De sastre de una prisión de Nueva York, a cómplice en la fuga de dos reos

Joyce Mitchell llevaba una estrecha relación con uno de los internos que escaparon de una prisión de Nueva York la semana pasada
joyce mitchell
joyce mitchell  joyce mitchell
Autor: Ray Sanchez, Greg Botelho y Faith Karimi
(Reuters) -

Una empleada del área de sastrería de la prisión de Nueva York que presuntamente ayudó en la fuga de dos internos condenados por homicidio, fue acusada el viernes por promover el contrabando en prisión y facilitar a los hombres el escape.

Mitchell supuestamente proporcionó a Richard Matt y David Sweat las herramientas para cortar a través de la pared de celdas para su escape la semana pasada.

"La acusada lo hizo intencionalmente... al introducir ilegalmente hojas de serrucho, cinceles, un punzón y un pedazo de desartornillador, peligroso contrabando, a las instalaciones de la Correccional Clinton Correctional", apunta la corte.

De ser condenada, le esperan hasta ocho años tras las rejas.

Mitchell fue suspendida sin pago de su trabajo, indicó el departamento de Correccionales y Supervisión Comunitaria de Nueva York. 

Desde que se descubrió la fuga de los criminales Richard Matt y David Sweat el sábado pasado, las autoridades identificaron a Mitchell como posible cómplice del escape. Su celular fue utilizado para hacer llamadas a personas relacionadas con Matt, de acuerdo con una fuente.

Mitchell dijo a los investigadores que Matt la había hecho sentir "especial", a pesar de que no especificó si estaba enamorada de él, dijo una fuente cercana a la investigación.

El esposo de Mitchell y también trabajador en la prisión, Lyle Mitchell, también se encuentra bajo investigación, anunciaron las autoridades.

Joyce Mitchell dio hojas de sierra, brocas y gafas protectoras a los internos Richard Matt y David Sweat antes del escape, dijeron las fuentes.

Lee: Helicópteros y herramientas: escapes asombrosos de prisión

Mitchell los "proveyó con equipo o herramientas" mientras su esposo "posiblemente estuvo involucrado o al menos tenía conocimiento" del escape, dijo el abogado de distrito del condado de Clinton, Andrew Wylie, a CNN. 

Lyle Mitchell no ha sido arrestado ni le han presentado cargos. Los familiares de Joyce Mitchell niegan que ella haya hecho algo incorrecto.

Su esposo trabajaba en el departamento de mantenimiento del bloque de edificios donde su esposa trabajaba, dijo Wylie. Lyle Mitchell trabajaba en la cárcel desde 2005 como supervisor de entrenamiento, al igual que su esposa, de acuerdo con los registros estatales.

Las hojas de sierra y otros artefactos entregados a Matt fueron comprados a lo largo de los últimos meses, de acuerdo con fuentes cercanas a la investigación.

Matt y Sweat utilizaron herramientas eléctricas para atravesar la pared de las celdas. Entre sus instrumentos se encontraban una placa de acero y un tubo de vapor. A pesar del tiempo y el esfuerzo invertido, las autoridades no se dieron cuenta hasta que revisaron los dormitorios a las 5:30 horas del sábado.

La policía cree que los fugitivos siguen juntos tras el escape, indicaron dos fuentes.

El perímetro de búsqueda fue establecido, indicó una fuente, luego de que un oficial viera a alguien entrar en un área boscosa el miércoles.

Los planes de los prófugos

Los internos conocían a Mitchell por su trabajo como en el área de sastrería de la prisión. Las autoridades habían recibido una queja sobre la cercanía entre ambos, pero no se encontraron pruebas para determinar el nivel de relación que sostenían. 

Sin embargo, luego de que presuntamente prestara su celular para ayudar con la fuga, Mitchell se arrepintió. De acuerdo con las autoridades "ella no ejerce su derecho a solicitar un abogado, sino que voluntariamente nos busca cada día para ayudar en la investigación", indicó Wylie. 

Se cree que Matt y Sweat viajaron a Canadá, cuya frontera se encuentra a 30 kilómetros de la prisión de máxima seguridad de donde huyeron. Las autoridades en Texas también piensan que los prófugos pueden dirigirse a México.

"Matt conoce a personas de ambos lados de la frontera que permiten el tránsito de ilegales". 

Los perros siguen el rastro

Los equipos de búsqueda siguen la pista de Matt y Sweat. Los perros de rastreo percibieron el rastro de ambos prisioneros en el poblado de Cadyville; los hombres pudieron estar buscando comida en los botes de basura. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El perímetro de búsqueda se cerró cerca del sitio donde se percibió la esencia de los forajidos entre la noche del jueves y el viernes. 

"El perímetro se sigue cerrando", dijo el abogado de distrito el viernes. "Esperamos que esto sea efectivo para llevar a los dos hombres ante la justicia". 

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×