Jack Warner promete revelar más secretos sobre la FIFA y Joseph Blatter

El exfuncionario de la FIFA aseguró que tiene pruebas de la participación de Joseph Blatter y otros personajes en actos de corrupción
Jack Warner hará revelaciones sobre la FIFA
Autor: Laura Smith-Spark
(Reuters) -

Jack Warner, antiguo alto funcionario de la FIFA que está sujeto a proceso tras un escándalo de corrupción, prometió que desatará una avalancha de pruebas relacionadas con los tratos del órgano rector del futbol mundial y con Sepp Blatter.

Warner dijo que teme por su vida, pero que es momento de dejar de guardar secretos ajenos.

Las revelaciones surgieron primero en un anuncio político pagado, titulado Jack Warner: The gloves are off, en el que dijo que había preparado una serie de documentos muy completos sobre las transacciones de la FIFA que incluyen cheques y declaraciones confirmadas.

Los documentos están en "varias manos respetadas", señaló. "No hay vuelta atrás".

En el anuncio, que se transmitió por televisión en Trinidad y Tobago el miércoles 3 de junio, Warner dijo que "ya no guardaría los secretos de las personas que ahora quieren destruir la reputación internacional que este país se ganó arduamente".

También dijo: "estoy seguro y tengo razones para creer que mi vida peligra".

Recomendamos: El comité ejecutivo de la FIFA recibió sobornso entre 2004 y 2011, confesó Blazer

Un poco más tarde, se presentó en un mitin en Marabella, en el sur de Trinidad, con el Partido Liberal Independiente. Prometió distribuir la información que revelaría las operaciones de la FIFA a quienes investigan los supuestos actos de corrupción.

"También les diré lo que sé acerca de las transacciones financieras de la FIFA, incluido Sepp Blatter, sin limitarse a él. He estado allí por 30 años consecutivos. Estaba muy cerca de Blatter. Le dije en 2011 que era momento, que a los 75 años era hora de retirarse", dijo.

Hasta el momento, Warner no ha entregado pruebas físicas ni documentos para respaldar sus afirmaciones y ofreció disculpas a su país por no haber dado a conocer las acusaciones antes.

A principios de esta semana, Warner se metió un autogol público al citar un artículo del sitio web satírico The Onion en un intento por contrarrestar los cargos penales que hay en su contra y de demostrar que Estados Unidos tenía intereses particulares en la investigación.

Lee: ¿Por qué Estados Unidos está investigando a la FIFA?

Chuck Blazer reconoce que aceptó sobornos

Warner hizo sus acusaciones más recientes poco después de que en unos expedientes judiciales se revelara que Chuck Blazer, exmiembro del comité ejecutivo de la FIFA y personaje clave en la investigación de corrupción en el órgano rector del futbol internacional, reconoció haber aceptado sobornos.

En un documento de 40 páginas que los fiscales federales estadounidenses publicaron el miércoles, Blazer declaró ante el tribunal que él y otros miembros del comité ejecutivo de la FIFA aceptaron sobornos entre 2004 y 2011 y ayudaron a que Sudáfrica se quedara con la sede del Mundial 2010.

También relató que facilitó la entrega de un soborno relacionado con el proceso de asignación de la sede del Mundial de 1998.

Lee: Chuck Blazer, el 'pez gordo' del futbol que se volvió informante

Las autoridades estadounidenses señalaron en otro expediente judicial que Blazer había ayudado a negociar un soborno que las autoridades marroquíes entregaron a un miembro del comité ejecutivo de la FIFA, cuyo nombre no se mencionó. Marruecos no tuvo éxito en su búsqueda de la sede del Mundial, ya que la concedieron a Francia.

El jueves 4 de junio, en entrevista con la radiodifusora France Radio, Jacques Lambert, presidente del comité organizador del Mundial de Francia 1998, desechó cualquier presunción de que Francia hubiera pagado un soborno y agregó que no podía hablar por los países rivales.

Lambert dijo que un miembro del comité francés que se reunió con Warner en ese entonces le aseguró que "lo único que el señor Warner pidió fue que el equipo francés fuera a jugar a Trinidad y Tobago un partido de preparación para el Mundial de 1994".

