El último acto de Arnold Schwarzenegger como gobernador, uno polémico

El exgobernador de California redujo la sentencia del hijo de un legislador demócrata acusado de homicidio
Schwarzenegger dará detalles de su infidelidad
Autor: Kyung Lah y Jason Kravarik
(Reuters) -

En Hollywood no hay mejor forma de ver a las estrellas que en el estreno de una película. Así que una tarde de domingo a finales de junio, el sol de verano no impidió que miles de fans esperaran ver una desde Hollywood Boulevard.

Era el estreno de Terminator: Génesis y solo importaba una estrella: Arnold Schwarzenegger. El exgobernador de California estrechó la mano de los asistentes, firmó autógrafos y posó para algunas selfies. Es la clase de atención personalizada que Fred y Kathy Santos desearían que Schwarzenegger les pusiera, ya que afirman que le robó la justicia a su hijo muerto.

"Hace de héroe en sus películas, pero en la vida real no es un héroe. Es un político corrupto", dijo Fred Santos.

Minutos antes de que terminara su gubernatura, Schwarzenneger emitió su acto final: redujo la sentencia de Esteban Núñez, el adolescente que se declaró culpable de matar a puñaladas a Luis, el hijo de Santos, en 2008.

No es nada nuevo que un gobernador conceda perdones. Pero ni la familia Santos ni los fiscales del condado de San Diego sabían qué ocurriría, por lo que ni siquiera tuvieron la oportunidad de hacerse oír. Se enteraron por medio de un comunicado de prensa y de la llamada telefónica de un reportero.

"Apuñalaron a mi hijo en el corazón cuando estaba vivo", contó Fred Santos a CNN. "Schwarzenegger lo apuñaló por la espalda luego de que lo mataran".

Al principio, Fred Santos se preguntó por qué el gobernador estaría interesado en su caso. Pero en el fondo, lo sabía. Santos temió que había influencias políticas desde el principio… incluso desde que supo que Esteban Núñez no era cualquier asesino acusado.

Es hijo de Fabian Núñez, el demócrata más poderoso de California y un aliado político del gobernador. Para muchas personas, entre ellas la fiscal de distrito del condado de San Diego, Bonnie Dumanis, el perdón sorpresivo de Schwarzenegger sonaba a que Núñez estaba cobrando un favor.

"Creo que fue una complicidad política en la peor de sus manifestaciones".

El hijo del presidente de la Asamblea de Representantes y un crimen violento

Cuando Fabián Núñez asumió el cargo de presidente de la Asamblea de Representantes de California, en 2004, su hijo estaba a su lado. Esteban Núñez tenía 15 años y tenía cara de bebé… parecía tímido, nada qué ver con el adulto musculoso y tatuado que se describió en los expedientes judiciales, cuatro años después.

Era octubre de 2008 y los fiscales afirmaban que Esteban Núñez y Ryan Jett acicateaban su ira con alcohol. Les acababan de negar la entrada a una fiesta de una fraternidad cerca del campus de la Universidad Estatal de San Diego (ninguno de ellos estudiaba allí) y buscaban venganza. Los muchachos originarios de Sacramento presumían que iban a mostrarles cómo se hacían las cosas en Sac Town, según los expedientes judiciales.

"Decidieron que quemarían una casa de fraternidad o que apuñalarían a alguien", dijo Dumanis.

Armados con cuchillos, caminaron por las calles a las dos de la mañana hasta que encontraron a Luis Santos y a un amigo. Después de un altercado, Luis llamó a otros amigos, quienes corrieron en su ayuda.

"Fue un pleito, básicamente, en el que apuñalaron a dos de los muchachos. A uno lo dejaron en coma", dijo Dumanis. "Apuñalaron a Luis y a otro le dieron en el ojo".

"Mi amigo se está muriendo, mi amigo se está muriendo", gritó un amigo de Luis a un operador de los servicios de emergencia.

"Quédate despierto, Luis; quédate despierto", sollozaba otro amigo.

Lee: Lo bueno y lo malo del gobierno de Arnold Schwarzenegger en California

Un cuchillo atravesó el ventrículo izquierdo del corazón de Luis. Murió en el lugar.

Más tarde, esa misma noche, Núñez, Jett y otros dos muchachos subieron a un auto y se dirigieron al norte, hacia Sacramento. El video de la cámara de seguridad de una tienda capturó a Núñez y a Jett saliendo de la tienda con un vaso grande que llenaron con gasolina que usaron para quemar sus armas y su ropa ensangrentada; luego arrojaron las cosas al río Sacramento y acordaron que nunca hablarían del incidente.

Sin embargo, los testigos ayudaron a la Policía a identificar a los cuatro sospechosos, y dos de ellos no se quedaron tan callados. Ambos señalaron a Núñez y a Jett y recibieron libertad condicional a cambio de su testimonio.

