Las tragedias que impiden al mexicano Orlando Castro subir al Everest

Después del sismo de 7.8 que sacudió a Nepal y de una desgracia familiar, el alpinista de 35 años lucha por alcanzar la cima del Everest
Los derrumbes tras el terremoto en Nepal
Autor: Sheila A. Sánchez Fermín | Otra fuente: CNNMéxico

Orlando Castro sobrevivió al terremoto de magnitud 7.8 que sacudió a Nepal el 25 de abril, pero las avalanchas producidas por el temblor le evitaron lograr su objetivo: llegar a la cima del monte Everest por primera vez en su vida.

Hasta el momento, la cifra de muertos del sismo de abril asciende a más de 8,000 según el Centro Nacional de Operaciones de Emergencias. El martes 12 de mayo se registró un nuevo sismo de 7.3 que dejo al menos 90 muertes más entre Nepal, India y China.

Ahora, el alpinista de 35 años quiere regresar a la montaña la próxima temporada para lograr su meta y realizar un triple ascenso.

El viaje de Orlando comenzó hace dos años cuando el mexicano renunció a su puesto de director comercial en la empresa Nova Innovations para emprender por primera vez su viaje al Everest; sin embargo, una tragedia lo encontró primero: un accidente dejó sin vida a su hermano y su esposa de 8 meses de embarazo, a la esposa de otro de sus hermanos y a su sobrina. Este hecho impidió su viaje.

“Ya había renunciado al trabajo, pero tuve que regresar y continué buscando patrocinadores, (el empresario) Jorge Vergara me lo brindó y renuncié de nuevo”, explica Castro en entrevista con CNNMéxico.

Lee: De alpinista a rescatista: un mexicano en su primera subida al Everest

Dicho patrocinio lo logró gracias a uno de los 40,000 fans que tiene en su página web, que trabajaba para la compañía de Omnilife. Además consiguió un copatrocino del gobernador de Sinaloa Mario López Valdez, su ciudad natal, y otra parte gracias a 'Fuerza Regia', un equipo de futbol de Monterrey.

“Cuando tenía 30 kilos de más llevaba la vida de cualquier joven, la parranda a todo lo que daba y un día dije que me había cansado y me pregunté ‘¿a dónde me está llevando esta vida?’. Quiero hacer algo grandioso, dejar huella y qué mejor que hacerlo a través de algo positivo”, recuerda Castro, quién buscó al entrenador Salvador Delgadillo para que lo introdujera al mundo del alpinismo.

Después de cuatro meses de haberse iniciado en el alpinismo, en 2013, Castro logró subir al pico de Orizaba con tan solo una semana de entrenamiento, normalmente se ocupa un mes de preparación, y estableció el récord del triple ascenso.

“Yo busco hacer récords. Ahora con todo lo sucedido, del sismo y demás, si logré sobrevivir a eso, quiero que mis proyectos sean más grandes quiero hablar otra vez con Jorge Vergara para ver si me apoya y lograr un récord Guiness en el Everest y realizar un triple ascenso”, detalla.

Hasta ahora, solo el mexicano David Liaño ha logrado un doble ascenso al subir la cara sur y la cara norte del Everest en la misma temporada.

“Dios mío, no puedo irme sin hacer algo grandioso”

Castro se encontraba en el campamento uno a 6,100 metros –una de las zonas en ocurrieron los mayores daños ocasionados por el sismo— cuando inició el sismo de magnitud 7.8. La expedición para alcanzar la cima del Everest se conforma de cuatro campamentos. 

Orlando dice que vio la avalancha venir hacia él y en menos de un segundo se quedó completamente inmovilizado debajo de la nieve.

“Yo escuché cómo reventaba todo dentro de mi cuerpo, cómo se quebraban los huesos dentro de mí, sentí presión y cómo se juntaban las costillas de mi costado izquierdo con las del lado derecho, escuché cómo mi corazón latía de una forma impresionante, que jamás había escuchado y de repente sentí cómo el tiempo se detuvo”, narra Castro, quien dijo haberse quedado en un estado de shock en ese momento, del cual reaccionó a los pocos minutos después de que la avalancha cayera sobre él.

Lee: Historias de quienes sobrevivieron al terremoto de Nepal... y los que no

“Lo primero que pensé fue en mi mamá, el dolor tan grande que sentiría de perder de nuevo a un hijo, pensé en mis hijos—un  niño de 5 años y una niña de 7—, (en mis) hermanos, sentí que pude pensar muchas cosas de mis amigos, en que no quiero irme sin hacer algo grandioso con mi vida, que he estado luchando mucho últimamente en motivar a los jóvenes mexicanos que tomen el buen camino, que se atrevan a soñar cosas en grande para hacer algo positivo con sus vidas. Dije ‘Dios mío, no puedo irme sin hacer algo grandioso, no me puedo ir’”, explicó.

En la montaña había cerca de 1,000 personas, entre sherpas y alpinistas, de los cuales hubo al menos 17 muertos.

El mexicano se quedó durante dos días para iniciar con las labores de rescate, que consistían en sacar a las personas de las tiendas de campaña, algunas veces subirlas a las camillas y en otras ocasiones llevarlas al sitio donde llegaba el helicóptero. También llevaba medicamentos a un nuevo campamento donde estaban los heridos.

Lee: “No creo que nadie duerma en el interior esta noche en Nepal”

“Lo que más miedo me dio fue la angustia de mi familia que siempre viven preocupados por mí y que en un principio no me apoyaban en este viaje”,  dijo Castro, quien siempre busca actividades extremas y retos.

“El día que deje de sentir miedo se van a terminar mis ilusiones”, dijo. 

Nepal ya estaba luchando para hacer frente a las consecuencias del devastador terremoto de magnitud 7.8 cuando el terremoto de este pasado martes de 7.3 agravó la situación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las primeras estimaciones sugieren que el segundo sismo podría aumentar en 1,000 millones de dólares el costo de la reconstrucción del país.

Lo anterior elevaría el costo total de la reconstrucción a más de 6,000 millones de dólares, equivalente a un 30% de la producción económica anual de Nepal, según Rajiv Biswas, economista jefe de Asia-Pacífico para IHS. 

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×