Scott Walker anuncia que va por la nominación presidencial republicana

El gobernador de Wisconsin se suma a los aspirantes republicanos que buscarán la presidencia de Estados Unidos en 2016
Clinton "desilusionada" de Trump y republicanos
Autor: Terence Burlij y MJ Lee
(Reuters) -

Scott Walker, el fenómeno político que saltó a la fama de Estados Unidos por su oposición a los sindicatos en estados obreros, tuiteó la mañana de este lunes que buscará la nominación republicana a la presidencia.

"Estoy adentro. Me postulo para presidente porque los estadounidenses merecen un líder que luche y gane para ellos", dijo Walker, añadiendo sus iniciales "SW", lo que indica que fue escrito por él y no por su equipo.

Walker también publicó un video en el que destaca su historia política y por qué piensa que sería el mejor candidato a la presidencia en 2016.

El anuncio lo hace horas antes de un evento programado para la tarde de este lunes en Waukesha, Wisconsin, donde el político de 47 años de edad, gobernador por segunda vez, confirmará el anuncio y resaltará su trayectoria.

En su primera incursión en una campaña presidencial, Walker —uno de los gobernadores más reconocidos y de polarización en el país— se ha convertido en un oponente potencialmente formidable para el exgobernador de Florida, Jeb Bush.

Un sondeo reciente ha mostrado a Walker como uno de los principales contendientes en la carrera presidencial, compitiendo estrechamente con Bush y otros republicanos prominentes, tanto a nivel nacional como en los estados de las elecciones primarias.

Lee: Bush y Trump ganan preferencias, pero Clinton arrasa

El gobernador opositor a los sindicatos ha estado cortejando a los donantes, viajado al extranjero y aumentado su perfil nacional al forcejear públicamente con el presidente Barack Obama en temas como el acuerdo nuclear con Irán.

Los próximos meses serán una prueba crítica para Walker. Después de su anuncio de campaña, el gobernador recorrerá el país, presentándose a los votantes en Nevada, Carolina del Sur, Nueva Hampshire y Iowa.

Antisindical

Pocos meses después de asumir el cargo en 2011, Walker firmó una medida para frenar el derecho de negociación colectiva de los empleados públicos, como un esfuerzo para asumir los "grandes intereses especiales del gobierno" y devolver el poder a los contribuyentes de Wisconsin.

La medida provocó una feroz reacción de los sindicatos y sus aliados progresistas, lo que provocó protestas masivas en el Congreso estatal en Madison.

Los conservadores en Wisconsin y de todo el país se lanzaron a la defensa de Walker, apoyándolo en un esfuerzo de destitución en 2012. Walker ganó la reelección por seis puntos en 2014, su tercera victoria en cuatro años en todo el estado.

Es esa experiencia, más que cualquier otra, la que ha ayudado a sentar las bases para la candidatura presidencial de Walker. En ese momento, Walker dijo que su victoria revocatoria demostró que "los votantes realmente quieren líderes que defienden y toman las decisiones difíciles".

Ese es un mensaje que Walker ha promovido en los últimos meses, mientras que también ha explorado una campaña presidencial, pidiendo al Partido Republicano buscar "un nuevo liderazgo" y alguien con "grandes ideas audaces, y con valor de actuar con ellas".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El veterano estratega republicano Kevin Madden, quien se desempeñó como asesor de la campaña presidencial de Mitt Romney en 2012, dice que los esfuerzos antisindicales de Walker le ayudaron a pulir sus credenciales conservadoras, demostrando su habilidad para enfrentar "el estado nacional (demócrata)” y derrotarlo en tres ocasiones.

Lee: Inmigración, un tema incómodo para los republicanos

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×