Maestros que falsificaban calificaciones van a prisión en EU

En uno de los mayores escándalos educativos en EU, 35 profesores de Atlanta son acusados de inflar calificaciones en escuelas con problemas
maestros atlanta
maestros atlanta  maestros atlanta
Autor: Ashley Fantz
(Reuters) -

No hubo nada de rutinario en la audiencia de este martes en Atlanta, que escribió el último capítulo legal en uno de los fraudes escolares más grandes de Estados Unidos.

Once educadores fueron hallados culpables el pasado 1 de abril de crimen organizado y otros crímenes menores por inflar las calificaciones de sus estudiantes en escuelas con problemas. Solo uno fue declarado inocente.

Uno por uno, se pusieron de pie junto a sus abogados frente al juez Jerry Baxter, quien hasta este lunes había dicho que planeaba enviar a los maestros a prisión. Este martes, cuando se leyeron los veredictos, ordenó que de inmediato fueran esposados y trasladados a la cárcel.

El juez les había pedido a los fiscales que les ofreciera acuerdos a los acusados para evitar que fueran sentenciados hasta a 20 años de prisión.

Pero fue esto lo que causó una confrontación en la sala este martes, luego de que algunos de los acusados se negaron a reconocer su culpabilidad a cambio de una sentencia menor.

Baxter no se mostró contento con dicha actitud y levantó la voz en varias ocasiones además de que les gritó a los abogados. En cierto momento, uno de los abogados defensores amenazó con acusar al juez, quien respondió que lo enviaría a él también a prisión.

"Busquen su alma"

"Todos están llorando por esos educadores. Este hecho ocurrido en la ciudad no fue un crimen sin víctimas", dijo Baxter.

"Todos sabían que estaban haciendo trampa y su cliente lo promovió”, dijo Baxter a uno de los abogados que representó a la educadora Sharon Davis Williams, quien fue sentenciada a siete años de prisión, 2,000 horas de servicio comunitario y a pagar una multa de 25,000 dólares (381,640 pesos, aproximadamente).

Una y otra vez, Baxter se mostró frustrado cuando el resto de los educadores no aceptó el acuerdo y no reconoció públicamente su culpabilidad.

"Esas historias son increíbles. Esos niños ni pueden leer", dijo. "Es tiempo de que busquen su alma. Se trata de tomar responsabilidad. Nadie se ha hecho responsable por lo que he visto".

Lee: El reto de 'expulsar' a la discriminación de las escuelas

El caso se remonta a 2013, cuando un jurado del Condado de Fulton acusó a 35 maestros del distrito escolar de Atlanta. Al menos 20 de ellos aceptaron acuerdos.

Las calificaciones infladas habrían comenzado en 2001 cuando éstas mejoraron notablemente en el estado. Por cuatro años, entre 2005 y 2009, hubo pruebas de que los exámenes fueron alterados, fabricados o falsamente certificados.

Lee: Los niños que duermen suficiente tienen un mejor desempeño escolar

Las sentencias

Donald Bullock fue el primero. Testigos dijeron que pidió cambiar las respuestas de los examenes, según el diario local Atlanta Journal Constitution. El excoordinador fue sentenciado a cinco años de libertad condicional, seis meses de fines de semana en la cárcel, pagar una multa de 5,000 dólares (76,328 pesos, aproximadamente) y hacer 1,500 horas de servicio comunitario. Como parte del acuerdo, el acusado aceptó que no apelaría la sentencia.

Angela Williamson, una exmaestra, fue condenada a dos años de prisión, a pagar una multa de 5,000 (76,328 pesos, aproximadamente) dólares y a hacer 1,500 horas de servicio comunitario.

Pamela Cleveland, otra exprofesora, fue condenada a un año de prisión domiciliaria, 1,000 dólares (15,266 pesos, aproximadamente) de multa y 1,000 horas de servicio comunitario.

Michael Pitts, un exdirectivo escolar, fue acusado de decirles a los maestros que modificaran las calificaciones y que no hablaran con las autoridades que investigaban el asunto. Él pasará siete años en prisión y hará 2,000 horas de servicio comunitario además de que pagará 25,000 dólares (381,640 pesos, aproximadamente) de multa.

Tamara Cotman, una exadministradora de escuelas, pasará siete años en prisión, pagará 25,000 dólares (381,640 pesos, aproximadamente) de multa y hará 2,000 horas de servicio comunitario.

Dana Evans, una exdirectora, fue condenada a un año de prisión y a 1,000 horas de servicio comunitario.

Tabeeka Jordan, exdirectora adjunta, pasará dos años en prisión, hará 1,500 horas de servicio comunitario y pagará 5,000 dólares (76,328 pesos, aproximadamente) de multa.

Theresia Copeland, excoordinadora de exámenes, pasará un año en prisión, hará 1,000 horas de servicio comunitario y pagará 1,000 dólares (15,266 pesos, aproximadamente) de multa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Diane Buckner-Webb, una exmaestra, pasará un año en prisión, hará 1,000 horas de servicio comunitario y pagará 1,000 dólares (15,266 pesos, aproximadamente) de multa.

Steve Almasy contribuyó con este reporte.

Ahora ve
“Salí con ayuda de venezolanos”, narra desde Brasil la exfiscal Luisa Ortega
No te pierdas
×