El supertifón 'Noul' llega a la isla de Luzón, al noreste en Filipinas

Las ráfagas de viento alcanzan los 315 kilómetros por hora en la región noreste de la isla; más de 1,200 personas han sido evacuadas
supertifon noul filipinas  supertifon noul filipinas
Jethro Mullen
Autor: Jethro Mullen
(Reuters) -

El supertifón Noul llegó al noreste de Filipinas este domingo, que activó las evacuaciones y las alertas de inundación, además de producir deslaves en las regiones montañosas.

La tormenta conocida en el país como Dodong, golpeó el noreste de la isla de Luzón, cerca de donde se ubica el pequeño pueblo de Santa Ana, la tarde del domingo (local), reportó la agencia del gobierno filipino encargada de monitorear el clima, PAGASA.

La parte exterior de Noul llegó a la costa este de Luzón por la tarde del domingo y al acercarse, la fuerza del viento se ha incrementado a 260 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta 315 kilómetros por hora. 

"El viento y la lluvia han aumentado poco a poco en las últimas horas", dijo el cazador de tormentas James Reynolds desde Santa Ana.

Las autoridades reubicaron a más de 1,200 residentes de las áreas vulnerables en refugios antes de la llegada del tifón.

Amenaza de tormentas en grandes áreas

PAGASA elevó su alerta al máximo en el noreste de la provincia de Cagayan y en las islas cercanas a su costa, mientras que alertas menores se encendieron en otras grandes áreas debido a que el supertifón podría ocasionar deslaves e inundaciones. 

En Santa Ana, un pueblo de 30,000 personas, los pescadores sacaron sus botes del océano durante el día, mientras que los negocios tapiaron sus ventanas, dijo Reynolds a CNN.

"La gente aquí lo está tomando muy en serio", comentó.

A lo largo de dos días, Noul podría generar más de medio metro de lluvia en varias regiones, casi el mismo nivel de agua que cae en Londres por año, indicó el meteorólogo Pedram Javaheri.

Lee: En caso de inundación, toma en cuenta estos cinco consejos

La región afectada se encuentra menos poblada que la zona sur. 

La agitación del mar generó que muchos barcos buscaran resguardo en los puertos, dejando a más de 5,000 personas inmovilizadas en todo el país, según reportó la agencia nacional de manejo de desastres.

Los granjeros querían lluvia

Mientras Noul amenaza el noreste de Filipinas, el Monte Bulusán lanza cenizas al sur de Luzón.

Los granjeros de la isla esperaban que la tormenta se debilitara, pero que trajera lluvia a la región tras un periodo de sequía, dijo la organización World Vision.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Situada en una parte vulnerable del Pacífico, Filipinas experimenta alrededor de 20 tifones al año de los cuales cinco son destructivos, de acuerdo con el Centro Asiático de Reducción de Desastres.

Faith Karimi, Brian Walker y Derek Van Fam contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Latinoamérica tiene mucho por hacer para frenar el acoso sexual, dice la CEPAL
No te pierdas
×