Colombia y las FARC bajarán intensidad del conflicto y agilizarán la paz

La lucha interna de más de medio siglo en el país latinoamericano ha dejado unos 220,000 muertos
Los negociadores de las FARC y el gobierno colombiano se reunieron para agilizar el proceso de paz en el país sudamericano
Los negociadores de las FARC y el gobierno colombiano se reu  Los negociadores de las FARC y el gobierno colombiano se reunieron para agilizar el proceso de paz en el país sudamericano
| Otra fuente: Reuters

El gobierno de Colombia anunció este domingo que reducirá la ofensiva militar contra la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde el 20 de julio en respuesta a la decisión del grupo rebelde de declarar un cese al fuego unilateral, una estrategia conjunta para reducir la intensidad del violento conflicto.

El anuncio, hecho en un comunicado del gobierno y de las izquierdistas FARC, busca agilizar la negociación de paz que mantienen desde hace dos años y medio en La Habana, Cuba, y que enfrenta una crisis por un aumento de las hostilidades.

Los recientes ataques de las FARC contra oleoductos, torres de energía y carreteras, dispararon la desconfianza de los colombianos en el diálogo que busca acabar el conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado 220,000 muertos e impide un mejor desempeño de la cuarta economía de América Latina.

Los rebeldes aseguran que sus acciones han sido en respuesta a una escalada de los bombardeos militares contra ellos en las selvas y montañas de Colombia.

"El Gobierno Nacional a partir del 20 de julio pondrá en marcha un proceso de desescalamiento de las acciones militares, en correspondencia con la suspensión de acciones ofensivas por parte de las FARC", dijo el comunicado conjunto.

El gobierno y el grupo guerrillero se comprometieron "a acordar sin demoras" las condiciones para poner en marcha un cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, así como a hacer todos los esfuerzos necesarios para llegar sin demoras a la firma de un acuerdo final.

Y anunciaron que para avanzar en el tema del cese bilateral al fuego solicitarán el acompañamiento de un delegado del Secretario General de Naciones Unidas y otro de la presidencia de UNASUR, que contribuyan a poner en marcha la discusión sobre el sistema de monitoreo y verificación, así como a preparar la implementación.

“Paso importante”

Sin embargo, el jefe del equipo de negociadores del Gobierno, Humberto de la Calle, dijo que aunque se tomarán medidas para bajar la intensidad al conflicto de acuerdo con el desarrollo del cese unilateral de la guerrilla, las Fuerzas Militares no renunciarán a combatir a los grupos ilegales que pretendan presionar a la población civil con las armas.

"Debe quedar claro que la posibilidad de iniciar el cese bilateral definitivo dependerá además, de los resultados en los otros temas, especialmente justicia. Debemos estar seguros que en esas materias hay aproximaciones sustanciales", sostuvo de la Calle en una declaración a periodistas en La Habana.

El Gobierno sostiene que la negativa de las FARC a confesar sus crímenes, pedir perdón a las víctimas y pagar las condenas así sea con penas alternativas a la cárcel, es el principal obstáculo de la negociación, que pese a las crisis y altibajos ha logrado más avances que los esfuerzos previos por poner fin a la confrontación.

"Anuncios de negociadores en La Habana son un paso importante para avanzar en acuerdos", dijo Santos en su cuenta de Twitter.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las partes han logrado acuerdos para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, facilitar la conversión de la guerrilla en un partido político, combatir el narcotráfico, sobre el desminado y para la creación de una comisión de la verdad.

Actualmente buscan un acuerdo sobre compensación de las víctimas. 

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×