Jerome Champagne, ex subsecretario general de la FIFA, dijo a BFMTV, filial francesa de CNN, que "los corruptores saben muy bien a quién pueden corromper".

Warner: 'Blatter sabe por qué cayó'

En su mitin político del miércoles, Warner dijo que Blatter se había puesto en su contra en 2011, cuando le aconsejó que se retirara y le dijo que lo hiciera "mañana mismo, no pasado mañana", a riesgo de volverse un presidente sin poder y de que la gente empezara a preguntarse si estaba cometiendo fraude.

"Le dije que renunciara. Le dije: 'Sr. Blatter, lo entiendo porque en 2011 yo estaba en donde está usted. La única diferencia es que usted provocó mi caída y yo no provoqué la suya'".

Aunque prometió que sacaría al sol los trapos sucios de otros personajes de la FIFA, Warner negó haber cometido delito alguno.

Lee: Los escándalos más sonados de la FIFA durante la 'era Blatter'

"Sudáfrica no me dio un soborno de 10 millones de dólares ", dijo. "Blatter no me sobornó".

Agregó que "Blatter sabe por qué cayó. Si alguien más lo sabe, ese soy yo".

Blatter desconcertó al mundo del futbol el 2 de junio cuando anunció su intención de renunciar tan solo cuatro días después de que los delegados del Congreso Mundial de la FIFA lo eligieran presidente por quinta ocasión. Según el reglamento de la FIFA, lo más pronto que se puede elegir a un nuevo líder es cuatro meses después.

Según la extensa orden de sujeción a proceso que el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó en mayo, Warner (exvicepresidente de la FIFA y uno de los nueve funcionarios de la organización a los que se consignó la semana pasada) está acusado de aceptar un soborno de 10 millones de dólares para votar a favor de que el Mundial de 2010 se llevara a cabo en Sudáfrica.

El gobierno sudafricano niega haber pagado soborno alguno para asegurar el derecho de ser sede.

Funcionarios de la FIFA, acusados de aceptar 150 millones de dólares en sobornos

La FIFA está sumida en dos investigaciones en este momento.

La primera es una investigación penal suiza sobre la controvertida asignación de sedes para los mundiales de 2018 y 2022 que se concedieron a Rusia y a Qatar, respectivamente. Las autoridades han interrogado a unas cuantas personas, pero no han arrestado a nadie.

No han interrogado a Blatter en la investigación, declaró el fiscal general de Suiza la semana pasada.

La segunda es una investigación de Estados Unidos sobre presuntos delitos cometidos a lo largo de 24 años. Los fiscales estadounidenses emitieron órdenes de aprehensión contra 14 personas por delitos como lavado de dinero, fraude y delincuencia organizada.

Incluyen a funcionarios de la FIFA que aceptaron sobornos por más de 150 millones de dólares (unos 2,250 millones de pesos) a cambio de "derechos lucrativos de publicidad y medios" en los torneos de futbol.

El escándalo ha causado que se especule si Rusia o Qatar perderán el derecho de celebrar su propio Mundial si se demuestra que hubo un delito.

El secretario de Cultura de Reino Unido, John Whittingdale, declaró el jueves ante la Cámara de los Comunes que Inglaterra está dispuesta a ser la sede del Mundial de 2022 si se lo quitan a Qatar.

"Es obvio que la FIFA nos pidió que consideráramos ser la sede, tenemos las instalaciones en este país y desde luego que pujamos de forma impresionante, aunque sin éxito, por ser la sede del Mundial de 2018", dijo.

Rusia ha insistido en que no hay razón para perder su derecho a ser la sede del Mundial de 2018.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Alexei Sorokin, presidente del comité organizador del Mundial Rusia 2018, dijo al diario británico The Guardian que "no tenemos miedo a nada. Organizaremos el Mundial. Si alguien quiere quitárnoslo, es problema suyo".

Con información de Larry Register y Patrick Sung.

Ahora ve
“Salí con ayuda de venezolanos”, narra desde Brasil la exfiscal Luisa Ortega
No te pierdas
×