El cuartel de Policía de Dallas es atacado con armas de fuego y explosivos

Ventanas del edificio policial se rompieron en el tiroteo, pero no se reportaron heridos; el sospechoso recibió disparos del equipo SWAT
dallas tiroteo  dallas tiroteo
Autor: Ben Brumfield y Joe Sutton
(Reuters) -

Un sospechoso que abrió fuego contra el edificio del cuartel general de la Policía de Dallas, Texas, la madrugada de este sábado, y huyó a bordo de una furgoneta blindada, fue abatido por el equipo SWAT, informaron las autoridades de la ciudad.

Los oficiales persiguieron al sospechoso mientras este subía a la furgoneta, después de disparar contra el cuartel. Impactos de bala fueron encontrados no solo en carros del equipo, sino en la recepción de la estación, el mostrador de información, un helicóptero que está adentro del edificio como pieza de museo, y en el segundo piso del edificio, dijo el jefe de la policía de Dallas, David Brown.

Cuando el atacante se dio a la fuga en una furgoneta blindada intercambió disparos con los policías, embistió con su vehículo a una de las patrullas y después se alejó de la sede de la policía.

Los uniformados rodearon la camioneta blindada en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida cercano. Dentro estaba el individuo que al parecer la conducía.

El hombre dijo llamarse James Boulware. Tenía antecedentes de violencia doméstica y los agentes creen que el ataque fue premeditado. La policía descartó que fuera parte de un ataque terrorista.

“(La policía) cree que el sospechoso planeaba matar a los oficiales y se tomó el tiempo para descargar esa arma en múltiples ocasiones para lograr” esta meta, dijo Brown.

Los francotiradores del equipo SWAT “dispararon al sospechoso… a través del parabrisas de la furgoneta, golpeando al sospechoso”, dijo la mañana de este sábado el jefe de la policía.

La policía pudo confirmar su muerte hasta esta tarde, con un escuadrón de bombas inspeccionando el vehículo en el estacionamiento de un restaurante en Dallas, dijo Brown en conferencia de prensa.

Debido a que Boulware aseguró que su camioneta “estaba equipada con explosivos”, las autoridades realizaron una revisión tras el tiroteo, encontrando por lo menos un paquete con bombas caseras programadas para detonar con el contacto.

"(Un agente) durante la búsqueda, casi se tropieza con ella. De haberla tocado, no habría sobrevivido", señaló Brown a la prensa. 

El paquete estalló cuando un equipo de robots intentaron removerlo de su sitio la mañana del sábado. 

"Un joven con muchos conflictos"

La exmujer de Boulware, Jeannine Hammond, declaró por escrito que el sospechoso era "un joven con muchos conflictos" y que el ataque pudo ser motivado por la pérdida legal que tuvo.

Boulware tenía antecedentes de violencia familiar, por lo que en abril de este año perdió la custodia de su hijo James Boulware Jr. 

"Hubo tres casos de violencia familiar contra el sospechoso que resultaron en la pérdida de la custodia" de su hijo, señaló Brown. 

La policía también informó que Boulware amenazó a varios jueces del caso después de la resolución que lo alejaba de su hijo. 

La jueza Kim Cook, quien recibió amenazas telefónicas de Boulware, dijo que "no me sorprende que pasara algo así. Sabía que iba a hacer algo, pero pensé que el objetivo sería yo".

Cook aseguró que la policía se comunicó con ella tan pronto como ocurrió el tiroteo. 

"Él en verdad amaba a su hijo", dijo. Añadió que se desconoce el paradero del hijo de Boulware y de su madre. 

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×