Dos meses después de que les avisaran por teléfono que su hijo había muerto, el teléfono volvió a sonar en la casa de Fred y Kathy Santos. Los presuntos asesinos de su hijo estaban tras las rejas y un reportero les preguntó: ¿Cuál fue su reacción al saber que el hijo de Fabian Núñez fue arrestado por el asesinato de Luis?

"Me preocupaba que la política interfiriera con la justicia en el sistema legal", dijo Fred Santos a CNN.

Aunque le aseguraron que el sistema no cedería ante la política, Santos cuenta que creció en Asia, en donde "los políticos son corruptos".

"Pregunté si el juez era demócrata", dijo, ya que creía que el poder de Fabian Núñez en ese partido influiría en el caso.

El juez era republicano. Sin embargo, con el tiempo, el juez sería la menor de las preocupaciones de Santos.

De enemigos a amigos

Para cuando acusaron a Esteban Núñez de asesinato, su padre ya había interferido en los primeros años de la gubernatura de Arnold Schwarzenegger. El gobernador republicano trató de neutralizar a Núñez y a los demócratas al pedir demasiadas elecciones especiales para sus proyectos, cosa que fracasó.

"He de decirles que las cosas se hacen de forma muy torpe en el primer piso", dijo Núñez a los reporteros alguna vez, refiriéndose a la oficina del gobernador.

Schwarzenegger regresó el golpe en unas conversaciones privadas que se grabaron y más tarde se dieron a conocer a los medios noticiosos.

"Fabian es más un operador político", dijo a su equipo, aparentemente ignorante de que lo grababan. "No tiene tanta pasión por las cosas específicas que defiende".

Lee: Schwarzenegger solicita el perdón para una mexicana deportada

Pero como sus políticas se venían abajo en Sacramento, Schwarzenegger anunció que cambiaría de estrategia en su informe anual de actividades; reconoció que había cometido errores y se comprometió a colaborar con Núñez y los demócratas. La táctica resultó beneficiosa para ambas partes. Ambos se mantuvieron unidos cuando California promulgó una ley con la que se creó el salario mínimo más alto de Estados Unidos, lo que fue una de las muchas victorias de una amistad política recientemente consolidada.

En 2008, Schwarzenegger no se involucró públicamente en los problemas personales de Núñez. Fabian Núñez prefirió llamar a sus amigos demócratas para respaldar la credibilidad de su hijo, quien se enfrentaba a un cargo de homicidio premeditado y peleaba por que le redujeran el monto de la fianza. Antonio Villaraigosa, líder sindical, asambleísta retirado y entonces alcalde de Los Ángeles, envió cartas al juez.

En papel membretado del ayuntamiento, Villaraigosa escribió que había compartido la mesa con Esteban varias veces y que era "un joven bueno y recto".

"Ya recurrieron al alcalde para intentar influir en el juez", dijo Fred Santos. "Ninguna persona poderosa hablaba a favor nuestro. Solo somos personas comunes".

El acuerdo

En 2010, Esteban Núñez y Ryan Jett estaban por ser juzgados por homicidio. Si los condenaban por homicidio calificado, los sentenciarían a entre 25 años de prisión y cadena perpetua. Una condena por homicidio doloso significaría entre 15 años y cadena perpetua.

En ese entonces, mientras la selección de jurados estaba en marcha, ocurrió el siguiente giro del caso: les propusieron a Núñez y a Jett un trato. Si ambos se declaraban culpables de homicidio simple, purgarían una condena máxima de 16 años de prisión. A la familia Santos le pareció demasiado corta, pero se hará justicia y pondría fin a años de dolor futuro.

"Así no pasaremos el resto de nuestra vida en el juzgado… oyéndolos pelear por su apelación si los encarcelan", dijo Fred Santos.

Para Dumanis, la fiscal de distrito, también serviría para eliminar el único impedimento en un caso que de otra forma estaba definido: demostrar quién apuñaló a Luis.

Lee: Schwarzenegger 'admite' el terrible error que cometió, dice una fuente

Las declaraciones de los testigos apuntaban a que Jett había matado a Luis, mientras que Núñez había apuñalado a los otros dos chicos que habían sobrevivido. ¿Era eso suficiente para acusar de homicidio doloso o calificado a Esteban Núñez? La cuestión no necesitaría respuesta si todas las partes llegaban a un acuerdo. Núñez y Jett se declararon culpables de homicidio simple.

"No podía creer que estuvieran regalando el caso", dijo a CNN Rick Clabby, quien en ese entonces era vicefiscal de distrito.

Clabby está retirado y cree que las pruebas eran lo suficientemente sólidas como para condenarlos por homicidio doloso. "También acusamos a Núñez de conspiración", dijo Clabby. "No importaba si el jurado no podía decidir quién lo había apuñalado".

