujeres seguidoras de ISIS
(Reuters) -

El Estado Islámico —también conocido como ISIS— destruyó este sábado la milenaria ciudad de Hatra, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Es el tercer sitio arqueológico fue atacado por el grupo yihadista en el norte de Iraq desde finales de febrero.

Las ruinas de Hatra, con más de 2,000 años de antigüedad, se encuentran en la provincia septentrional de Nínive, la cual está en manos de los extremistas desde junio de 2014 y ha sido escenario de otras agresiones contra el patrimonio iraquí.

El gobernador de la zona de Hatra, donde se ubica el área arqueológica del mismo nombre, Ali Saleh, dijo que el EI comenzó su ofensiva después del mediodía.

"Los yihadistas han arrasado —explicó— con grandes tractores monumentos arqueológicos, como el palacio, el templo y la muralla interna de Hatra", a unos 80 kilómetros al suroeste de la ciudad de Mosul, capital de Nínive.

Leer: Joyas de Medio Oriente que la guerra destruyó 

El Ministerio iraquí de Turismo y Antigüedades denunció por su parte que la ciudad fue saqueada y destruida, aunque no precisó la magnitud de los estragos causados.

"Pese a las advertencias de que los crímenes del EI iban a proseguir en otros lugares arqueológicos, la respuesta no ha estado al nivel requerido", lamentó la nota de las autoridades iraquíes, que criticaron "la lentitud del respaldo de la comunidad internacional".

Este ataque contra Hatra se produce después de que el jueves los yihadistas arrasaran la ciudad asiria de Nimrud, y una semana antes destruyeran el Museo de la Civilización de Mosul, todos ellos en Nínive.

Hatra había sobrevivido a los romanos 

Hatra, inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1985, es una gran ciudad fortificada situada en la zona de influencia del Imperio Parto, que resistió dos veces el asalto de los romanos gracias a su muralla provista de torres.

No ha resistido ahora el ataque de ISIS, que controla la zona de Hatra desde junio pasado y que ha convertido el área en una zona de entrenamiento.

Desde entonces, se desconoce el paradero de la mayoría de las valiosas estatuas que adornaban las paredes de los templos, según el gobernador Saleh, que apuntó que puede que los yihadistas las robaran antes de destruir amplias superficies de la ciudad.

Antes de la llegada de los extremistas, el sitio histórico ya había sido también saqueado y estaba bastante descuidado por las autoridades.

El investigador de arqueología antigua, Mahmud al Doleimi, recordó que a comienzos de la década de 1970 fue robado el busto del rey Senotroq.

Ese monarca fue uno de los de mayor fama entre los gobernantes que dejaron una clara huella en la construcción y prosperidad de Hatra, en árabe Al Hadr.

A inicios de los años 1980, desconocidos robaron tres importantes estatuas que representaban a personalidades de Estado, y en el año 2003, durante la invasión estadounidense a Iraq, desaparecieron otras piezas.

Al Doleimi se quejó de que la zona carecía de suficientes cámaras de vigilancia, mientras que un estudio hecho por la Universidad de Mosul en el año 2010 ya advirtió de que Hatra estaba amenazada con ser sepultada por la arena debido al avance del desierto.

Bajo las dunas hay de hecho todavía muchos tesoros. Según Al Doleimi, las excavaciones arqueológicas efectuadas en la zona, entre los años 1951 y 1995, no han cubierto el 7% del total de la superficie.

La Unesco destaca que los vestigios de la ciudad de Hatra, y más concretamente los de sus templos de arquitectura grecorromana con ornamentaciones orientales, testimonian la grandeza de esa civilización.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hatra, que se cree fue fundada a principios del siglo II a.C., poseía un sofisticado sistema de baños con mosaicos y relieves, y una arquitectura que la situaban a la altura, según algunos expertos, de la antigua Roma.

Toda esta historia no frena a los extremistas de ISIS, que justifican sus actos de vandalismo asegurando que los pueblos de la antigüedad adoraban a ídolos "en vez de a Alá"

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×