La casa de Hemingway en Cuba será restaurada con materiales de EU

El objetivo del proyecto conjunto estadounidense y cubano es restablecer miles de documentos del ganador del Nobel
El hogar del premio Nobel cerca de La Habana, donde Hemingway escribió 'El viejo y el mar'
El hogar del premio Nobel cerca de La Habana, donde Hemingwa  El hogar del premio Nobel cerca de La Habana, donde Hemingway escribió 'El viejo y el mar'
Autor: Patrick Oppmann
(Reuters) -

La casa de Ernest Hemingway cerca de la Habana podría recibir pronto una infusión necesaria de materiales de construcción desde Estados Unidos.

Una fundación estadounidense que está encargada de restaurar el hogar cubano del legendario escritor firmó el sábado un acuerdo con el gobierno cubano para -por primera vez- importar materiales de construcción directamente desde Estados Unidos para ayudar en los esfuerzos de preservación de la casa.

El proyecto conjunto estadounidense y cubano edificará un taller de construcción junto al hogar de Hemingway en Cuba para restablecer y mantener miles de documentos del famoso escritor, que están en borradores y cartas.

“Es histórico, desde los años 50 que no se ha construido un edificio en Cuba con materiales estadounidense”, informó Mary-Jo Adams,  directora ejecutiva de la Fundación Finca Vigia con sede en Boston, que adquirió su nombre en honor a la casa cubana en donde Hemingway escribió el libro por el que ganó el premio Nobel El viejo y el mar.

En una entrevista con CNN desde La Habana, Adams, indicó que la fundación ha recibido la aprobación de los gobiernos de Estados Unidos y Cuba para llevar unos 860,000 dólares (13 millones 199,022 pesos) en materiales estadounidenses para la nueva construcción.

En enero pasado, como parte de un cambio en la política de Estados Unidos y Cuba, el presidente de EU, Barack Obama, autorizó la exportación de materiales de construcción a la isla por primera vez desde que el gobierno estadounidense rompió relaciones con la isla luego de la revolución encabezada por Fidel Castro en 1959.

Adams dijo que el amor de Hemingway por Cuba creó un área rara en donde Estados Unidos y Cuba puedan cooperar, pese a las tensiones que aún siguen tras la era de la Guerra Fría.

En los últimos 22 años de la vida de Hemingway, el escritor tuvo como hogar una casa cerca de la Habana, en donde llevó a cabo maratones de escritura, fiestas y pesca. Desde su residencia, el autor entretuvo a sus compañeros escritores, diplomáticos y estrellas de Hollywood.

Hemingway dejó Cuba en 1961, poco después de que Estados Unidos y Cuba rompieron relaciones diplomáticas. Al sufrir de depresión, Hemingway se suicidó en Idaho ese mismo año.

Su viuda, Mary, donó la casa al gobierno cubano, que exhibe actualmente los libros, ropa e incluso una colección de lagartijas disecadas de Hemingway.

Pero el clima de Cuba fue destruyendo gradualmente el hogar y en 2005, la Fundación Finca Vigia comenzó a trabajar con el gobierno cubano para rescatar el hogar del escritor.

El embargo comercial de Estados Unidos hacia Cuba puso la relación en pausa, pero Adams dijo que el restablecimiento de relaciones entre ambos gobiernos promete que se pueda acelerar la restauración de la casa, así como sus escritos.

“Es un clima completamente diferente ahora”, dijo Mary-Jo Adams.

Como parte del proyecto de restauración, los expertos de la fundación ya lograron preservar y escanear miles de documentos de Hemingway, incluyendo la correspondencia del autor, recetas de cocina escritas a mano y borradores de sus libros.

"Hemingway era un estuche de monerías”, dijo Adams. “Escribía muchas cartas y casi siempre se dormía y no las enviaba. Esto brinda un vistazo de su proceso de escritura”.

Los documentos restablecidos se encuentran en Cuba pero la fundación transportó copias escaneadas a Boston en donde están exhibiéndose en la Librería Presidencial y el Museo John F. Kennedy de Boston.

Adams indicó que el taller de trabajo para la restauración planeada de los documentos incluirá áreas con clima controlado para preservar los escritos y protegerlos de daño futuro.

La experta informó que la fundación espera poder terminar con el taller en 2016.

“Necesitaremos enviar muchas herramientas hacia Cuba”, indicó Adams. “Martillos, desarmadores, clavos, todo. No existe algo como Home Depot en Cuba, así que vamos a llevar todo lo necesario”.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×