ISIS destruye dos antiguos santuarios musulmanes en Palmira, Siria

Una de las tumbas destruidas es la de un descendiente de Ali bin Abi Taleb, primo del profeta Mahoma, informaron autoridades sirias
La ciudad de Palmira, Siria, fue declarada Patrimonio de la  La ciudad de Palmira, Siria, fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO
(Reuters) -

El gobierno sirio confirmó este miércoles que en el último acto de vandalismo cultural de los extremistas sunitas, los combatientes de ISIS han destruido dos antiguos santuarios musulmanes en la antigua ciudad oasis de Palmira, en el desierto de Siria.

El mayo pasado, ISIS tomó el control de Palmira, un lugar nombrado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y que data de hace 2,000 años, lo que provocó temores en cuanto a la supervivencia del sitio.

Lee: EU considera a ISIS el nuevo líder de los grupos terroristas

Un correo electrónico enviado en nombre del jefe de antigüedades de Siria, Maamoun Abdulkarim, titular de la dirección general para Museos y Antigüedades (DGMA), decía que cuatro días atrás, por medio de la gente de Palmira, la institución había oído acerca de la destrucción del santuario.

"ISIS ha hecho estallar dos santuarios musulmanes antiguos en Palmira, y ha publicado fotos de este horrible crimen contra el patrimonio cultural sirio en Facebook", decía el comunicado.

Una de las tumbas destruidas es la de Mohammed bin Ali, un descendiente de Ali bin Abi Taleb, primo del profeta Mahoma, dijo la DGAM. Se encuentra ubicada en una zona montañosa a 4 kilómetros al norte de Palmira.

"Los militantes de ISIS también hicieron estallar el santuario de Shagaf, conocido como Abu Behaedin, una figura religiosa de Palmira que data de hace 500 años. El santuario se encuentra en el oasis a 500 metros de distancia del Arco del Triunfo de la antigua ciudad", decía el comunicado.

Imágenes publicadas en el sitio web de la DGAM muestran el polvo y los escombros que vuelan en el aire cuando los santuarios son destruidos.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos –un grupo de vigilancia con sede en Londres–, luego de las fotografías de Palmira que tomó ISIS, seguían las ejecuciones sumarias de muchos combatientes y residentes cautivos.

Palmira, también conocida como la "novia del desierto", es una exquisita colección de ruinas al noreste de Damasco, la cual alguna vez fue una ciudad monumental ubicada en una importante ruta comercial que unía a Persia, India y China con el Imperio romano.

Su historia como una importante ciudad de caravanas en la encrucijada de las civilizaciones antiguas se refleja en la ecléctica mezcla de los estilos arquitectónicos que se encuentran entre sus columnatas y templos.

El historiador y novelista británico Tom Holland describe el sitio como "una extraordinaria fusión de influencias clásicas e iraníes entremezcladas con diversas influencias árabes también".

La destrucción de Palmira no solo sería una tragedia para Siria, sería una pérdida para el mundo entero, le dijo a CNN el mes pasado.

"Esto no sólo se trata de la historia del Oriente Medio, estas son las fuentes de toda la cultura a escala mundial. Mesopotamia, Iraq, Siria, esta es la fuente de la civilización mundial. Realmente no podrían existir mayores intereses en términos de conservación".

Ruth Hetherington y Mairi Mackay de CNN contribuyeron con este reportaje

 

Ahora ve
A 100 metros de altura, Jeff Bezos inaugura la nueva granja eólica de Amazon
No te pierdas
×