Sin embargo, Dumanis recalcó el costo emocional que el caso había tenido en las víctimas y aprobó el trato.

Como parte del trato, Núñez reconoció que sus actos causaron la muerte de Luis Santos. Sentenciaron tanto Núñez como a Jett a 16 años de prisión.

La familia Santos consideró que era "una satisfacción amarga"; pensaron que los asesinos confesos de su hijo se irían discretamente y pagarían por sus delitos, conformes con el trato que acababan de hacer.

"Si hubiera sabido lo que iba a pasar, nunca hubiera cuajado ese trato", dijo Dumanis.

El acto final del gobernador

El 2 de enero de 2011, seis meses después de que enviaran a prisión a los asesinos de su hijo, el teléfono volvió a sonar en la casa de Fred y Kathy Santos. Era otro reportero.

"Es la historia de nuestra vida; un reportero llama a la casa y me da información", dijo Kathy Santos.

Esta vez le informaron sobre el sorpresivo perdón e inmediatamente buscó más información en internet.

"Ahí estaba el rostro de Esteban", cuenta, "y una breve descripción de la sucia hazaña de Arnold".

Minutos antes de dejar la gubernatura, Schwarzenegger anunció que reduciría la sentencia en un comunicado de prensa por correo electrónico.

La sentencia de Esteban Núñez se redujo a la mitad. Podrían liberarlo en abril de 2016.

"Estaba tan molesta", cuenta Kathy Santos. "Esteban había recibido indulgencia, no tenía que rendir cuentas porque al parecer su padre lo libró".

Fabián Núñez ha negado públicamente que hubiera obligado a Schwarzenegger a hacerle un favor, pero tampoco se quejaba. Núñez ha sostenido repetidamente que perjudicaron a su hijo por estar emparentado con un legislador poderoso.

"Desde el principio, mi hijo fue el que llamó la atención en el caso", dijo niñez a la televisora KRA, filial de CNN, en 2011. Declinó las constantes peticiones de entrevista de CNN, pero poco después de que se publicara la versión inicial de este artículo, Núñez habló por teléfono con CNN.

"Esto ha pasado de ayudar e incitar a etiquetarlo como asesino", dijo Núñez sobre su hijo.

Lee: Arnaold Schwarzenegger inaugura un museo sobre su vida en Austria

Afirma que los comentarios de la familia Santos, de sus abogados y de los fiscales de distrito han dado al caso una narrativa conveniente: Esteban Núñez aceptó un trato y luego redujeron su sentencia a la mitad por influencia de su padre. Fabián Núñez dijo a CNN que en realidad, "el caso es más complicado" y que su hijo pidió clemencia para corregir los errores de una "fiscal de distrito exageradamente dedicada" y de un "juez conservador".

"Mi hijo no quería aceptar el trato" si significaba que tenía que aceptar 16 años de prisión", dijo Núñez. "Quería ir a juicio" para defender su postura de que Esteban no era ni de lejos el agresor que la fiscalía pintaba.

"Se trataba de una pelea entre un nutrido grupo" de gente, dijo Fabián Núñez, quien agregó que los dos sospechosos a los que se otorgó libertad condicional a cambio de su testimonio "habían sido tan responsables como mi hijo".

En una carta que dirigió al tribunal para objetar la sentencia, Fabián Núñez afirmó que el juez se excedió en sus facultades al condenar a Esteban a los 16 años porque su hijo, a diferencia de Jett, "no tenía antecedentes penales" y Esteban "no había lastimado al Sr. Santos", refiriéndose al testigo que afirmó que Jett había infligido la herida letal.

Fabián Núñez siguió afirmando que el juez había engañado a su hijo al "decirles que trataría a Esteban de forma diferente" a Jett.

"Le dijo una cosa al abogado en su oficina y luego salió al juzgado y dijo otra cosa", dijo Fabián Núñez a CNN.

Lee: Hasta la vista, baby! Una aplicación usa la voz de ‘Terminator’ para GPS

Los fiscales sostienen que advirtieron a Esteban en el juzgado que lo sentenciarían a 16 años.

El juez negó haber hecho declaraciones contradictorias y se negó a reconsiderar la sentencia.

Esteban Núñez y sus abogados siguieron peleando hasta el 6 de diciembre, cuando presentaron una moción para poner fin a su apelación.

Menos de un mes después, Núñez recibió clemencia.

"Creo que la sentencia de Núñez es excesiva", escribió Schwarzenegger en su carta de perdón, en la que citó la falta de antecedentes penales y la incapacidad de demostrar que Núñez había apuñalado a Santos.

"Fue una traición total al sistema de justicia y a la equidad", dijo Dumanis, la fiscal de distrito, quien se pregunta si Núñez habría enviado una solicitud de clemencia al gobernador. El abogado de Núñez, Charles Sevilla, dijo a CNN que lo hizo, pero se negó a darla a conocer.

