'El Niño' provocará fuerte actividad en el Pacífico; menor en el Atlántico

En la próxima temporada de huracanes se esperan 22 tormentas tropicales, de las cuales 12 se podrían convertir en huracanes
odile
odile baja california huracán  odile  (Foto: Reuters)
Autor: Jason Hanna
(Reuters) -

La confirmada presencia del fenómeno de El Niño presagia una temporada de huracanes poco activa en el Atlántico, a diferencia del Pacífico nororiental, donde podría registrarse una de las temporadas más activas en años, advirtieron este miércoles los meteorólogos.

En el Pacífico, según la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, se esperan hasta 22 tormentas tropicales, de las cuales hasta 12 podrían ser huracanes y ocho de ellos podrían alcanzar las categorías 3, 4 o 5, estimaciones por encima del promedio.

Dicho pronóstico, dado a conocer este miércoles, es superior al del año pasado, cuando se pronosticaron 20 tormentas tropicales y 11 huracanes, aunque al finalizar la temporada se registraron cinco huracanes más de los que se esperaban.

La temporada del año pasado fue particularmente destructiva en México —principalmente en la Península de Baja California— y rompió varios récords.

En mayo se formó Amanda, que rápidamente alcanzó la categoría 4, el huracán más intenso para dicho mes desde que se tienen registros. Marie fue el primer huracán categoría 5 desde el 2010, y Odile se convirtió en el huracán más intenso y destructivo en golpear Baja California Sur, donde devastó Los Cabos y La Paz con vientos de más de 200 kilómetros por hora, atrapando a miles de turistas y dejando sin hogar a decenas de miles de personas.

'El Niño' se intensificará

La muy activa temporada en el Pacífico es esperada debido a la presencia de El Niño, según la NOAA.

"El principal factor esperado (...) este año es El Niño, que ya está afectando los vientos y los patrones de presión, y se espera que dure el resto de la temporada", dijo Gerry Bell, del Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA.

"El Niño podría intensificarse mientras la temporada avanza y se espera que tenga su mayor influencia durante los meses más intensos de la temporada", agregó.

El Niño es un fenómeno climático durante el cual las temperaturas del Pacífico se calientan más de lo normal. Las aguas cálidas son el motor que alimentan a los ciclones tropicales.

¿Qué se espera para el Atlántico?

La próxima temporada de huracanes en el océano Atlántico probablemente tenga menos tormentas gracias al fenómeno el Niño, informaron los meteorólogos este miércoles.

La temporada de huracanes para el Atlántico, que empieza el 1 de junio probablemente tendrá de seis a 11 tormentas con nombre, informaron los expertos del Centro Nacional de Administración de Predicciones del Clima Oceánico.

Lee: México intensifica plan de prevención para temporada de huracanes

De tres a seis tormentas tropicales se convertirán en huracanes, predijo el centro.

Ambos estimados están debajo del promedio —unas 12 tormentas con nombre y unos 6.5 huracanes—, en base a reportes del proyecto de Meteorología Tropical de la Universidad Estatal de Colorado.

¿Qué podría frenar la formación de un huracán? Eso lo podrían lograr aguas cálidas en el océano hacia el oeste, dijo Gerry Bell, jefe meteorólogo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

El fenómeno conocido como el Niño está de regreso este año. El evento involucra el calentamiento del agua en el Pacífico ecuatorial, incrementando los fuertes vientos en el Atlántico.

Eso reduce la intensidad de las tormentas tropicales y huracanes y previene que otros sistemas adquieran más intensidad, lo suficiente para convertirse en tormentas con nombre.

“Lo que el Niño hace es que suprime la temporada de huracanes principalmente durante los meses de más intensidad, que son agosto, septiembre y octubre”, le dijo Bell a los reporteros durante una conferencia de prensa en Nueva Orleans este miércoles.

El pronóstico no indicó cuántas tormentas tocarán tierra. Bell advirtió que la predicción no debería de relajar las medidas de prevención de las personas que viven en áreas costeras.

“De seis a 11 tormentas con nombre siguen siendo una buena cantidad, así que deben estar preparados”, para ser evacuados en caso de ser necesario, dijo el experto.

NOAA puso como ejemplo el huracán Andrew de 1992, que fue uno los siete fenómenos con nombre en el Atlántico. Devastó el sur de Florida, matando al menos 26 personas y causó unos 26.5 billones de dólares en daños.

La temporada de huracanes para el Atlántico dura hasta el 30 de noviembre. La región incluye el Mar del Caribe, el Golfo de México y el norte del océano Atlántico.

La temporada de 2014 incluyó ocho tormentas con nombre y seis huracanes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El pronóstico de huracanes para el Pacífico este indica que esta temporada será alta: 15 a 22 tormentas, y de siete a 12 con posibilidad de convertirse en huracanes, indicó el Centro de Predicción del Clima.

Steve Almasy de CNN contribuyó a este reporte.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×