El papa condena la "insensata brutalidad" del ataque yihadista en Kenya

"La preocupante indiferencia" ante la persecución de los cristianos en el mundo fue denunciada en la misa de Viernes Santo en el Vaticano
Un pizzero logra su entrega más deseada: al papa
| Otra fuente: AFP

El papa Francisco condenó este viernes la "insensata brutalidad" del ataque perpetrado el jueves por yihadistas somalíes al-shabaab contra estudiantes de la universidad keniana de Garissa, en el que murieron 147 personas. 

El pontífice pidió "a todos los responsables que redoblen sus esfuerzos (...) para poner fin a semejante violencia", en un telegrama enviado al presidente de la conferencia episcopal de Kenya, el cardenal John Njue. 

En ese texto, el papa dice estar "profundamente entristecido por la inmensa y trágica pérdida de vidas humanas" en el ataque. 

Lee: Al Shabaab mata a 147 personas y toma rehenes en una universidad de Kenya

Militantes de al shabaab sorprendieron a los estudiantes mientras dormían, les lanzaron granadas y les dispararon con armas automáticas. 

En primer lugar, mataron a decenas de jóvenes de forma indiscriminada, antes de separarlos en musulmanes y no musulmanes. Luego perdonaron la vida a los primeros y retuvieron a los segundos. 

"La preocupante indiferencia" de los responsables occidentales ante la persecución de los cristianos en el mundo fue denunciada con vigor este viernes durante la misa de la Pasión en la basílica de San Pedro.

La misa solemne de Viernes Santo, presidida por el papa Francisco, conmemora el juicio, la subida al calvario y la crucifixión de Jesús en Jerusalén.

El predicador de la Casa Pontificia, el franciscano Raniero Cantalamessa, dijo que "todos corremos el riesgo -instituciones y personas en el mundo occidental- de ser el Poncio Pilato que se lava las manos".

"Los cristianos", destacó el predicador, "no son las únicas víctimas de la violencia homicida en el mundo, pero no se puede ignorar que son las víctimas designadas y las más frecuentes en numerosos países".

El padre Cantalamessa mencionó igualmente los 21 coptos egipcios asesinados en febrero pasado por un grupo yihadista en Libia, mientras "murmuraban el nombre de Jesús", indicó.

Al principio de la celebración el papa Francisco, vestido con casulla roja, rezó en el suelo de la basílica, ante el altar mayor, mientras la asamblea rezaba en silencio.

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×