Las mujeres de ISIS, un reclutamiento disfrazado de historia de amor

Un instituto sigue las huellas en internet de varias reclutas de ISIS que huyeron de sus hogares en Occidente para unirse a la yihad
ISIS, ¿una máquina de dinero?
Autor: Atika Shubert | Otra fuente: CNN

"Di unos pasitos… estaba temblando. Estaba nerviosa, asustada…". La prosa frenética de Sham parece una vulgar novela de romance, ya que describe cada detalle sobre la vez que conoció a su futuro esposo. "Después de unos minutos, levanté mi niqab. Él me miró, nuestras miradas se encontraron. Mi corazón latía más rápido que la velocidad de la luz".

"Él sonrió. Hizo una pregunta que no olvidaré por el resto de mi vida. '¿Podemos casarnos hoy?'".

Este no es un clásico cuento de hadas y no viven felices para siempre.

Es un comunicado de Shams, una mujer que se hace llamar Ave de Jannah y que dirige un blog que, de acuerdo con los expertos, es una herramienta de reclutamiento atractiva —y peligrosa— para el grupo terrorista ISIS.

Shams (no es su nombre real) es una de las aproximadamente 550 mujeres occidentales que se calcula que han dejado sus hogares y a sus familias para viajar a Siria e Iraq y unirse a ISIS.

Los investigadores del Instituto para el Diálogo Estratégico (ISD, por sus siglas en inglés) de Londres, intrigados por el "aumento sin precedentes de mujeres reclutas" de ISIS, rastrean a más de 100 mujeres a través de plataformas electrónicas tales como Twitter, Facebook, Tumblr y algunos blogs.

La base de datos de ISD, la mayor de su tipo, da una perspectiva única de la vida diaria de las mujeres de ISIS.

Los analistas esperan que al examinar la forma en la que los grupos terroristas usan a las mujeres, entenderán mejor el funcionamiento de las organizaciones y cómo combatirlas.

"Realmente desmiente los estereotipos", dijo Erin Saltman, investigadora del ISD. "Las edades oscilan entre los 13 y los 40 años y son de un rango variado de educación, profesiones y antecedentes familiares. Es muy complicado".

CNN tuvo acceso exclusivo al nuevo informe del grupo. En él se retrata a un grupo variado de mujeres de distintas edades y antecedentes que tienen gran importancia para el grupo terrorista que ahora controla grandes territorios en Siria e Iraq. Entonces ¿quiénes son las mujeres de ISIS?

La bloguera

A pesar de ser muy conocida en internet, no hay muchos detalles sobre la verdadera identidad de Shams. Las pistas esparcidas en sus publicaciones indican que tiene 27 años, que es originaria de Malasia y es de ascendencia india y pakistaní.

Estudió Medicina y dejó atrás su antigua vida para empezar de nuevo bajo el régimen de ISIS, en donde dice que dirige una clínica de servicios básicos para mujeres y niños y lleva a cabo revisiones prenatales, receta antibióticos y administra vacunas.

CNN no puede verificar estas afirmaciones y no ha recibido respuesta a sus continuas solicitudes para una entrevista.

Lo que se nota en su blog es su reverencia a ISIS. Parece que es su historia de amor personal: cómo encontró la fe, la fraternidad y el amor en Siria.

Gran parte de sus textos parecen ficción romántica; están llenos de momentos de suspenso, como cuando su esposo, que supuestamente es un combatiente de ISIS originario de Marruecos, no responde a sus mensajes de texto cuando está en el campo de batalla.

"Prométeme que esperarás a que haya nacido nuestro bebé… Prométeme que seguirás vivo", le pide. "In Sha Allah (si Dios quiere)", responde su esposo.

Describe la vida con ISIS como una utopía y publica los "beneficios" para los combatientes extranjeros: vivienda gratuita, servicios de salud. Da consejos sobre qué empacar: "lleva ropa buena y botas porque te decepcionará la calidad de lo que hay aquí".

Pero la realidad sobre la vida en territorio de ISIS es cruda y como es una esposa en plena zona de guerra, reconoce que a su esposo le espera un futuro sombrío "predestinado" en el campo de batalla; publicó una foto con el escalofriante subtítulo: "Hasta que el martirio nos separe".

Las estudiantes

Hace pocos meses, los tuits de Amira Abase parecían los de una adolescente londinense común: qué zapatos comprar: Vans; su equipo de futbol favorito: el Chelsea; las materias que más odia: Estadística.

