Ataque de Boko Haram deja al menos 26 muertos en Nigeria

Militares acusan al grupo extremista de recurrir a los ataques indiscriminados con granadas en su intento por tomar la ciudad de Maiduguri
234 mujeres y niñas son rescatadas en Nigeria
Autor: Aminu Abukabar y Greg Botelho
(Reuters) -

Nigeria podrá tener un nuevo presidente, pero hay una cosa que no ha cambiado: la amenaza violenta de Boko Haram.

Al menos 26 personas fueron asesinadas y 28 resultaron heridas en un ataque suicida dentro de la mezquita en Maiduguri, la capital y la ciudad más grande del estado de Borno, Aderemi Opadokun, dijo el Comisionado de la Policia de Borno a CNN. 

Nadie se ha responsabilizado del ataque, que ocurrió mientras devotos se encontraban dentro de la mezquita. 

El ataque ocurre un día después de que Muhammadu Buhari asumiera la presidencia de la nación de África Occidental.

Este sábado por la mañana, el grupo extremista islámico lanzó una granada propulsada por cohete (RPG por sus siglas en inglés). 

Lee: Nigeria anuncia que mató a decenas de yihadistas y liberó a 20 rehenes

De acuerdo a residentes y militares, el ataque dañó al menos cinco hogares y mató a 13 personas después de haber comenzando en la media noche; el ataque duró al menos tres horas.

Más tarde, al menos nueve personas fueron asesinadas cuando una bomba fue detonada adentro de una mezquita en Maiduguri, en el estado de Borno en Nigeria, de acuerdo con testigos. El ataque ocurrió cerca de las 3:55 pm (tiempo local) con creyentes dentro de la mezquita. Ningún grupo ha reclamado responsabilidad aún.

Hassan Buba, un líder local, dijo del ataque de granada: “Boko Haram sigue bombardeando el área con RPG, … Muchas personas también fueron heridas”.

Malam Yusuf dijo que su esposa es una de ellas. Ahora se encuentra en el hospital después de que la granada impactara uno de sus pies tras el ataque en el barrio en el que vive en Maiduguri, antes del amanecer.

“Había explosiones ensordecedoras por doquier, mientras que descargas de RPG fueron lanzadas por Boko Haram desde fuera de la ciudad”, dijo Yusuf por teléfono.

Dos militares nigerianos acusaron al grupo extremista islámico de recurrir a los ataques indiscriminados de RPG –que plantean, si no más, el peligro a la población civil como cualquier otra persona— porque las tropas habían repelido sus intentos de entrar y capturar la ciudad capital.

“Fue un (acto) de desesperación”, dijo uno de los oficiales, que pidió no ser identificado porque no está autorizado a hablar con la prensa. “… los ataques fueron neutralizados en última instancia, y los terroristas fueron forzados a retirarse”.

El ataque se produjo un día después de que dos explosiones se registraran durante la celebración de una boda en el pueblo del estado de Borno, Alade, a unos 230 kilómetros de Maiduguri.

Siete invitados a la boda murieron y otras 30 resultaron heridos en las explosiones, dijo el líder local Aisami Babagoni, quien agregó que él sospecha que los explosivos fueron plantados antes de tiempo y "detonaron de forma remota”. 

Ahora ve
La cifra de grupos extremistas en Estados Unidos ha crecido en el último año
No te pierdas
×