La travesía de una familia de Siria que fue rescatada en el Mediterráneo

Imad y siete de sus familiares dejaron Siria por la guerra; escaparon a Libia, pero también tuvieron que irse porque la guerra los alcanzó
La crisis humana en el Mediterráneo
Ben Wedeman y Don Melvin
Autor: Ben Wedeman y Don Melvin
(Reuters) -

Pareciera que la odisea de Imad empezó hace unos días o cuando mucho hace unos meses.

Él y sus siete familiares están entre las 400 personas (hombres, mujeres, niños y bebés) a los que un barco de una organización benéfica de búsqueda y rescate, llamada Estación de Ayuda Marítima a Migrantes, recogió en las costas de Libia y llevó a Italia.

Sin embargo, la odisea empezó hace cuatro años y no ha terminado.

Imad era maestro de árabe en Siria. Pero en 2011, se desató una guerra letal en su tierra, de la que él y su familia huyeron para salvar la vida.

"Fui a Libia para alejarme de la guerra en Siria", cuenta a CNN. "Entonces estalló la guerra en Libia".

'Lo perdimos todo'

Según algunos cálculos, 300,000 personas han muerto en Siria. Y decenas de miles murieron en Libia, mientras el caos aún reina en el país.

"Mi hermano tenía un taller mecánico en Bengasi, pero lo robaron", cuenta Imad. "Lo perdimos todo".

Él y su familia volvieron a huir.

El cruce del Mediterráneo no es barato para los futuros migrantes. Muhamed, otro de los pasajeros del barco, dijo que pagó 1,200 dólares (unos 18,000 pesos) por salir de Libia.

Estos son solo dos hombres entre miles de personas que han escapado con su familia en busca de seguridad y de la oportunidad de hacer otra vida.

Lee: Huir por mis hijos, el drama de las migrantes embarazadas

Miles de muertos

Decenas de miles de personas que buscan la estabilidad y la oportunidad económica que ofrece la Unión Europea han intentado cruzar el Mediterráneo este año, muchos de ellos en botes sobrecargados y que no son aptos para navegar, por lo que se han registrado tragedias en las que han muerto miles de personas.

Pero no dejan de intentarlo, motivados no solo por el miedo, sino por la esperanza.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Otro de los pasajeros que acompaña a Imad es Fatoum, de 28 años. Huyó de Eritrea para evitar el servicio militar obligatorio para todos los hombres y las mujeres solteras de entre 18 y 50 años, ahora espera encontrar trabajo como herrero en Italia.

Mientras Imad espera alcanzar a algunos de sus familiares en Alemania y finalmente obtener la seguridad que busca para sus seres queridos.

Ahora ve
EU se dice decepcionado por la resistencia al cambio de Canadá y México
No te pierdas
×