Pero en enero, la página de la chica de 15 años se llenó con una serie constante de publicaciones sobre el calvario de los refugiados sirios; muchos de sus mensajes estaban dirigidos a Khadiza Sultana y a Shamima Begum, sus compañeras de la Academia Bethnal Green en el este de Londres.

"Es un proceso de radicalización muy rápido", explicó Melanie Smith, del ISD, quien mapeó las huellas que Abase dejó en internet para ver cómo ISIS atrajo a las chicas. "De hecho podemos ver el proceso de involucramiento político… con Siria y finalmente cómo tomo la decisión de irse".

Se cree que la partida de uno de sus compañeros de clase a Siria, en diciembre de 2014, propició que Abase, Sultana y Begum se interesaran en unirse a ISIS. Poco después, los tuits de Abase se despojaron de su tono adolescente y se hicieron mucho más políticos y religiosos.

"Muchas veces, para las mujeres hay un fuerte atractivo emocional en un problema mundial", dijo Erin Saltman, del ISD. "Ven desde este punto de vista extremista que el mundo está persiguiendo a la comunidad musulmana… (que) el mundo es violento con ellos y que es su deber y su papel en sentido religioso crear un espacio seguro para todos los musulmanes; eso es muy difícil de contradecir. Es una perspectiva del mundo que da mucho poder".

En febrero surgió una foto en la página de Abase en la que se veía a tres mujeres totalmente cubiertas con un velo que daban la espalda a la cámara. En el subtítulo se leía akhwaat, que significa "nuestras hermanas".

Cuatro días después, una cámara captó a las amigas pasando por el arco de seguridad en un aeropuerto, cuando iban camino a Estambul. En otro video se ve a las chicas encontrándose en la frontera turca con un hombre que las llevaría a Siria, al que la Policía describió como un contrabandista de personas.

Los familiares de las tres adolescentes hicieron llamados lastimosos para que regresaran, pero no recibieron respuesta de inmediato.

Luego, en abril, dieron señas de vida. Un tuit en la página de Abase con una sola foto de comida: kebabs con arroz, con el subtítulo "regalo del Dawlah". Dawlah significa Estado en árabe y es una palabra que los seguidores de ISIS usan a menudo para referirse al autoproclamado Estado Islámico.

Se creía que las tres estaban en Raqqa, bastión de ISIS.

Esta semana, los abogados de los familiares de las niñas publicaron un comunicado en el que afirman que algunas de ellas contactaron a sus familiares. "Dieron a conocer que están a salvo y gozan de buena salud, pero ya no están juntas… no es probable que regresen a Reino Unido en un futuro cercano".

La reclutadora

La familia de Aqsa Mahmoud cree que su hija es culpable en parte de haber atraído a Abase, Sultana y Begum a Siria.

Mahmoud tenía 19 años cuando dejó su hogar en una zona acomodada de Glasgow, Escocia, en noviembre de 2013; se despidió de su padre con un abrazo como solía hacerlo y luego desapareció. Cuatro días después, Aqsa llamó a sus padres mientras cruzaba la frontera hacia Siria.

Desde que llegó, ha publicado constantemente lo que parece ser un blog suyo en Tumblr, en el que anima a otras personas a dejar a sus familias para unirse a la yihad.

Aunque algunos de los mensajes parecen las ideas de un fanático, otros son totalmente adolescentes.

"Wow wallahiil Adheeem (juro por Dios) que es el mejor chiste de esta semana", se leía en una publicación en respuesta a la propuesta de que las autoridades británicas confiscaran los pasaportes de quienes trataran de unirse a ISIS.

La conversión de Mahmoud al extremismo desconcertó a sus padres, quienes insisten en que creció como una adolescente común. "Era la mejor hija que podrías tener", dijo su padre a CNN. "Simplemente no sabemos qué le pasó".

En un comunicado que se publicó cuando las adolescentes de la escuela Bethnal Green desaparecieron, la familia de Mahmoud le dijo: "Eres una desgracia para tu familia y para el pueblo de Escocia. Tus actos son una distorsión perversa y malvada del islam".

La niña

Zaynab Sharrouf no se unió voluntariamente a ISIS. Tenía apenas 13 años cuando su padre, Khaled Sharrouf, terrorista convicto, se llevó a la familia (usó el pasaporte de su hermano para evadir a las autoridades) de Australia a Siria.

Sin embargo, parece que se acostumbró a la vida en territorio de ISIS. El ISD señaló que las publicaciones en un blog indican que "se ha involucrado íntimamente con la ideología radical y violenta de ISIS".

