Más de 1,000 personas han muerto en Pakistán por una ola de calor

Las temperaturas en la provincia de Sindh han alcanzado los 44.8 grados, por lo que más de 7,000 personas han tenido que ser atendidas
Pakistán
Pakistán, calor  Pakistán
(Reuters) -

El calor implacable no da tregua en Pakistán. La cifra de muertos por la ola de calor sofocante en la provincia de Sindh superó los 1,000 este jueves, dijeron funcionarios a CNN.

Afuera de las morgues de la ciudad hay cadáveres cubiertos de moscas. En el interior, los cuerpos son amontonados.

Los hospitales están desbordados, contando con los voluntarios y donantes para hielo, agua e incluso camas de repuesto.

Hospitales saturados

En el Centro Médico Jinnah Post Graduate, en Karachi, un flujo constante de víctimas que sufren de deshidratación y víctimas de accidentes cerebrovasculares elevaron los números más allá de su capacidad.

Los abrumados médicos y enfermeras hacen lo que pueden. El hospital ha atendido a más de 7,000 personas en los últimos cuatro días.

Pero con suministros limitados, el hospital administrado por el gobierno se apoya en voluntarios y donantes, incluso para las necesidades básicas, dicen.

Familiares atienden a muchos de los pacientes, secándoles la frente con esponjas y tratando de mantenerlos frescos con toallas húmedas y sucias.

"Me sentía débil y mi corazón se hundió", dijo un anciano a CNN.

En la morgue Edhi, también en Karachi, la situación es aún peor.

El olor es insoportable y los frecuentes cortes de energía de las redes eléctricas impiden controlar la temperatura adecuada en la hacinada instalación.

Un cartel escrito a mano fuera dice que la morgue ya no tiene capacidad.

Calor brutal

Karachi suele ser muy calurosa en esta época del año, justo antes de las lluvias del monzón que llevan un alivio a la zona.

Lee: 6 propuestas del papa para revertir el cambio climático 

La ola de calor comenzó el pasado viernes. Para el sábado las temperaturas habían alcanzado los 44.8 grados centígrados, la más alta registrada en el país en los últimos 15 años.

El domingo se redujo ligeramente a 42,5 grados.Se espera que las temperaturas bajen en los últimos días de la semana.

Las obligaciones Ramadán añaden presión

Los ciudadanos de este país predominantemente musulmán están celebrando el Ramadán, el mes sagrado cuando fieles musulmanes en todo el mundo ayunan desde el amanecer hasta la puesta del sol.

Esto significa que, en medio de estas altas temperaturas, los pakistaníes están sin agua y comida durante el día.

Lee: El cambio climático también es un tema de salud pública: Obama

Para empeorar las cosas, Karachi está lidiando con frecuentes cortes de energía, ya que las redes eléctricas no son capaces de seguir el ritmo de la demanda en una ciudad de 20 millones de habitantes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El mes pasado, una ola de calor azotó a India, causando la muerte de más de 2,000 personas. 

Sophia Saifi reportó desde Islamabad y Karachi, y Zille Hyder contribuyó desde Karachi

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×