Liberlandia, un micropaís europeo libre de las manos de un Estado

Un político checo que se opone al intervencionismo estatal ha invitado a jefes de Estado de todo el mundo a la fundación oficial de su país
Liberlandia, un 'micropaís' que gobierna el pueblo
Autor: Euan McKirdy
(Reuters) -

Esto habría enorgullecido a Thomas Jefferson.

Liberlandia, el micropaís más nuevo del mundo, se fundó el día del natalicio de uno de los fundadores de Estados Unidos, con la firme creencia en la libertad y en la no intervención de los poderes fácticos.

Su pequeño territorio es una parcela de siete kilómetros cuadrados que en los mapas figura como Gornja Siga y colinda con el Danubio, en la frontera entre Serbia y Croacia.

Nadie reclama el territorio que ha sido objeto de una controversia fronteriza entre Serbia y Croacia… es, efectivamente, tierra de nadie.

Nadie vive en este terreno densamente arbolado que contiene solo caminos en mal estado y una casa en ruinas que ha estado abandonada por décadas.

Aquí es donde entra en escena el político checo euroescéptico, Vit Jedlicka.

El 13 de abril plantó su nueva bandera amarilla con negro en el terreno y declaró que la zona era la República Libre de Liberlandia. Se trata de un país minúsculo, apenas mayor que el Vaticano y Mónaco.

Jedlicka cuenta a CNN que el país se fundará oficialmente el 1º de mayo y está invitando, a través de los medios, a los jefes de Estado de todo el mundo a asistir a la ceremonia formal que marcará el supuesto nacimiento del país.

Dice que también invitará a 7,500 de las 300,000 personas que han solicitado la nacionalidad de Liberlandia a la ceremonia, en la que les concederá su petición.

"Otorgaré la nacionalidad si pueden llegar a la fiesta", dijo a CNN vía telefónica. "Se avisó con poca anticipación, pero es un buen reto, también para los presidentes (y otros jefes de Estado) si pueden llegar a la fundación de nuestro país".

Jedlicka es miembro activo del Partido de los Ciudadanos Libres de la República Checa y se opone a la intervención excesiva del gobierno.

Dice que sus intentos por implementar cambios en su país natal lo llevaron a hacer el experimento político de Liberlandia.

"Diría que es una revolución global. Es tan solo el principio", dijo a CNN vía Skype.

En su sitio web declara que el país se fundará en principios firmemente libertarios (su lema es Vive y deja vivir) y describe que su sistema de gobierno será "una república constitucional con elementos de democracia directa".

Usarán una forma de criptomoneda (algo parecido al bitcóin) como moneda nacional, con lo que no tendrán necesidad de tener un banco central y, según su Constitución, evitarán que el gobierno meta las narices en cualquier ámbito, desde los bancos hasta la prostitución.

"Liberlandia se enorgullece de la libertad personal y económica de su pueblo, mismas que están garantizadas por la Constitución, que limita considerablemente el poder de los políticos para que no puedan interferir demasiado en las libertades de la nación de Liberlandia", se señala en el documento constitutivo más reciente del mundo.

La regulación financiera será mínima, en caso de existir.

Jedlicka dice que han recibido casi 300,000 solicitudes de ciudadanía, de las que han aceptado 20.

"Miles de estadounidenses, personas suizas. También muchas personas árabes que se sienten oprimidos por sus regímenes".

Su visión, en resumen, es una comunidad de unos 35,000 liberlandeses; no todos serían residentes de tiempo completo.

Jedlicka dice que espera tener problemas con sus vecinos, cuya tierra se anexionó efectivamente.

"Podemos esperar algunos problemas con Serbia y Croacia, pero esperamos que se aplique el derecho internacional y que cualquier movimiento contra nosotros se considere un ataque contra una nación soberana; nosotros no opondremos más que una resistencia pasiva. Por ahora, construiremos caminos, muelles".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Serbia envió a CNN un comunicado en el que señalan que en teoría, Liberlandia no incidiría en su frontera que está delineada por el Danubio, pero "el Ministerio también considera que se trata de un acto frívolo que no amerita mayores comentarios".

La cancillería croata también se mostró indiferente. "Las ocurrencias virtuales, aunque ocasionalmente suenen interesantes, siguen siendo lo que son: ocurrencias virtuales para las que no tenemos comentarios oficiales".

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×