Miles de desplazados, en peligro de quedarse sin refugio en Nepal

Un sinnúmero de residentes que perdieron su casa están a la espera de tiendas de campaña, mientras 1.7 de millones de niños también peligran
Población teme a réplicas tras temblor en Nepal
Autor: Manesh Shrestha, Jethro Mullen e Ivan Watson
(Reuters) -

Unas 5,238 personas han muerto y más de 10,348 resultaron heridas como resultado del terremoto que azotó Nepal el pasado sábado, según cifras del Centro de Coordinador de Emergencias de Nepal de este miércoles. Los funcionarios indicaron que se prevé que la cifra de fallecidos aumente.

En India y China, países vecinos, se han reportado 72 y 25 muertes, respectivamente.

Un ministro del gobierno también advirtió de la falta de medio millón de tiendas de campaña para dar refugio a un sinnúmero de personas que perdieron su casa durante el sismo. La cifra de desplazados no se ha dado a conocer.

La agencia para la infancia de la ONU, Unicef, también informó que 1.7 millones de niños se encuentran en urgencia inmediata de ayuda por las consecuencias del terremoto. Donará 50 millones de dólares para ellos.

"La vida de muchos menores se ha quebrado y necesitan desesperadamente de soportes de vida, entre ellos agua limpoa, cobijo y sanidad", dijo Tomoo Hozumi, representante de Unicef en Nepal.

Las lluvias frecuentes que vive el país complican las labores de lo trabajadores de emergencia de ayuda a los heridos. En el distrito de Gorkha, que fue el epicentro del terremoto de magnitud 7.8, una fuerte tormenta cayó sobre el terreno montañoso la tarde del martes.

“Eso esencialmente terminó con las misiones en helicóptero por toda la tarde, excepto por una pequeña ventana antes del atardecer”, informó Matt Darvas, funcionario de comunicaciones de emergencia del grupo humanitario World Vision.

Los vuelos de helicópteros cancelados significan un menor reparto de ayuda a las villas devastadas y menos probabilidades de rescatar a personas heridas en localidades aisladas.

Las fuertes lluvias complican la situación de incontables nepaleses que están durmiendo a la intemperie porque sus casas están destruidas o no se sienten a salvo dentro de edificios debido a las múltiples réplicas.

La lluvia también incrementa el riesgo de deslaves en terreno accidentado y ya desestabilizado por el terremoto.

Dos deslaves se registraron la tarde del martes en la región de Langtang, una zona usada para el senderismo al norte de Katmandú. Se considera que al menos 200 personas están desaparecidas debido a estos deslaves, informaron funcionarios de Nepal.

Gautam Rimal, un alto funcionario del distrito de Rasuwa, dijo que hay extranjeros entre los desaparecidos y que 210 personas han sido rescatadas del área este miércoles en helicópteros del gobierno.

Y al parecer el clima no favorecerá a Nepal.

“Se aproximan los monzones en el continente y en Nepal, generalmente duran de mayo a septiembre", señaló Darvas. Eso significa “lluvias fuertes todos los días y calor extremo”, agregó.

Lee: Estas son las formas de ayudar a Nepal desde México

Separados de sus familias

Muchas personas están atrapadas en la ciudad de Gorkah, incapaces de contactar a sus familias en villas que fueron aisladas por el terremoto.

Entre ellos está Kumar Gurung, un hombre de 37 años que busca a su esposa y a sus cuatro hijos que viven en la villa de Singla, de acuerdo con Darvas.  El lugar está aislado por deslaves y daños en los caminos.

Antes de perder contacto con ellos, las personas de su villa le dijeron que al menos el 70% de las viviendas en la localidad habían quedado destruidas.

“Estoy muy triste por esta situación y quiero rescatar no solo a mi familia sino a todos mis amigos en la villa, pero no sé qué hacer o cómo encontrarlos”, dijo, según Darvas.

El enojo surge en Katmandú.

En Katmandú, la ciudad de tres millones de habitantes donde el terremoto derribó templos y casas, muchas personas intentan desesperadamente regresar a sus hogares en zonas rurales, lo que ha generado molestia de la gente.

El martes, policías antimotines fueron enviados en respuesta al intento de bloquear el tráfico como parte de una protesta.

Los manifestantes gritaban “abajo el gobierno” y acusaban a las autoridades de no hacer lo suficiente para impedir que las compañías de autobuses aumentaran sus precios tras el terremoto. También señalaban que el gobierno no había hecho lo suficiente para ayudar a las víctimas del desastre.

Funcionarios de la policía dijeron este miércoles que habían enviado tropas para ayudar a controlar a la multitud de personas que buscan transporte y que ha habido reportes de saqueos, aunque no grandes disturbios, señalaron.

“La gente solo quiere ir a casa”, dijo Pushparam KC, un vocero de la Policía Armada de Nepal.

Manesh Shrestha e Ivan Watson de CNN reportó desde Katmandú y Jethro Mullen reportó y escribió desde Hong Kong. Elizabeth Joseph de CNN contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Emilio Estefan comparte la receta del mejor mojito de Miami
No te pierdas
×