A poco más de un año de haber llegado a Siria, se cree que Zaynab se casó con el mejor amigo de su padre, Mohamed Elomar, otro combatiente de ISIS originario de Sydney.

Elomar se volvió famoso en los medios australianos por publicar fotos suyas, de su esposa y de sus hijos sosteniendo la cabeza de una de las víctimas de decapitación de ISIS. También afirmó en internet que había vendido a unas niñas capturadas como esclavas por 2,500 dólares (unos 37,500 pesos) cada una.

Poco después de llegar a territorio de ISIS, empezaron a surgir publicaciones en Twitter que se cree que son de Zaynab; en una descripción se leía: "De las antípodas a un muhajirah en la tierra del Khilafah: de Australia a viajera en el califato".

El ISD señala que cuando llegó a Raqqah, su nuevo hogar, sus mensajes reflejaban "los gustos y ambiciones de una adolescente criada en Occidente": era adicta a su iPad y quería un Lamborghini rosado.

Pronto, las publicaciones en Twitter empezaron a imitar la retórica radical de su padre y celebraba abiertamente los ataques terroristas del 11-S. Hay una "foto familiar" de las mujeres de la familia Sharrouf armadas con rifles AK-47, sentadas en un BMW blanco.

Pero en otra publicación declara: "No soy extremista. Solo sigo la din (religión en árabe)".

Esta semana, entre reportes de que la familia podría tener la intención de regresar a casa, el primer ministro de Australia, Tony Abbott, les advirtió que "se encontrarían con todo el peso de la ley" si lo hicieran.

Las viudas

Hace apenas un año, las gemelas Salma y Zahra Halane eran adolescentes populares y ambiciosas que se afanaban en sus estudios en el norte de Inglaterra y que pretendían hacer carrera en el campo de la medicina.

Pero en junio de 2014, las chicas, que entonces tenían 16 años, huyeron de lo que la comunidad local describe como "una familia muy religiosa del norte de Inglaterra" y viajaron a Turquía para luego cruzar la frontera hacia Siria.

En cuestión de semanas, según el ISD, se habían casado con combatientes de ISIS. Hay un relato, que se cree que es de Salma, en el que se da consejo a otras reclutas potenciales sobre cómo encontrar esposo en territorio de ISIS. El ISD señaló que Zahra usa su poderosa presencia en Twitter para celebrar y promover la obra de los terroristas islámicos.

Se dice que el 11 de septiembre tuiteó: "Feliz 11-S, el día más feliz de mi vida. Espero que haya más si Dios quiere #IS". También parece que se regocijó con la noticia de los ataques contra la revista Charlie Hebdo, ocurridos en enero en París.

El ISD cree que los esposos de ambas chicas murieron con pocos días de diferencia, en diciembre de 2014. Se cree que Zahra anunció el "martirio" de su esposo en un tuit el 6 de diciembre. "Fue una bendición de Alá… Lo alcanzaré muy pronto :')".

Menos de una semana más tarde, se cree que Salma publicó: "Que Alá acepte a mi esposo… estoy entre las (esposas) de los shuhada (mártires) y (me siento) honrada de haber sido elegida".

CNN no puede confirmar la autenticidad de las publicaciones que ISD atribuye a las chicas de ascendencia somalí y que se cree que recibieron la influencia de su hermano mayor, quien, según las autoridades, viajó a los campos de batalla de Siria en 2013. Se dice que ya dejó la guerra atrás y que ahora está en Dinamarca, según el ISD y un líder comunitario de Dinamarca.

La familia no ha respondido a las solicitudes de comentarios de CNN.

Las gemelas se muestran desafiantes en las redes sociales, pero los analistas dicen que esa clase de perfil público beligerante a menudo oculta dudas personales. Aunque las niñas no quieran dejar a ISIS, su viaje será mucho más difícil que el de su hermano.

"Si eres mujer y viajas a territorio de ISIS, es 10 veces más difícil que regreses a la sociedad occidental", explica Saltman. "Tenemos cientos de casos de hombres que han regresado, pero es casi imposible para las mujeres".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esto se debe a que tan solo para salir de tu casa necesitas permiso de un hombre. Tienes que tener un chaperón que te acompañe. Una vez que llegas a territorio de ISIS te confiscan el pasaporte. Es casi imposible tratar de irte y vagar hacia la frontera".

Con información de Bharati Naik

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×