Al final de su mandato, Schwarzenegger ordenó que todos los expedientes de clemencia quedaran sellados por 25 años (ese no es necesariamente un acto inusual. El predecesor de Schwarzenegger, Gray Davis, hizo lo mismo).

Schwarzenegger hizo comentarios sobre el caso una sola vez, para la revista Newsweek: "Hay críticas. Creo que se debe solo a nuestra relación de trabajo y todo eso. Tal vez fue como si dijeran: 'por eso lo hizo'. ¡Pues claro! Quiero decir, claro que ayudas a un amigo".

Fabián Núñez dijo a CNN que Schwarzenegger le dijo que habían "sacado de contexto" los comentarios. Con todo, la abogada de la familia Santos, Nina Solarno, estaba indignada.

"Tomó un favor político y jugó a ser Dios, le arrebató la justicia a esta familia", afirmó Solarno, quien también forma parte de la mesa directiva del grupo de defensa de derechos de las víctimas, Crime Victims United.

En una carta privada a la familia Santos, Schwarzenegger escribió: "Reconozco que la naturaleza súbita de mis actos finales como gobernador no les dio aviso ni tiempo de prepararse o para absorber el impacto de esta decisión. Por ello, les ofrezco disculpas".

Era una disculpa que la familia Santos no podía aceptar.

Enfrentarse a Terminator

Mientras Arnold Schwarzenegger regresaba a Hollywood en 2011, Fred y Kathy Santos regresaban al juzgado. Junto con el fiscal de distrito del condado de San Diego, presentaron una demanda en la que afirman que Schwarzenegger violó la Ley de Marsy, que dispone que los familiares de las víctimas tienen derecho a hablar en todos los procedimientos relacionados con su caso.

Era la última oportunidad de Dumanis para mantener tras las rejas a Esteban Núñez y reparar el daño que había causado lo que para ella era un terremoto que sacudía a todo el sistema.

"Cuando un gobernador reduce una sentencia con tal flagrancia política, todas las personas que están en el sistema se dan cuenta de que sus (tratos) no están a salvo", dijo Dumanis.

Aunque estuvieron de acuerdo en que la maniobra de Schwarzenegger había sido "sumamente injusta" y que "merecía censura", dos jueces distintos llegaron a la conclusión de que no había sido ilegal y que la Ley de Marsy solo se aplicaba a audiencias de libertad bajo palabra, no a la clemencia del gobernador.

Por ahora, Schwarzenegger había ganado. Pero ni los Santos ni los fiscales de San Diego se dieron por vencidos.

Lograron reformar la ley estatal, que ahora dispone que los gobernadores de California den aviso a las víctimas y a los fiscales al menos 10 días antes de otorgar clemencia. Eso asegurará que el caso de Luis Santos no se repita, aunque no impedirá que liberen a Esteban Núñez.

Ahora, la familia Santos recurrirá a la Suprema Corte, pero saben que el tiempo se agota.

"Esteban va a salir antes de que podamos comparecer ante la Suprema Corte", reconoció Solarno. "Ahora queremos que se reconozca que les arrebataron sus derechos a los familiares, que debieron haberlos oído y que de este día en adelante, tu caso va a sentar precedente para que oigan a otras víctimas".

Arnold Schwarzenegger no respondió a las solicitudes de entrevista formal de CNN y cuando CNN le preguntó sobre el caso en el estreno de la película Terminator: Génesis, en junio, no respondió.

"Como estamos aquí para promover la película, hablaremos de películas", dijo.

Lee: 'Terminator' cumple 30 años, ¿qué fue de sus protagonistas?

"Esa es la clase de persona que es", dijo Fred Santos. "Cree que el asesinato de una persona… es una noticia que está muy debajo de su nivel".

"Entiendo su dolor", dijo Fabián Núñez, quien agregó que rechazaron su intento de ponerse en contacto con la familia Santos.

"Puedo ver a mi hijo, pero ellos no pueden ver al suyo. Sin embargo, no me disculpo por pelear para que hicieran justicia a mi hijo".

Para Rick Clabby, el exfiscal, la familia Santos ha sido la víctima en muchas ocasiones en este caso.

"Fueron víctimas cuando asesinaron a su hijo; fueron víctimas cuando nuestra oficina tomó esta decisión estúpida, y fueron víctimas cuando el gobernador se alió con el Sr. Núñez", dijo Clabby a CNN.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, Fred y Kathy Santos dicen que seguirán peleando. No están seguros a dónde los llevará, pero saben que tienen que seguir intentándolo.

"No estábamos presentes para proteger a Luis, para impedir que lo mataran", dijo Fred Santos. "Esto es lo único que podemos hacer por él".

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×